Verano 2021: Colores, tendencias y moda en la red

¿Quién decide los colores del verano? ¿Conoces el Pantone Color Institute? Te explicamos por qué encuentras lo que encuentras en la calle y en las redes.

 

Ya estamos de lleno en verano y, como en cada cambio de temporada, aquello que llevaremos o veremos a pie de calle o en la playa ha sido estudiado meticulosamente por expertos que analizan las tendencias. Hoy os queremos poner al día de las tendencias de este verano 2021, y lo haremos con tres pequeñas pinceladas: nos adentraremos en los colores actuales, revisaremos las predicciones de tendencias, y nos informaremos de cómo es la moda en la red.

El coral, el lila, el amarillo o el fucsia, los colores de moda del verano

¿Quién decide los colores de moda que vemos en las revistas, los que llevan las presentadoras de televisión, las influencers o los que veremos llevar a la gente durante la temporada de verano? Esto es trabajo de Pantone Color Institute, el centro de predicciones de tendencias y consultoría de los colores de Pantone. Ellos son, en gran parte, quienes marcan los colores que se llevarán. Cada temporada hacen un informe sugiriendo los diez colores principales y los cinco colores clásicos neutros a llevar.

Para este verano, Pantone apuesta por la vitalidad a través de colores vivos, como el amarillo anaranjado, el azul cielo, el azul marino, el marrón tierra, el verde claro, el verde mentolado, el coral, el lila, el amarillo y el fucsia. En cuanto a los clásicos de la temporada, proponen el azul ennegrecido, el gris, el crema, el color tierra y el verde sauce. Según dice Leatrice Eiseman, directora ejecutiva de Pantone Color Institute, los colores de este verano combinan la energía, la relajación y el confort a fin de mejorar nuestro estado de ánimo, aquello que posiblemente más necesitamos ahora mismo.

Tendencias para todos los gustos

Igual que en los colores, las tendencias de moda también se analizan y se preparan con antelación. Hay empresas que se dedican a hacer informes de lo que se llevará, anticipando dos años antes la moda que encontraremos a pie de calle. Según la analista y experta en predicción de tendencias Rosalina Villanueva, de WGSN -una empresa que se dedica exclusivamente a pronosticar tendencias-, este verano es tendencia la comodidad, el estilo futurista, el retro, el pop, el estilo marinero, los looks safari, los materiales evaporizados, los floreados, el minimalismo y los materiales respetuosos con el medio ambiente.

Redes sociales, la nueva incubadora de tendencias

Pero la moda no solo la encontramos en los colores que deciden Pantone o los analistas más expertos. La moda la encontramos también en las redes sociales. Todo navegante y con un poco de atención todo el mundo puede observar las tendencias más top de este verano: Los sombreros de pescador (bucket hat), las prendas de vestir y los complementos de ganchillo, la bisutería de colores, las alpargatas, las camisas XXL, las sandalias flip-flops, las bolsas de red, las piezas asimétricas, las bermudas, los cuadros Vichy, el “tie-dye” o los vestidos y la ropa de estilo ibicenco, son solo algunas tendencias de moda que podremos encontrarnos este verano, de acuerdo con la moda que se sigue en las redes sociales.

Recordamos finalmente que este verano la moda viene cargada de felicidad; no se trata de ser lo más moderno ni el que viste con las tendencias más actuales, sino de sacar de cada cual la personalidad y la energía más auténtica interpretada por medio de las piezas que llevamos. Y por último, que nadie se deje estos básicos de temporada: La sonrisa y el buen humor; que son la tendencia más al alza que siempre encontraremos, temporada detrás temporada.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Cultura

¿Operación Biquini?

2min lectura

¡No, gracias!

Comunidad

Brava Fabrics

4min lectura

De Barcelona al mundo

Sostenibilidad

Diseño de interiores

5min lectura

Para pisos pequeños y sostenibles



Os proponemos seis títulos que os acompañarán este verano y os permitirán conocer y vivir nuevas realidades sin moveros del sofá. Seis historias que nos transportan, nos hacen soñar, nos incomodan y nos hacen ser críticos con la sociedad, siempre sin perder la esperanza.

 

  • Wild Wild Country (Netflix)
    A principios de los años 80, el gurú indio Bhagwan Shree Rajneesh (Osho) llegaba a la pequeña localidad de Wasco County, en Estados Unidos, para construir la comunidad de Rajneeshpuram. Centenares de personas seguían sus pasos. Una historia verídica, con imágenes y testigos reales, que ilustra el ascenso y la decadencia de esta salvaje secta basada en el amor libre y la meditación que cambió la vida de este pueblo.

 

  • Small axe (Prime video / Movistar+)
    “Si vosotros sois el gran árbol, nosotros somos la pequeña hacha, afilada para cortaros”. Con esta canción de Bob Marley, el cineasta Steve McQueen da nombre a esta historia sobre la violencia racial de la comunidad afro-caribeña en el Reino Unido de los años 60. Coraje y lucha contra la opresión social e institucional relatados a través de cinco capítulos con cinco historias diferentes que no os dejarán indiferentes.

 

  • It’s a sin (HBO)
    Los años 80 y 90 fueron la época negra de la crisis del VIH. La serie se enmarca en este contexto para describir como se vivía la situación a través de los ojos de un grupo de jóvenes. Vitalidad, libertad e ingenuidad. Los años 80 se intuían como la era de los cambios, del neocapitalismo, de la entrada de nueva música, de nuevas libertades, pero ¿la sociedad avanzó al mismo ritmo? La irrupción de la enfermedad y la convulsión mundial que provocó también hizo crecer la homofobia. Una mirada que no deja de ser actual, en un mundo donde todavía no se ha erradicado ni la enfermedad ni el estigma.

  • The Underground Railroad (Prime Video)
    La pequeña pantalla acoge la adaptación de la novela de Colson Whitehead en este drama histórico de lucha contra la esclavitud. En el siglo XIX, se crea un ferrocarril que ayuda a los esclavos a escapar y los conduce hacia la libertad llevándolos a lugares seguros. Una historia dura pero con un relato fascinante.

 

  • When they see us
    Cinco jóvenes condenados por una violación que no cometieron. Una historia real que conmovió la opinión pública norteamericana y que ahora se explica al mundo entero a través de esta serie dura pero necesaria. Montajes policiales, presión social, mentiras y la necesidad de resolver el caso inmediatamente, independientemente de las pruebas. Desde su estreno el 2019 se ha posicionado como una de las joyas de Netflix que la crítica ha ovacionado.

 

  • Years and years (HBO / Movistar+)
    Describe una nueva realidad en el Reino Unido, prácticamente anticipando escenarios futuros. Un mundo inestablemente sujeto a cambios políticos, sociales y tecnológicos que harán evolucionar las vidas de los protagonistas hacia posiciones muy diversas. Seis capítulos narran la vida de la familia Lyons a lo largo de quince años en que el espectador se sentirá identificado y observará, incómodo, posibles escenarios que a todos nos puede tocar vivir, en el puro estilo Black Mirror.

 

Y para ti, ¿cuál es la serie del verano?

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Cultura

Las mejores series

7min lectura

Sobre el mundo financiero

Cultura

Libros imprescindibles

3min lectura

Para este verano

La comida es una parte esencial de cualquier viaje, tanto por lo que descubres en el lugar de llegada, como por lo que te llevas de casa. Repasemos lo básico para viajar con comida.

 

La importancia de la comida, sea por la base cultural o por la necesidad energética, hace que cuando viajamos nos enfrentemos a varios dilemas, como por ejemplo: ¿dónde comer? ¿Qué comer? ¿Comer en un restaurante o llevar la comida en una fiambrera, hecha en casa? ¿Comer antes de salir de casa o hacerlo cuando llegamos al destino?

Lo que hay que saber es que, elijamos la opción que elijamos, lo mejor que podemos hacer es viajar sin hambre. Es necesario que, antes de iniciar un viaje, salgamos de casa con el estómago lleno, puesto que esto nos hará estar optimistas y nos hará encarar cualquier problema que pueda surgir con más energía y positividad.

Me quiero llevar la comida. ¿Cómo lo tengo que hacer?

Una vez he decidido que me quiero llevar la comida, hace falta que sepa que, en función del medio de transporte que use, la tendré que transportar de diferente manera. Por ejemplo, si voy en avión desde un país de la Unión Europea hacia otro, no suelen existir restricciones a la hora de llevar alimentos en el avión. Podemos viajar con productos de origen animal, ya que se supone que los Estados miembros cumplen las normas veterinarias comunitarias. Si el viaje es fuera de la Unión Europea, será necesario consultar la normativa de cada país para saber si nos dejarán introducir o no nuestra comida y cómo hacerlo. 

En cambio, si viajamos en coche, lo que nos debe preocupar más es qué alimentos poner en la fiambrera para que una vez cocinados o elaborados mantengan sus propiedades, tanto de conservación como de sabor. Así pues, hay que mantener la fiambrera a la temperatura adecuada, siendo esta de un máximo de 5 ° para los alimentos fríos y de alrededor de 65 ° para los alimentos calientes. En caso de que no se pueda mantener el calor, es mejor refrigerar los alimentos y calentarlos antes de consumirlos. También hay que tener en cuenta recomendaciones como la conveniencia de utilizar preferentemente alimentos higienizados, curados en caso de los lácteos, y evitar preparaciones que contengan huevo crudo.

Somos lo que comemos

Tal como concluye el documento de la Fundació Alícia, La dieta Mediterrània un estil de vida actual, «la necesidad de recuperar la dieta mediterránea se ha convertido desde hace décadas en una reivindicación constante. Las diferentes investigaciones realizadas sobre las pautas alimenticias que caracterizan las sociedades desarrolladas de nuestro tiempo llevan a conclusiones sorprendentes: no nos alimentamos bien, tenemos acceso ilimitado a ciertos productos alimenticios, y en nuestra sociedad se detectan cada vez más estados de malnutrición importantes. Patologías propias de nuestro entorno —sobrepeso y obesidad, anemia, decalcificación y osteoporosis, caries, dolencias cardiovasculares, diabetes, retinopatías y degeneración macular, estreñimiento y trastornos digestivos y dolencias degenerativas como Alzheimer o cáncer— guardan, en muchos casos, relación con la alimentación que el paciente ha seguido a lo largo de su vida. Y la dieta puede ser, si no la causa, sí el detonante que desencadena el mal funcionamiento del organismo […]».

La cultura mediterránea

Los panellets, las castañas y los boniatos que se consumen por las festividades de Todos los Santos y del Día de los Difuntos; los turrones de Navidad; las tortillas y otras preparaciones propias del jueves lardero; los buñuelos de Cuaresma; los roscones de Reyes; la crema de Sant Josep; las cocas de las verbenas de San Juan y San Pedro; las monas de Pascua…

La historia de nuestra tierra va estrechamente ligada a la cultura mediterránea. Los mediterráneos compartimos características similares, una de las cuales es el hecho de disfrutar de la vida social alrededor de una mesa mientras disfrutamos de los platos y guisos que son presentados para ser degustados, cotorreando y haciendo jolgorio.

Nuestra cultura culinaria tiene sus orígenes en la época medieval. En Cataluña tenemos uno de los primeros recetarios y manuales de gastronomía y vinos de Europa, el Llibre de Sent Soví, del siglo XIII, que es un recetario medieval de autor anónimo. También, en palabras de Josep Pla, tenemos el primer best-seller del mundo culinario: es el Llibre del coch del siglo XVI, del maestro Robert de Nola, cocinero del rey Fernando de Nápoles. Hoy en día la cocina catalana es conocida y reconocida internacionalmente.

¿Cuál es el valor energético de un alimento?

El valor energético de un alimento es proporcional a la energía que se libera cuando este alimento se quema, en presencia de oxígeno. Esta energía liberada se mide en calorías.

Una caloría es la cantidad de calor necesaria para elevar un grado centígrado la temperatura de un gramo de agua. Es una unidad muy pequeña y, por esta razón, para los alimentos se acostumbra a usar un múltiplo, la kilocaloría (1 kcal = 1.000 calorías).

El cuerpo humano, cuando se encuentra en un estado de reposo absoluto y mantiene la temperatura corporal constante, consume una determinada cantidad de energía. Esta cantidad de energía se denomina tasa de metabolismo basal (TMB), y es la necesaria para mantener las constantes vitales. Para calcular la tasa diaria de metabolismo basal se utilizan las siguientes fórmulas:

  • Mujeres: TMB = 655 + 9,6 · P + 1,8 · T – 4,7 · E 
  • Hombres: TMB = 66 + 13,7 · P + 5 · T –  6,8 · E 

En estas fórmulas, P es el peso en kilogramos, T es la talla medida en centímetros y E es la edad en años.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

If you liked this article, we recommend you read:

Comunidad

Las compras de proximidad

3min lectura

Una apuesta por la economía sostenible y saludable

Cultura

Turismo sostenible

7min lectura

La apuesta que puede marcar el futuro mundial

El certamen patrocinado por 11Onze entrega los premios a los mejores vinos jóvenes y a las mejores propuestas enoturísticas

 

El sector vitivinícola catalán ha vivido una cita ineludible este viernes 9 de julio en el auditorio de Vilafranca del Penedès. Los Premios Vinari, los más prestigiosos del mundo del vino en Cataluña, han celebrado la gala de verano, buscando la normalización del sector a pesar de las precauciones anti-Covid.

El acto, organizado por Vadevi y presentado por María Almenar, ha reconocido los mejores vinos jóvenes y las mejores propuestas enoturísticas y, por tanto, ha aportado una información muy relevante a los consumidores de cara a la temporada de verano. Una representación del equipo de 11Onze, encabezada por la CEO, Natàlia Cugueró, estuvo presente en el acto con el objetivo de apoyar a una industria clave en nuestro país para la economía, el paisaje y la sostenibilidad.

Los Vinari han reconocido un total de 64 vinos, de los cuales 4 se han llevado el premio Vinari Gran Oro y recibirán un etiquetado distintivo que les hará reconocibles en las tiendas. Son los siguientes:

  • Mejor vino blanco joven: LaFou Los Amelers 2020, de LaFou Bodega (DO Terra Alta)
  • Mejor tinto joven: Black 2020 de la bodega MontRubí (DO Penedès)
  • Mejor vino rosado: Masía Freye Syrah Sumoll 2020, Vallformosa (DO Penedès)
  • Mejor vino espumoso joven (hasta 18 meses de crianza): Honor Cava Brut Ecológico 2019, Bodega Jan Vidal (DO CAVA)

La gala, maridada con la actuación del grupo de jazz The Summer Lovers, reunió a las instituciones catalanas en torno al vino. Además de Natàlia Cugueró, entregaron premios la alcaldesa de Rubí, Ana María Martínez; la directora general del Instituto Catalán de la Viña y del Vino, Alba Balcells; el alcalde de Vilafranca del Penedès, Pere Regull y la Consejera de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, Teresa Jordà.

En los Vinari también se escogieron las mejores propuestas enoturísticas:

  • Premio al mejor alojamiento enoturístico: Hotel BUIL & GINÉ la bodega BUIL & GINÉ, Gratallops (DOQ Priorat)
  • Premio al mejor proyecto de enoturismo en la categoría restauración y experiencia de maridajes: Jardín Restaurante El Celleret de Familia Torres, Pacs del Penedès (DO Penedès)
  • Premio a la mejor visita enoturística y experiencia de cata de vinos: Bodega Masia Serra, Cantallops (DO Empordà)

Si quieres conocer el resto de vinos y actividades enoturísticas premiadas a Vinari de verano, los encontrarás en este enlace.

 

Terminada la gala, los asistentes charlaban con mascarilla en el exterior del auditorio de Vilafranca. La sensación general era de satisfacción, con el deseo de que la pandemia permita entregar ya con total normalidad los próximos galardones. Las próximas citas de los Premios Vinará 2021 son el 13 de septiembre en la Bodega de Rubí y el 8 de octubre con la gran gala de otoño en Vilafranca del Penedès. 11Onze estará presente, junto al mundo del vino.

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Comunidad

Empresas de proximidad que inspiran

6min lectura

Cooperativa de Vinos CEVIPE

Economía

Ecología y economía, objetivo sostenible

4min lectura

El crecimiento económico tiene que respetar unas normas de sostenibilidad

Sostenibilidad

¿Pagarías más por un turismo sostenible?

4min lectura

Es el sector turístico con más crecimiento mundial



Este viernes 9 de julio los Premios Vinari reconocerán los mejores vinos jóvenes y propuestas enoturístiques del país. 11Onze estará presente como patrocinador principal.

 

Los Premios Vinari, organizados por vadevi.cat, galardonan los mejores vinos catalanes del año desde el año 2013. En esta edición, la primera comunidad fintech catalana, 11Onze, se suma al proyecto como patrocinador. El objetivo es dar a conocer la calidad de los vinos catalanes y apoyar a una industria clave de nuestro país.

Según datos de Prodeca, la industria vitivinícola tiene en Cataluña un volumen de negocio de 1.200 M € al año, y su estructura está formada por más de 600 bodegas embotelladoras, 8.359 viticultores y una superficie de 42.822 hectáreas, inscritas como DO catalanas. En cuanto a empleo, el sector da trabajo a 25.900 personas, entre viñedos, bodegas y servicios. Las exportaciones de este pasado 2020 han llegado a 522,13 M €, lo que representa el 4,57% de las exportaciones catalanas. Cataluña es y ha sido tierra de vinos, y según el INCAVI, el Instituto Catalán de la Viña y el Vino, el vino forma parte de nuestra cultura y tradición desde hace más de 2.300 años.

La gala de verano de los premios se celebra este viernes, 9 de julio de 2021, a las siete de la tarde, en el Auditorio de Vilafranca del Penedès, con la presencia de la directora general de 11Onze, Natalia Cugueró.

En esta novena edición de los Vinari, además de la gala de octubre, se hace una gala de verano anunciando los ganadores de los premios a los mejores vinos jóvenes. Uno de los motivos para hacer esto es que son vinos muy apropiados para consumir en esta época del año. También se otorgarán los Premios de Enoturismo, en colaboración con la Escuela de Enoturismo de Cataluña. Se concederán premios a los mejores vinos blancos jóvenes, los mejores vinos tintos jóvenes, los mejores vinos rosados y los mejores vinos espumosos jóvenes. También se adjudicarán los premios al mejor alojamiento enoturístico, los mejores proyectos de restauración y experiencia de maridajes, a la mejor visita enoturística y experiencia de cata de vinos, y a la mejor actividad enoturística del año. Las distinciones continuarán con un concurso de cata de vinos, el lunes 13 de septiembre, en el Celler de Rubí, que precederá a la Gala de otoño, del 8 de octubre, que se celebrará nuevamente en Vilafranca del Penedès.

Los Premios Vinari son determinantes en la prescripción de los vinos catalanes, del mismo modo que lo pueden ser, a nivel internacional, el Concours Mondial de Bruxelles o las puntuaciones de la Guía Parker. Los Vinari tienen una gran difusión mediática y se retransmiten en directo por la televisión pública catalana. En esta edición se han presentado un total de 852 vinos diferentes, que compiten en las diversas categorías a través de una cata a ciegas por un jurado que reúne 70 expertos -enólogos y sumilleres-, incluidos catadores extranjeros.

Los consumidores asocian los vinos catalanes a la calidad, proximidad y a la identidad. Unas características que combinan perfectamente con la idea de 11Onze, que se dirige, preferentemente, a estos mismos consumidores.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Cultura

¡Empiezan los premios Vinari 2021!

5min lectura

Nosotros estamos y estaremos

Comunidad

Empresas de proximidad que inspiran

6min lectura

Cooperativa de Vinos CEVIPE

Sostenibilidad

Innovate4Climate

4min lectura

Cita mundial contra el cambio climático en Barcelona



Si estáis pensando en viajar este verano y queréis salir del circuito habitual de playa y montaña, quizás en este artículo encontraréis alguna propuesta para vosotros y dentro de Cataluña.

 

El verano de 2021 llega como uno de los más deseados, en el que muchos esperamos reencontrarnos con la normalidad que nos ha quitado la pandemia y a la que, poco a poco, vamos volviendo. En el artículo “Com seran les vacances d’estiu dels catalans?”, os explicamos que se prevé la recuperación del 50% del turismo respecto al año pasado, en el que los catalanes gastamos un 42% menos.

Nos preparamos, pues, para disfrutar de unas vacaciones a sabiendas de que las restricciones para viajar y desplazarse van quedando atrás. Vuelve el momento de seleccionar y discutir destinos, pero sin olvidar que muchos bolsillos han quedado tocados y, también, que todavía es posible que se nos pidan costosos tests si nuestro destino está en el extranjero.

Si no queremos hacer gastos excesivos, ni sufrir para tener que pasar cuarentenas en destino, no hace falta decir que en Cataluña tenemos de todo. Sin embargo, puede que nos apetezca algo que se salga de los recorridos más conocidos. Si es así, a continuación os proponemos unos cuantos:

En verano, el oro lo buscamos en el río

Si os pensabais que había que viajar al lejano oeste de California para buscar oro, estabais equivocados. En realidad podéis disfrutar de esta experiencia para toda la familia mucho más cerca: en el río Segre.

En estas salidas, que podéis hacer desde Balaguer durante julio y agosto, os explicarán por qué se encuentra oro en el río Segre, os enseñarán a buscarlo y seleccionarlo como lo hacían los auténticos buscadores y, si lo encontráis, os lo podéis llevar a casa.

La experiencia, que dura unas dos horas, tiene unos precios muy asequibles: 8 € los adultos y 5 € los menores de 16 años. Podéis encontrar toda la información en la página del Museu de la Noguera de Balaguer. Si os decidís a hacer esta salida, también podéis aprovechar para visitar y conocer su interesante fondo arqueológico, de arte y etnología.

Los escenarios de la batalla del Ebro

Memoria clave de nuestro país, la Ribera del Ebro ha hecho un gran esfuerzo para recuperar los espacios y escenarios que fueron testigo de esta batalla decisiva de la Guerra Civil Española, y continúa trabajando para hacer divulgación de ello al viajero.

Decidirnos por estas rutas es adentrarnos en refugios antiaéreos, como los de Flix o el de la Font Grande de Benissanet; en trincheras conservadas en buena parte, como las de Berrús; campamentos del Cuerpo del Ejército del Ebro, como el que encontramos en Ascó; búnkeres defensivos, como el de Reguers; o castillos que se convirtieron en refugio de soldados, como en la Edad Media, y fueron fuertemente bombardeados, como, por ejemplo, el castillo de Móra d’Ebre y el castillo de Miravet.

En turismeriberaebre.org  podéis consultar rutas, alojamientos, dónde comer y todo el que necesitáis para organizar vuestro viaje. Además, encontraréis otras muchas propuestas de las que disfrutar en la zona, como, por ejemplo, navegar per l’Ebre amb el Llagut lo Roget.

Dormir en los árboles

Para los más aventureros, en la provincia de Girona, existe un alojamiento muy peculiar: las Cabanes als Arbres. Situadas en medio del bosque de Sant Hilari Sacalm, estas cabañas de madera se integran en el paisaje y nos permiten, literalmente, dormir en los árboles.

Se trata del primer alojamiento de estas características que se abrió en el Estado y, como sus fundadores dicen, nos permitirá desconectar absolutamente del día a día y dejarnos absorber por la naturaleza; incluso, tendremos que ir a la masía principal si queremos cargar el móvil. Relajación total.

Los animales del Pirineo, en su entorno

Si lo que os gusta es pasear por la naturaleza, pero queréis conocer la fauna autóctona, en Cataluña disponemos de un buen número de parques donde podéis observar los animales en su entorno. Os destacamos dos:

  • El Zoo del Pirineu, situado cerca de Puerto del Conde, es ideal si os gustan las aves. Ofrece muchísimas actividades diferentes que ayudan a conocerlas e, incluso, poder tocarlas.
  • El Molló Parc, en medio del Vall de Camprodon, en Ripollès, nos ofrece un fabuloso recorrido durante el cual encontraremos osos, zorros, ciervos, rebecos e incluso linces, además de otras muchas especies autóctonas.

Éstas son sólo algunas propuestas de todo el que nos ofrece el país catalán, pero si queréis más, podéis consultar la web de  Turisme de la Generalitat, donde encontraréis una gran selección de destinos. Id preparando la maleta.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Comunidad

Post-covid

4min lectura

¿Euforia desenfrenada o prudencia?

Comunidad

¿Cómo serán las vacaciones de los catalanes?

3min lectura

¡Descúbrelo!

Cultura

Turismo sostenible

7min lectura

La apuesta que puede marcar el futuro mundial



La lengua catalana está llena de refranes donde la sabiduría popular aconseja sobre economía, es decir, donde la comunidad se ayuda. Hacemos una recopilación y analizamos su origen.

 

La paremiología es la ciencia que estudia el origen y el significado de los refranes, y es tan antigua como la misma lengua. Encontramos muestras en las traducciones de los proverbios de la Biblia, en libros judíos y árabes de sentencias traducidas al catalán. También podemos encontrar ejemplos en la obra del filósofo Ramon Llull o del escritor Francesc Eiximenis, en el libro Tirant lo Blanc… Desde finales del siglo XVI, el refrán pasa por delante de los proverbios. Estos son tan solo ejemplos de cómo la paremiología está presente desde tiempos inmemoriales: Proverbios de Guillermo de Cervera (1180), Libro de Doctrina del Rey Jaime de Aragón (1290), y así, hasta llegar a libros como el de Baldiri Reixach o el de Carles Amat, utilizados para la enseñanza. Uno de los paremiólogos de nuestro país es Víctor Pàmies i Riudor; a través de su trabajo podemos conocer el origen, la historia, la etimología…

A modo de ejemplo, unos cuantos refranes relacionados con el dinero y la inversión. La sabiduría popular siempre nos da buenos consejos.

  • L’aigua va allà on n’hi ha més.
    Se refiere al dinero: quien más invierte, más beneficios obtiene. (De hecho, el agua tiende a acumularse formando ríos, mares…) Viene a decir que: “El dinero va donde hay”.
  • Sabater amic o parent, calça car i dolent.
    Advierte de que quien da dinero para ganar una amistad o encontrar el amor, sale mal parado porque todo el mundo se aprovecha de la amabilidad.
  • Per casar filles donzelles no venguis moltons ni ovelles.
    Significa que no se debe deshacer nunca el patrimonio familiar. (Antes, para casar a una hija se ofrecía una dote de ciertos bienes: dinero, joyas, muebles, menaje de hogar y de cama, animales, tierras…)
  • Béns de campana, Déu els dona i el diable els escampa.
    Nos dice que aquellas ganancias que llegan fácilmente, sin esfuerzo, son las más fáciles de perder.
  • Diners de tot fan veritat i del jutge advocat.
    Nos dice que con dinero podemos conseguir cambiar la realidad según nuestros intereses.
  • Si a qui deus no pots pagar, humilment li has de parlar.
    Este refrán nos dice que hay que ser humilde con nuestros acreedores cuando no podemos pagar lo que les debemos, para así evitar represalias.
  • Germans, els pans; parents, els qüens; i coneguts, els papers de menuts (qüens = diners). Entre hermanos se comparte incluso el alimento, entre parientes se puede fiar o pedir dinero, pero entre conocidos, nada de lo anterior.
  •  Educació i diner fan al fill cavaller.
    La educación hace inteligente a la persona y el dinero lo proclama.
  • Al marit, barca; la muller, arca (arca = cofre = caixa dels diners).
    Los maridos hacían trabajo físico y las mujeres administraban el dinero de la familia. Significa que cada uno tiene que hacer las tareas para las cuales está mejor preparado.
  • Sastres, música i sabaters, moltes postures i pocs diners
    Mueven mucho las manos y el cuerpo a cambio de poco beneficio.
  •  Si la butxaca no sona, els músics no poden tocar.
    Con una economía precaria no se puede hacer grandes cosas.
  • Pagant, sant Pere canta / En pagar, sant Pere canta / Pagant, mossèn Pere canta.
    El dinero consigue las cosas más impensables.
  • Si vols enganyar al marxant, posa-li la “ganància” per davant.
    El dinero en efectivo ante los ojos suele decidir enseguida a quien vende.
  • Qui pren, son cor ven.
    Quien acepta dinero, regalos o favores de alguien, queda en deuda material o moral.
  • A on vas, diners? Allí a on n’hi ha més.
    Quiere decir que poseer dinero es el principio para tener más.

 

Los refranes en Cataluña

Los refranes se pueden categorizar en función de la temática. Según Joan Fontana, José Enrique Gargallo, Víctor Pàmies y Xus Ugarte en su trabajo Los refranes más usuales de la Lengua Catalana, existen 15 grandes temas:

  1. Refranes meteorológicos.
  2. Refranes del calendario.
  3. Sobre oficios y beneficios (dinero, trabajos, oficios…). 
  4. Refranes sobre religión y creencias. 
  5. Refranes sobre el hogar y la familia.
  6. Refranes sobre hombres y mujeres. El cuerpo humano y las edades de la vida. 
  7. Refranes de flora, fauna y naturaleza.
  8. Refranes sobre calidades y sentimientos de las personas. 
  9. Refranes sobre salud y enfermedad. 
  10. Refranes sobre la comida y la bebida. 
  11. Refranes geográficos. 
  12. Refranes sobre fiestas y ocio.
  13. Refranes sobre consejos.
  14. Refranes sobre moral.
  15. Cajón de sastre.

Los refranes tienen dos significados, el significado literal y el figurado, que hace de ejemplo para el significado literal. Más allá de cómo usar los refranes en nuestra habla habitual, estos son trozos de discurso prefabricado. A parte de que, por el hecho de ser conocidos por la mayoría de integrantes de la comunidad de hablantes, se pueden utilizar para hacer referencia a las ideas que esconden como un atajo para evitar explicarlas.

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Economía

Historia de la banca

5min lectura

A Cataluña

La historia de la peseta

1min lectura

Orígenes y curiosidades que ha tenido nuestra moneda catalana

La Covid lo paralizó todo, también los castellers, pero este jueves de Sant Joan la Colla Vella y la Colla Jove de los Xiquets de Valls levantarán unos pilares simbólicos en la plaza del Blat. Siguiendo un estricto protocolo clínico que permitió empezar los ensayos semanas atrás.

 

Un estudio clínico impulsado por el Ajuntament de Valls, Pius Hospital, y el ABS Valls Urbà-ICSa da lugar a una prueba piloto avalada por la Generalitat, donde se ha dado la luz verde para que 100 castellers de las dos colles participen en el levantamiento de los primeros pilares el jueves 24 de junio.

Un retorno de los castillos en la plaza que se enmarca en la reanudación de actividades tradicionales de fiesta mayor de Valls, y que será una de las imágenes más anheladas por un mundo de los castellers que se ha tenido que reinventar por la carencia de actividad durante la pandemia.

Estricto protocolo sanitario

Todos los castellers que participan en este acto están sometidos a un protocolo sanitario que garantiza, entre otras medidas, que habrán pasado una criba con test de antígenos y utilizarán mascarilla FFP2 en todo momento. El mismo protocolo que se ha aplicado con éxito a la hora de hacer los ensayos previos que empezaron el 4 de junio.

La plaza del Blat será un espacio perimetrado con cuatro puntos de acceso controlados, y solo podrán acceder los castellers que participen en los pilares, así como otros miembros de las dos colles que asistirán como público.

Otro año atípico

A pesar de que la mejora de los datos epidemiológicos ha permitido la relajación de algunas medidas restrictivas y nos hace mirar el futuro con optimismo, también es evidente que todavía estamos lejos de volver a una normalidad que haga posible una temporada de castellers como años atrás.

En un contexto en que la administración pública da preferencia a la recuperación de la actividad económica, actividades culturales amateurs, especialmente cuando hablamos del levantamiento de castillos, que por su propia naturaleza hacen imposible la distancia de seguridad, todavía lo tienen más difícil a la hora de conseguir no quedarse a la cola de la desescalada de restricciones.

Dicho esto, estos castillos simbólicos, representan cuando menos, el retorno del ambiente de castellers, volver a la plaza, y poder disfrutar de una actividad de grupo que quizás no es esencial para la economía del país, pero a buen seguro es necesaria para nuestra salud emocional.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Cultura

Verbena de San Juan

5min lectura

El origen

Cultura

Las victorias de los catalanes

6min lectura

El llibro del periodista de Terrassa Salvador Cot

El 23 de junio celebramos la verbena de San Juan. Una fiesta que siempre ha tenido un gran significado dentro del folclore catalán. Con este artículo queremos descubrir parte de los secretos de esta noche tan mágica y tan llena de fuego de nuestra cultura catalana.

 

Ha llegado la temporada de abarcas menorquinas y alpargatas, y con ello, damos por inaugurado el verano y el tiempo de calor en Cataluña. Pero hay una fiesta que determina todavía más el pistoletazo de salida de la temporada, hablamos de la noche más mágica, de aquella que llega con dos días de retraso respecto al solsticio de verano: la Verbena o Noche de San Juan, también conocida como Noche de las Brujas o Noche del Fuego, y que se celebra en toda Cataluña.

 

  • Los primeros, los griegos

Para podernos adentrar en la historia de la noche del 23 de junio, vigilia de San Juan, nada mejor que dar un vistazo al “Costumari català”, libro de referencia en cuanto a nuestras tradiciones y costumbres, escrito en 1952 por el folclorista y etnólogo barcelonés Joan Amades.

Según Amades, la tradición de celebrar esta fiesta, en honor en la entrada del verano, se remonta a la época romana, cuando los romanos salían a recoger la verbena (Verbena officinalis), hierba con muchísimas propiedades y algún que otro secreto, que todavía da nombre a la fiesta en castellano. Los romanos usaban esta planta herbácea para usos medicinales y mágicos, y creían que si la recogían durante la noche de San Juan los llenaría de felicidad y riqueza. Pero ellos no fueron los primeros en celebrar esta noche, sino los griegos, que hacían hogueras para festejar el nacimiento del dios Apolo, considerado como el dios del Sol. Se sabe que en Barcelona se celebra la verbena en la calle desde el siglo XV, cuando ya existía la tradición, antigua y perdida, de salir a buscar hierbas medicinales la noche de San Juan. 

De este modo, la celebración y las hogueras han perdurado a lo largo de los años, siendo el fuego el rasgo más característico de esta fiesta. Y si hoy en día las hogueras se encienden por los barrios y calles de las diferentes ciudades y pueblos, antiguamente era costumbre encenderlas delante de las masías y las casas más aisladas. Concretamente se encendían cuatro hogueras, una por cada uno de los cuatro vientos, para proteger el hogar de enfermedades, ladrones, malos espíritus y embrujos. Amades especifica que, incluso la gente que vivía alejada y aislada en el bosque, aquella noche encendía una hoguera, por pequeña que fuera. Pero parece ser, según podemos leer en el “Costumari”, que, del mismo modo que actualmente están prohibidas en zonas rurales y lugares rodeados de bosque, también antiguamente estuvieron prohibidas en muchas ciudades por miedo a provocar incendios. Se tiene constancia de leyes antiguas promulgadas por todo el territorio para intentar evitar que la gente encendiera hogueras, así como su prohibición por motivos religiosos. Esta fiesta de origen pagano superó las trabas en la clandestinidad y el fuego nunca dejó de estar presente. Y así, poco a poco, se retomó y normalizó la costumbre de encender fuegos en las calles y plazas de todos los pueblos y ciudades de Cataluña.

El escritor también nos detalla en su libro que en las hogueras se quemaba leña y muebles viejos que recogían los chiquillos de cada barrio al grito de: “¿Hay algo para el fuego de San Juan?”. La leña y los enseres para quemar que recogían los niños lo transportaban en una vieja estera que hacía de carretilla y después lo escondían en alguna cuadra o lavadero para que no fuera saqueado por alguna pandilla de otra calle y lo guardaban hasta la esperada noche de verbena. También era muy típico de la noche de San Juan que, mientras los chiquillos iban echando los trastos viejos y la leña a la hoguera, cantaran: “¡Tiradlo al fuego de San Juan, tiradlo, tiradlo!”.

Finalmente, y debido al calor que se sufre siempre en esta época, y por si os pensáis que todo es fuego por San Juan, os recordamos que la verbena también va asociada al agua, a los baños a medianoche y a muchas formas festivas de remojarse, tirándose cubos llenos de agua por las calles  o, incluso, desde los balcones.

Son estas, pues, algunas de las tradiciones que conserva nuestra tierra. Y este año, con más motivo que nunca, después de pasar confinados y con restricciones el año 2020, celebramos la verbena de San Juan. Por ello, hagamos caso a las palabras que nos dejó Joan Maragall: “Ya podéis hacerlas bien altas – las hogueras este año”.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Economía

Historia de la banca

5min lectura

En Cataluña

Planear las vacaciones, hacer la maleta y coger un libro. El verano es sinónimo de desconexión y la lectura es la gran protagonista. Os traemos una recomendación de libros para que viajen con vosotros este verano.

Recientemente, un estudio constataba que leer nos hace ser más empáticos. Con la única condición de que sea literatura de calidad, los investigadores constataron que las personas que leen son capaces de reconocer el estado emocional de los personajes y mejoran la imaginación y la agilidad mental. 

Y no solo esto, también se dice popularmente que leer nos hace atractivos; de hecho, sería como la gimnasia cerebral: estimula la actividad mental, la concentración, nos desconecta de problemas y angustias, y nos permite viajar a nuevos mundos. Son muchos los beneficios de la lectura, y todos explican la importancia de fomentarla desde muy pequeños. Así que apunta los títulos que no te puedes perder este verano y ¡empieza a entrenar el cerebro!

  • 21 lecciones para el siglo XXI de Yuval Noah Harari

En esta nueva entrega, el autor de Sapiens y Homo Deus nos describe las lecciones fundamentales para vivir en este siglo. Con sus teorías nos invita a la reflexión, dibujando escenarios que describen los principales retos actuales. Repasa cuestiones sociales, políticas y existenciales, y alerta de los peligros tecnológicos, desde un punto de vista cotidiano que define el impacto de todo esto en nuestra vida, presente y futura.


  • Fake You: Fake news y desinformación de Simona Levi

El fenómeno de las noticias falsas cuestiona la salud informativa de medios, partidos políticos, gobiernos o empresas. A menudo, controlarlo pasa para recortar libertad de expresión y de información a los ciudadanos. Simona Levi cuestiona esta legislación, basada en romper derechos fundamentales, en una obra que se convierte en un arma para luchar contra la manipulación, la mentira y la falsificación.


  • La vegetariana de Han Kang

No trata el vegetarianismo, aunque la historia comienza cuando la protagonista deja de comer carne. Una decisión individual que se convierte en un reto social, un símbolo de rebeldía contra lo que es convencional. Abandonar la sumisión y hacer frente al sistema. Un relato conmovedor e incómodo para describir qué ocurre cuando cuestionas lo que está aceptado y te saltas las normas, y hasta dónde llega la capacidad humana para llevarlo a cabo hasta las últimas consecuencias.


  • Las uvas de la ira de John Steinbeck

Narra el derrumbe del sueño americano a raíz de la Gran Depresión. Un contexto de crisis económica y financiera que aboca la familia protagonista a emigrar e iniciar una investigación vital para asegurarse el trabajo, la dignidad y el futuro. Un relato más actual que nunca donde se confronta el poder, la igualdad y la justicia en los Estados Unidos.


  • El hambre de Martín Caparrós

Desperdiciar comida y pasar hambre son los principales conceptos que repasa Caparrós en este libro que lo ha llevado a viajar por países de todo el mundo donde el hambre es la gran protagonista. Un libro que repasa la comida desde todos los puntos de vista, desde los que especulan hasta los que la necesitan, para explicar y denunciar una problemática mundial en la que todos estamos implicados.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Cultura

Las mejores series

7min lectura

Series del mundo financiero

Cultura

¿Operación bikini?

2min lectura

No, gracias

Comunidad

Vacaciones de los catalanes

3min lectura

Cómo serán las vacaciones de verano?