Compra de oro: ¿tenerlo en casa o en custodia?

La compra colectiva de oro a través de 11Onze Preciosos continúa siendo todo un éxito, pero algunos clientes se preguntan si es mejor recibir las piezas de oro físico en casa o dejarlas en custodia. Càrol Rafales, especialista sénior de ventas de 11Onze, nos explica las ventajas e inconvenientes de cada opción.

 

Una de las preguntas más recurrentes entre los clientes que invierten en la compra de oro físico es, donde y como tienen que almacenar los lingotes o monedas una vez hecha la compra. ¿Guardo el oro en casa en una caja fuerte? ¿Debajo el colchón? ¿O lo dejo bajo custodia en una cámara acorazada de una empresa especializada? Cada opción tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

 

Almacenamiento en casa

Si decides guardar el oro en casa, tendrás fácil acceso a las piezas y esto te permitirá admirar tu colección de lingotes y monedas sin depender de ninguno tercero para su custodia. Sin embargo, antes de decidirnos a almacenar el oro en casa, hay algunos factores a considerar.

En primer lugar, nos tenemos que asegurar que las piezas de oro estén en un entorno adecuado para conservarse en perfectas condiciones a lo largo del tiempo, es decir, que no se deterioren a causa de la humedad u otros corrosivos, puesto que esto haría menguar su valor y dificultará la venta cuando queramos recuperar nuestra inversión.

Por otro lado, quizás tendrás que tomar medidas de seguridad adicionales para asegurarte que tu oro está bien escondido y protegido. Así como de contratar un seguro específico, si no tienes un seguro de hogar que cubra estos objetos de valor. Por supuesto, tienes que tener cuidado en no revelar demasiada información de tu compra. Cómo explica Rafales, “tener el oro en casa es una cosa que tenemos que llevar en secreto, y requiere unas medidas de seguridad adicionales”.

Bajo custodia de una empresa especializada

Los expertos en metales preciosos recomiendan que la custodia se lleve a cabo en instalaciones de compañías especializadas en la custodia de valores, gracias al alta seguridad que ofrecen estas empresas. Cómo apunta Rafales, “tener nuestro oro físico en custodia en una empresa especializada nos supone tranquilidad, y el oro está 100% asegurado”.

Quizás tanto o más importante que la seguridad que ofrecen las empresas especializadas en almacenar metales preciosos, es la facilidad de reventa. Podrás vender fácilmente tu oro, sin tener que preocuparte de encontrar un comprador o un establecimiento del cual te puedas fiar.

Por último, tienes que tener presente que guardar el oro a casa o en custodia tiene un coste que puede variar dependiendo de las circunstancias de cada uno. Aun así, Càrol Rafales analiza los pros y contras de cada una de estas opciones y te ayuda a decidir qué opción te conviene más.

 

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze. Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Ahorros

El oro, el refugio ante las crisis

5min lectura

Ante una inflación que continúa aumentando, la resistencia del

11Onze

Cómo se hace el oro de Preciosos 11Onze

3min lectura

A finales de abril de 2022 11Onze empezó a enviar el oro a los

11Onze

«Mantener el patrimonio comprando oro»

3min lectura

La huelga de los transportistas se junta a una inflación en



Podemos cambiar el mundo? Cuál es nuestra capacidad real de impacto sobre el entorno que nos rodea? Lara de Castro, HR Business Partner de 11Onze, explica qué es el consumo consciente y como podemos contribuir a la sostenibilidad del planeta con nuestras decisiones de compra cotidianas.

 

A menudo subestimamos el impacto que nuestros actos individuales tienen sobre el entorno que nos rodea. Pero todas las acciones, por pequeñas que sean, contribuyen a modelar el mundo. Lara de Castro lo deja claro en el siguiente video con un ejemplo muy evidente.

Cómo ella misma advierte, hay muchas personas que piensan que un acto individual a menudo “es demasiado débil” para tener un impacto significativo en el entorno, “pero no es así”. Cada acción cuenta y tiene consecuencias que se pueden acumular a las del resto de la comunidad. La realidad es que “nuestras decisiones más cotidianas son relevantes, por pequeñas que sean”. En este sentido, es muy evidente el papel que juegan todas las decisiones de compra si somos consumidores conscientes.

Qué es el consumo consciente?

Los consumidores conscientes son personas que escogen los productos y los servicios con criterios que van “más allá de la relación calidad-precio”, puesto que incluyen el impacto ambiental y social como un elemento decisorio en sus hábitos de compra. Una consecuencia es la apuesta por el comercio de proximidad, que “es una manera de apoyar a los productores locales y evitar el impacto económico y ambiental del transporte”, como explica Lara de Castro.

Otro ejemplo de consumo consciente lo encontramos en el agua. Si queremos reducir la contaminación en el planeta, podemos sustituir el consumo de agua embotellada, “con todas las consecuencias que sabemos que tiene el plástico”, por agua del grifo tratada con filtros sostenibles.

Como indica Lara de Castro al final del video, si todos somos más conscientes “en los pequeños detalles de la vida cotidiana” la realidad es que “sí que podemos cambiar el mundo”. La decisión es nuestra.

 

Si quieres descubrir cómo beber la mejor agua, ahorrar dinero y ayudar al planeta, entra en Imprescindibles 11Onze.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Sostenibilidad

La fuerza de los consumidores

2min lectura

No somos suficientemente conscientes del poder que

Economía

Economía sostenible, ¿qué es?

6min lectura

La economía sostenible busca aumentar el bienestar social a la

Tecnología

Obsolescencia programada

5min lectura

La vida útil de los productos se acorta cada vez más y nos



Los billetes de avión pueden suponer un porcentaje importante del coste de las vacaciones cuando viajamos a destinos lejanos. Tener en cuenta las siguientes recomendaciones te puede permitir ahorrar un buen puñado de euros.

 

Como explicábamos en el artículo “Cuánto no hay dinero para las vacaciones”, una de las grandes tendencias para los viajes de este año es “la búsqueda del máximo ahorro”. Con el 20 % del presupuesto, el transporte supone una de los principales gastos previstos, según un estudio del Observatorio Nacional del Turismo Emisor, y debemos tener en cuenta que este porcentaje se puede disparar si viajamos lejos. Por eso, te ofrecemos algunas recomendaciones para ahorrar en los billetes de avión.

  1. Anticípate. Ten en cuenta que resulta clave reservar con antelación los vuelos deseados para conseguir los mejores precios. Cuánto más se acerca la fecha del viaje, más caros suelen ser los billetes, puesto que las aerolíneas van incrementando los precios a medida que el avión se va llenando. Si eres flexible con el destino, otra alternativa es esperar a última hora por si algún vuelo no se llena y surge una oferta de última hora.
  2. Mejor entre semana. Los vuelos en fin de semana suelen ser más caros que entre semana, así que tener flexibilidad en las fechas nos ayudará a pagar menos por el mismo trayecto.
  3. Reduce tu equipaje. Llevar poco equipaje nos ahorrará tener que pagar por facturar la maleta. Además, un equipaje ligero nos facilitará los desplazamientos y podernos mover en transporte público. Para minimizar el equipaje, conviene llevar prendas de ropa que se sequen rápidamente y que se puedan combinar fácilmente entre ellas.

Más allá del ahorro, una recomendación para sacar todo el jugo a las vacaciones cuando tenemos destinos lejanos es aprovechar las escalas: el hecho de escoger enlaces suficientemente espaciados en el tiempo nos puede permitir visitar la ciudad donde hacemos la escala.

 

11Onze es la fintech comunitaria de Cataluña. Abre una cuenta descargando la super app El Canut para Android o iOS. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Sostenibilidad

Vacaciones de verano más sostenibles

4min lectura

Precio, sostenibilidad, ubicación y conciencia.

Economía

Cuando no hay dinero para las vacaciones

5min lectura

El sector turístico empieza a levantar cabeza después de dos

Ahorros

Preparar las vacaciones

6min lectura

Et farem deu recomanacions perquè puguis gaudir de les teves vacances i estalviar en



¿Sabes qué cantidad de agua estás bebiendo? ¿Cuánto podrías ahorrar con un filtro de agua? Pequeños cambios en nuestros hábitos de consumo pueden comportar un ahorro importante. Amadeu Vilaginés, del equipo de producto de 11Onze, nos explica cómo ahorrar centenares de euros el año sustituyendo la compra de garrafas de agua por un filtro en el grifo.

 

A menudo pensamos que ahorrar significa privarnos de lujos que requieren gastos importantes, como ir de vacaciones o tener un móvil de última generación. Aun así, hay gastos recurrentes, más pequeños, en productos o servicios que consumimos diariamente, que podemos reducir con el simple hecho de cambiar nuestros hábitos de consumo. El resultado puede ser una considerable cantidad de ahorro al final del año.

Cómo explica Amadeu Vilaginés, “el agua es un bien básico, esencial para nosotros, pero no lo vemos como un producto de lujo, puesto que nuestras viviendas disponen de agua corriente”. Pero el agua del grifo no siempre tiene buen gusto o nos da suficiente confianza, así que mucha gente acaba comprando agua embotellada. Se trata de una de los llamados gastos hormiga, que acaban teniendo un efecto significativo para nuestro bolsillo.

Reducir un coste recurrente, también para el medio ambiente

El hecho que en todos los supermercados podemos encontrar botellas y garrafas de agua a precios asequibles nos puede hacer pensar que nuestro gasto en agua embotellada es relativamente insignificante. Pero, como apunta Vilaginés, “se trata de un coste recurrente, que nos puede parecer muy pequeño cuando lo miramos de forma individualizada, pero que, una vez los agregamos todos, se ve claramente la diferencia”.

Una familia de cuatro personas que consuma la cantidad diaria de agua recomendada, 2 litros al día, en botellas o garrafas de agua, acumula 45 kg de residuos plásticos al final del año, y un gasto mediano de 700 euros al año. Por otro lado, Vilaginés detalla que consumiendo agua del grifo, el coste total, al final del año, para esta familia seria de solo 2 euros. Y para las personas preocupadas por el mal sabor del agua del grifo o las sustancias químicas que pueda llevar, los filtros de agua son una solución igualmente sostenible para el medio ambiente y nuestro bolsillo.

 

Si quieres descubrir cómo beber la mejor agua, ahorrar dinero y ayudar al planeta, entra en Imprescindibles 11Onze.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Ahorros

Microgastos

3min lectura

Son pequeños gastos cotidianos que, al final del año, suponen un impacto

Ahorros

Ahorrar agua de la manera más sencilla

4min lectura

Utilizamos el agua prácticamente en todos los

Sostenibilidad

Agua, el líquido más preciado

3min lectura

El Día Mundial del Agua nos recuerda que más de dos mil



Ante una inflación que continúa aumentando, la resistencia del oro a lo largo de la historia como depósito de valor refugio de inversión no puede ser subestimada. Aun así, no es el único metal precioso en el cual podemos invertir nuestros ahorros; la plata, el platino o el paladio pueden ser buenas alternativas. Pero ¿qué metales ofrecen más rentabilidad?

 

La capacidad de los metales preciosos para mantener gran parte de su valor en situaciones de crisis, y ofrecer una protección inflacionista basada en su valor intrínseco, los convierte en una compra obligada si queremos diversificar y rentabilizar nuestros ahorros. Sin embargo, encontramos diferencias en la rentabilidad que nos ofrecen diferentes metales. En este análisis no hacemos previsiones de futuro, simplemente nos centramos en la evolución de las cotizaciones de estos cuatro activos: oro, plata, platino y paladio, durante el último año y en los últimos tres años, para poder ver fácilmente cuáles han sido los más rentables.

Evolución de los últimos tres años

El histórico de la evolución conjunta de los metales en los últimos tres años es muy positivo, hechos atribuibles a la pandemia mundial, que provoca una escasez de recursos en la industria, el incremento de la inflación y la inestabilidad de los mercados.

El oro y la plata han experimentado un crecimiento por encima del 40% atendida la incertidumbre económica provocada por la pandemia y se consolidan como valores refugio por antonomasia en caso de crisis. Aun así, hay que tener en cuenta que los inversores tienden a aumentar su exposición al oro y a la plata cuando los tipos de interés son bajos y la inflación alta para proteger el valor de su dinero, y ante la carencia de pago de intereses. Una situación que se puede revertir si la inflación acaba siendo transitoria y los tipos de interés suben.

La continuada demanda del platino mantiene la tendencia al alza de su valor con casi un 27% de revalorización, pero el paladio crece a un ritmo espectacular de un 75%, puesto que es un metal escaso y muy demandado por la industria. Aún teniendo en cuenta su progresión, para la inversión a largo plazo no es muy recomendado a causa de su volatilidad de precios, y al hecho que la tendencia hacia la electrificación de la industria del automóvil hace previsible menor demanda de catalizadores.

Si nos fijamos en el siguiente gráfico de la evolución del precio en los últimos tres años, vemos que el oro se ha revalorizado más de un 40% y la plata casi un 47%. Si tenemos en cuenta que la inflación en España el 2021 se ensartó hasta el 6,55%, podemos afirmar que las personas que compraron oro y plata evitaron, con creces, la devaluación de los ahorros que han sufrido las personas que tenían euros en su cuenta corriente.

Evolución del último año

Durante el 2021, la fluctuación de los precios de los metales preciosos ha sido diferente. Todos los metales, excepto la plata, registraron un aumento de precio positivo, a la vez que moderado. El oro es el más estable de los metales, y las subidas y bajadas de su precio siempre tienden a la estabilidad, pero durante el primer trimestre del año sufrió una pérdida de su valor. Una caída de precio ligada al estímulo económico de 1.900 millones de dólares por parte de la administración Biden, y que se repetiría cada vez que el gobierno estadounidense anunciaba un nuevo paquete de medidas para combatir la pandemia, pero aun así finalizando el cómputo del año en positivo.

A pesar de la tendencia alcista de la plata a inicios del 2021, esta registró una caída importante de precio al cierre del año, en contra de las predicciones, a causa de la disminución de la demanda industrial. Mientras que inicialmente los precios del platino y el paladio también se desplomaron a causa de la escasa demanda de catalizadores para automóviles, gracias a la caída de las ventas, el platino se estabilizó acabando el año en positivo, y el paladio finalizó el año con la tendencia de crecimiento imparable que se había visto los años anteriores.

Tanto si nos decidimos por un metal como otro, hay que tener en cuenta que la rentabilidad histórica no es indicativa de la rentabilidad a futuro y que cualquier compra comporta cierto riesgo de pérdida de valor. Un riesgo que asumimos compremos o no, metales preciosos, porque el valor del dinero que tenemos en el banco depende directamente de las decisiones de los dirigentes de imprimir más moneda (devaluando la moneda en circulación) o no.

 

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze. Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Ahorros

Invertir en metales preciosos

4min lectura

Las inversiones financieras siempre comportan riesgos

Finanzas

Invertir o no invertir, esta es la cuestión

5min lectura

Cuando se nos habla del dinero se comenta que es cobarde, que

Invertir

ETF, la nueva tendencia de inversión

3min lectura

Os acercamos un nuevo concepto financiero: los ETF o



La electricidad está por las nubes. Basta mirar nuestra factura para comprobarlo. En marzo, el precio medio de la luz en el mercado mayorista español multiplicó por seis el del mismo mes del año anterior. Por suerte, el margen de ahorro en el uso de aparatos eléctricos en casa es muy amplio. Tan solo el modo ‘standby’ supone más del 6 % del consumo eléctrico de los hogares.

 

¿Has dejado toda la noche el móvil cargando? ¿Apagaste la televisión con el mando a distancia al irte a dormir? ¿Tienes la consola en ‘standby’? Un informe de la Universidad de California calcula que la suma de toda esa energía que malgastamos con los electrodomésticos y aparatos eléctricos domésticos supone entre el 5 y el 10 % del consumo eléctrico de nuestros hogares y el 1 % de las emisiones de CO₂.

Cada día vuelan cientos de vatios a través de televisiones, consolas de videojuegos, sistemas de aire acondicionado, microondas, equipos de sonido, lectores de DVD, decodificadores o la carga de ordenadores, cepillos de dientes, teléfonos inalámbricos y móviles mientras no los utilizamos. De hecho, cualquier aparato con una pantalla de visualización o un reloj interno consume energía las 24 horas del día, llueva, nieve o haga sol.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía estima que solo el modo ‘standby’ de los aparatos eléctricos origina el 6,6 % del consumo eléctrico de los hogares en el Estado español. Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) dispone de una calculadora en su web para comprobar el consumo y gasto anual que supone este modo de reposo en diferentes aparatos eléctricos.

 

Rodeados de vampiros eléctricos

Estos vampiros eléctricos se encuentran repartidos por toda la casa: cocina, salón, habitaciones y baño.

En la cocina podemos encontrar el microondas, el horno, la cafetera eléctrica, la caldera, la lavadora o cualquier electrodoméstico con reloj digital. Es probable que algunos de ellos acumulen más consumo eléctrico mientras no los utilizas que en los momentos puntuales en que los pones en marcha.

En cuanto al salón, la televisión, la consola de juegos o el equipo de música son típicos vampiros energéticos si los dejamos en ‘standby’. Y el ‘router’ consume una considerable cantidad de energía innecesaria mientras dormimos.

Dejar toda la noche el móvil cargando en un enchufe de la habitación también es un despilfarro energético. Y otras posibles fuentes de consumo incesante en las habitaciones son el radiodespertador, los equipos informáticos, las televisiones supletorias y las consolas conectadas a la red.

Incluso en el baño podemos estar derrochando energía las 24 horas, por ejemplo, a través del cargador del cepillo eléctrico si no lo desenchufamos al acabar de cargar.

 

Cómo protegerse de los vampiros eléctricos

Algunos hábitos pueden ayudarnos a reducir de forma sencilla la factura eléctrica y las emisiones de CO₂: 

  1. Desenchufar los cargadores al acabar de cargar los dispositivos. Los cargadores consumen electricidad siempre que están enchufados, aunque no estés cargando ningún dispositivo o ya se haya cargado por completo. Y esto no solo afecta a los cargadores del móvil y del portátil. La base del cepillo eléctrico también gasta electricidad si la dejas enchufada.
  2. Evitar el ‘standby’. Todo lo que no sea apagar por completo un dispositivo que no estamos utilizando supone un despilfarro innecesario de energía que se traduce en muchos euros al año en nuestra factura.
  3. No abrir constantemente el frigorífico. Cada vez que abres y cierras el frigorífico o el congelador, pierden temperatura y aumentan su consumo eléctrico, especialmente si lo haces con brusquedad.
  4. Utilizar regletas con interruptor. Si utilizas diversos dispositivos eléctricos de forma conjunta, como el ordenador, la pantalla y la impresora, enchúfalos a una misma regleta con interruptor. Así podrás desconectarlos fácilmente con un solo clic por la noche o cuando te vayas de vacaciones.
  5. Aprovechar el calor residual de la placa vitrocerámica. Puedes apagarla un poco antes de que la comida se acabe de cocinar para no desperdiciar el calor residual.
  6. Mantener desconectados los aparatos eléctricos que no usamos con frecuencia. Si tienes un equipo de música que solo escuchas los domingos, por ejemplo, más vale que lo tengas desenchufado el resto del tiempo para evitar un consumo innecesario.
  7. Desenchufar el router cuando no lo utilizamos. A no ser que realices descargas en el ordenador durante la noche, es innecesario mantener encendido el ‘router’ mientras duermes o cuando estás fuera de casa.

Invertir para ahorrar

Más allá de estas medidas, que prácticamente no requieren ninguna inversión, es posible recortar aún más la factura de la luz si invertimos en electrodomésticos y bombillas más eficientes. En el caso de los primeros, la catalogación contempla de la A (los más eficientes) a la G (los menos eficientes). En cuanto a las bombillas, las led suponen un importante ahorro de energía y tienen una mayor vida útil.

 

11Onze es la comunidad fintech de Cataluña. Abre una cuenta descargando la super app El Canut para Android o iOS. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Ahorros

Microgastos

3min lectura

Son pequeños gastos cotidianos que, al final del año, suponen un impacto importante en nuestras

Ahorros

Gastos hormiga

4min lectura

La subida de precios descontrolada y una inflación que se dispara a máximos

«Tenemos que aprender a reducir gastos»

1min lectura

Toca mirar los gastos fijos y aprender a gestionarlos de



A pesar de las maniobras de los bancos centrales para evitar que el precio del oro se dispare, la historia reciente muestra que su capacidad para contener los precios es limitada en el tiempo. En un contexto de crisis, el oro es un activo muy apreciado por los inversores. Por eso su valor se multiplicó por más de cuatro entre mediados de 2005 y mediados de 2011.

 

Es bien sabido que a los bancos centrales no les interesa que se dispare el precio del oro. Es un competidor más en los mercados financieros como valor refugio frente a sus monedas en momentos de crisis. Además, un incremento brusco del precio de este metal precioso podría desestabilizar el sistema financiero tradicional, que especula en el mercado de futuros con el oro papel. De ahí que en más de una ocasión los bancos centrales hayan maniobrado para controlar la evolución de su precio.

Un ejemplo lo encontramos en lo que sucedió entre finales de los años 90 y finales de la primera década de este siglo, cuando los bancos centrales vendieron una parte importante de sus reservas para limitar la subida de precios. Un estudio publicado en ‘International Business Research’ indica que entre 1998 y 2008 las reservas de oro de los bancos centrales se redujeron de más de 30.000 toneladas a unas 26.500. 

 

Un testigo de primera mano

Como se recoge en el libro ‘The big reset: gold wars and the financial endgame’, en una conversación privada en septiembre de 1999, el entonces gobernador del Banco de Inglaterra, Eddie George, reconocía las maniobras para controlar el precio del metal precioso porque se asomaban “al abismo si el precio del oro seguía subiendo”, así que “los bancos centrales tenían que controlar el precio del oro a toda costa”. Y reconocía que “la Reserva Federal de Estados Unidos fue muy activa en la reducción del precio del oro”, al igual que el Banco de Inglaterra.

Aun así, las maniobras de los bancos centrales solo pudieron moderar el encarecimiento del oro durante un tiempo limitado. A partir de mediados de 2005 la subida de precios se agudizó. En seis años, su valor se multiplicó por más de cuatro, pasando de poco más de 400 dólares la onza a más de 1.800 en agosto de 2011.

En ese lapso de tiempo, los bancos centrales habían renunciado a su estrategia vendedora y volvían a acumular reservas de oro. Y a esto se añadía que la crisis de 2007 animaba a muchos inversores a comprar oro para salvaguardar sus ahorros.  

 

¿Se puede repetir la historia?

Hay analistas que ven ciertos paralelismos entre la situación de entonces y la actual. En la primera mitad de 2022 el precio del oro ha subido un 8 %, mientras que la bolsa ha bajado un 14 % y los bonos un 10 %, según Bloomberg.

Esta apreciación del oro se ha producido a pesar de que algunos bancos centrales están inyectando parte de sus reservas de oro en el mercado para contener el precio. Por ejemplo, el Banco de Inglaterra ha vendido más del 4 % de sus reservas en tan solo seis meses, entre diciembre de 2021 y junio de 2022.

Sin embargo, como ya se demostró en la primera década de este siglo, la estrategia de venta no es sostenible por mucho tiempo. Es posible que el incremento de los tipos de interés de la deuda soberana contenga en parte el encarecimiento del oro, ya que algunos inversores pueden recurrir a estos activos por el aumento de su rentabilidad. Pero a medio y largo plazo el precio del oro probablemente vuelva a dispararse, sobre todo si la crisis se agudiza.

 

El atractivo del oro físico

De hecho, la estrategia de dedicar entre un 10 y un 20 % de la cartera al mercado del oro cada vez está más extendida entre los grandes inversores. A priori, es una buena fórmula para diversificar activos y protegerse de la inflación, con unas expectativas de revalorización elevadas en los próximos meses.

Como indica el periódico ‘Business Standard’, la previsión que hizo en enero Goldman Sachs para este año contempla un incremento del 25 % en el precio del oro. Además, cada vez más expertos vaticinan un megaciclo alcista para las materias primas en general.

En cualquier caso, Jordi Sánchez, responsable de producto de 11Onze, destaca la importancia de adquirir oro físico “por el riesgo de manipulación que existe con el oro papel”. El hecho de que el mercado de derivados permita realizar ventas que no están respaldadas por oro físico puede llevar a “situaciones de alto riesgo”.

 

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze. Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Cultura

El valor del oro

7min lectura

A lo largo de la humanidad, se han hundido imperios, muchos sistemas económicos han

Invertir

La seguridad que nos da el oro

2min lectura

En épocas de inestabilidad económica, en las que el

11Onze

El oro como refugio en un contexto de inflación

2min lectura

Los inicios nunca son fáciles. Pero, cuando se tiene en contra



Et farem deu recomanacions perquè puguis gaudir de les teves vacances i estalviar en les reserves i en moltes coses més.

 

Enguany s’espera que un gran nombre de persones facin les vacances els mesos de juliol, però tindrem diners per a les nostres vacances tan desitjades? Segur que tots estem pensant en l’estiu i, per tant, en les vacances. Molts de vosaltres ja teniu al cap on voleu viatjar, però esteu esperant noves recomanacions per saber si finalment podrem agafar un avió i gaudir d’una desconnexió merescuda.

Les vacances són necessàries per a fer un reset, gaudir dels nostres, cosa que és molt necessària, i recarregar les piles per a tornar a la feina amb el cap serè. També és un moment en què intentem no estar tan pendents de les despeses: solem fer excessos als àpats, en comprar-nos allò que sabem que no trobarem a la nostra ciutat i aprofitem per a anar a aquell hotel que tant ens venia de gust. Per això, us expliquem alguns consells per a estalviar en vacances, i que la tornada al setembre sigui més tolerable i sense maldecaps.

  1. Estalvia a un any vista sempre que puguis
    El primer pas recomanable és crear un pressupost estimat de l’import que penses invertir en la teva pròxima destinació i així poder crear un pla d’estalvi a un any vista. El mètode més còmode és obrir un compte d’estalvi o moneder al teu banc i fer-hi una transferència automàtica mensual de manera recurrent; així, abans de començar les vacances ja tindràs la quantitat estalviada que et permetrà fer-les sense despeses imprevistes.
  2. Reserva anticipada
    El món en línia ens proporciona una alta oferta de preus. A més, si tens la possibilitat de tenir les dates de les teves vacances confirmades a l’inici de l’any, podràs estalviar molts diners, obtindràs millors preus al teu bitllet d’avió, tren, o el transport que vulguis. Com més aviat el reservis, molt millor! I el mateix ocorrerà amb l’hotel, inclús et recomanem que reservis en aquell restaurant que has estat seguint per Instagram, mitjançant aplicacions que ofereixen descomptes molt interessants, fins i tot del 50%. És important que revisis a les teves reserves les despeses de cancel·lació, per si fos necessari.
  3. Aprofita l’esmorzar
    Tothom sap que l’esmorzar és l’àpat més important del dia i que és necessari per a grans caminades. Fes ús de l’esmorzar si està inclòs a les teves nits d’hotel i prepara’t i menja com un rei, aprofita i emporta’t una fruita per a mig matí per si et ve la gana abans que arribi el dinar.
  4. Planifica els llocs
    Si t’encanta fer una presentació del teu pròxim viatge i compartir-la amb la resta de la gent amb qui hi aniràs, estàs de sort, perquè aquesta és una altra manera d’estalviar diners. Si fas un llistat dels indrets que vols visitar, tens l’opció d’entrar al seu lloc web i fer-ne la reserva. Hi podràs trobar promocions, inclús, si sou diverses persones, us podreu beneficiar de descomptes per grup. A més, tenint el tiquet comprat és possible que fins i tot eviteu llargues cues per a adquirir-lo.
  5. Canvi de divises
    Tot i que la cotització de les monedes no es pot controlar, abans de canviar diners, consulta-ho amb el teu banc de confiança unes setmanes abans del teu viatge, per a informar-te si és millor esperar als dies abans la sortida. En molts casos, la recomanació serà fer-ho a l’aeroport, car les cases de canvi tracten d’oferir-hi el millor canvi. Una cosa important, en cas que durant el teu viatge vulguis fer les teves compres amb targeta de crèdit, és que canviïs una quantitat, encara que sigui petita, per si sorgeix qualsevol imprevist (tiquet de tren, propina, etc.).
  6. Ús moderat de targetes
    Com hem esmentat, quan estàs de vacances, l’últim en què vols pensar és en el que t’estàs gastant, però gairebé sempre tenim algun excés… Intenta aplicar les recomanacions que t’hem fet fins al moment i mira d’evitar al màxim l’ús de les targetes de crèdit si no està planificat dins les teves prioritats. En el moment serà una compra impulsiva, però després t’arribarà una suma important de despeses.
  7. Ruta en carretera
    Si la teva opció vacacional és agafar el cotxe i recórrer alguns pobles del teu voltant, utilitza el GPS, que sempre et recomana la millor ruta perquè evitis fer quilòmetres innecessaris i, per tant, estalviar en benzina. Visitar destinacions prop de casa és una opció molt recomanable; sovint oblidem els meravellosos indrets que tenim prop de la nostra ciutat i que podem visitar sense agafar un avió.
  8. Evita restaurants turístics
    Planifica bé el teu temps i, quan visitis algun lloc determinat, si és en una zona turística, evita les hores punta per a dinar o sopar: normalment, els restaurants d’aquestes zones solen ser d’escassa qualitat i d’alt cost. És preferible caminar quatre passes i cercar alternatives de llocs que solen freqüentar els locals, preguntar a la recepció de l’hotel, al taxista i, per descomptat, mirar les opcions que trobaràs als cercadors d’Internet.
  9. Contracta free tours
    Busca’ls als centres de les grans ciutats o pregunta-ho a aquell amic que viatja molt, que segur que n’ha utilitzat. Són guies turístics que et fan un recorregut per la ciutat explicant-te un munt de coses molt interessants sense una tarifa concreta. Si t’agrada, és optatiu deixar-li una propina.
  10. Finança les teves vacances
    Si ha estat un any difícil i alguns dels consells que hem esmentat no els has pogut seguir, com ara fer una previsió anticipada, no renunciïs a uns merescuts dies de descans, troba la teva agència de viatges més propera i finança aquell viatge que tanta il·lusió et fa; també pots fer la consulta al teu banc i ampliar la teva targeta de crèdit per a poder fer front a les despeses o demanar un petit préstec que aniràs pagant còmodament mes a mes.

L’estiu ja és aquí. Aprofita aquestes recomanacions i comença a somniar despert. I recorda, de la quantitat que t’hagis fixat per al teu gaudi, divideix-la entre els dies de vacances i no gastis més del previst.

 

11Onze és la comunitat fintech de Catalunya. Obre un compte descarregant la super app El Canut per Android o iOS. Uneix-te a la revolució!

Si t'ha agradat aquesta notícia, et recomanem:

Comunitat

Idees de vacances per a singles

6min lectura

L’anglicisme “single” fa referència a totes aquelles

Consells per estalviar aquestes vacances

1min lectura

Des d’11Onze et donem uns consells claus que t’ajudaran a

Canviar de moneda pels viatges

1min lectura

Canviar de moneda aquí o en el país de destí?



Son pequeños gastos cotidianos que, al final del año, suponen un impacto importante en nuestras finanzas. El presidente de 11Onze, James Sène, nos da las claves para identificar estos gastos hormiga y paliar el efecto que puedan tener para nuestro bolsillo.

 

La factura del agua, de la luz, el seguro, el euro diario del café… son muchos los productos o servicios que consumimos diariamente sin pararnos a pensar en el gasto que significan. Sea por costumbre, por falta de tiempo o por falta de alternativas, no revisamos periódicamente estos costes y los asumimos sin pensar en el impacto que anualmente nos pueden suponer.

Este hecho, que ya de por sí puede suponer un descalabro en nuestra planificación económica, se agravia en contextos económicos como el actual, en que el aumento desmesurado de la inflación no se traslada en un aumento de sueldos.

Los gastos hormiga

En el momento en que te llegan los ingresos mensuales, ¿sabrías decir donde va a parar cada céntimo? Es bastante común llegar a final de mes, hacer balance de gastos y no entender donde ha ido a parar el dinero. Para identificar estos gastos en tu economía diaria, Sène plantea dos grandes características: “son cosas que utilizamos diariamente y que tienen un coste relativamente bajo, es decir, todos aquellos gastos imprescindibles que necesitamos para empezar a hacer cualquier otra cosa”.

Sène plantea el impacto que puede llegar a tener un hecho tan sencillo como prestar atención a todos nuestros gastos que, para hacernos una idea del impacto que puede llegar a tener en nuestra economía, alerta que “con el análisis que hemos hecho, las familias pueden llegar a ahorrar 4.000 € simplemente prestando atención”. Se trata, pues, de cambiar el prisma con el cual analizamos nuestras finanzas y priorizar el ahorro en gastos básicos en lugar de recortar en ocio o en nuestras vacaciones.

 

Programados para consumir

Parte de esta visión consumista se explica por todo aquello que la publicidad y las marcas nos hacen llegar, “la publicidad nos empuja a hacer compras programadas, no hacemos compras inteligentes” alerta Sène. Desde 11Onze se quiere romper con esta dinámica y, por eso, se pondrá al alcance de toda la comunidad toda aquella información relativa a este tipo de gastos.

A través de comparativas, cálculos e información básica, se pondrán sobre la mesa todos estos datos que nos permitan prestar atención a los gastos hormiga sin tener que destinar tiempo ni esfuerzo.

 

Si quieres lavar la ropa sin ensuciar el planeta, 11Onze Recomienda Natulim.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

«Tenemos que aprender a reducir gastos»

1min lectura

¿Qué puedes hacer si no tienes ahorros?

Ahorros

¿Conoces el mejor consejo para ahorrar?

2min lectura

Es el truco para ahorrar más eficaz y, a la vez, el más sencillo.

Economía

Diez consejos para mejorar tu economía familiar

6min lectura

¿Cuántas veces has querido empezar a ahorrar?



Utilizamos el agua prácticamente en todos los estadios de nuestra vida, desde el uso doméstico diario hasta el abastecimiento de industrias, la agricultura o el sector turístico. El agua es un bien preciado sin el cual no podemos concebir la vida, pero ¿hacemos un consumo consciente?

 

De media, una persona puede llegar a consumir diariamente hasta 130 litros de agua, según datos de la Agència Catalana de l’Aigua (ACA). Si nos paramos a pensar en las veces en que abrimos el grifo, ponemos en marcha una lavadora o limpiamos la casa, rápidamente nos daremos cuenta de que nuestro consumo es, seguramente, mucho más alto de lo que nos pensábamos.

Estudios de la ACA han determinado que una persona puede llegar a consumir entre 2 y 18 litros solo para lavarse las manos o los dientes. Llenar una bañera consume hasta los 200 litros, mientras que con una ducha podemos estar hablando de entre 30 y 80 litros. Incluso vaciar la cisterna del váter puede hacernos perder entre 6 y 10 litros por descarga.

Recogemos algunas acciones diarias que podemos llevar a cabo para conseguir un doble beneficio: reducir la factura y evitar el derroche de agua.

 

Como reducir el uso doméstico de agua:

  • Cerrar el grifo. Durante el rato de cepillar los dientes, afeitarse o enjabonar los platos. Es la norma número uno de ahorro de agua.
  • Dosifica el agua que utilizarás. Por ejemplo, al limpiarnos los dientes podemos optar para llenar un vaso de agua con la cantidad que usaremos para enjuagarnos. Al afeitarnos, podemos dejar unos centímetros de agua en la pica para limpiar la maquinilla de afeitar.
  • Revisar los escapes de agua. Una forma rápida para comprobarlo es comprobar el contador antes de ir a dormir y volver a hacerlo por la mañana. Si el contador se mueve, podemos tener un escape.
  • No tirar nada al váter. Además de obstruir las cañerías, cuanto más veces tiramos de la cadena, más agua derrochamos.
  • Duchas de duración limitada. Sustituir un baño por una ducha nos puede ayudar, siempre que la ducha sea del tiempo justo. Para los niños, puede ser más útil llenar hasta la mitad una bañera.

Los electrodomésticos, el consumo silencioso

  • Hacer cargas completas. Poner en marcha el lavavajillas o la lavadora puede llegar a consumir 90 litros. A la larga, también sale más a cuenta invertir en aparatos con etiqueta ecológica, que reduzcan el consumo tanto de agua como de electricidad.
  • Reducir el agua de la cisterna del váter. Especialmente para inodoros de una sola descarga, en que se puede reducir la carga en la mitad.
  • No hay que enjuagar los platos antes de ponerlos al lavavajillas. Actualmente, todos los lavavajillas están programados para hacerlo.

Limitar el uso de agua en espacios exteriores y jardines

  • Evitar el uso de mangueras. Para regar, es mejor hacerlo al atardecer, y hay que evitar el riego superficial, que se evaporará en poco tiempo y puede ser un derroche. Si tenemos que lavar el coche, priorizamos utilizar una esponja con jabón, y limitar el agua exclusivamente para el enjuagado final.
  • No regar en exceso. Regar las plantas solamente cuando lo necesiten, puesto que hacerlo en exceso les puede suponer una pérdida de nutrientes.
  • Adaptar el sistema de regadío exterior. Según la medida del jardín y el agua necesaria para mantenerlo, consultar los recursos disponibles para disminuir el consumo de agua, como puede ser recoger y aprovechar el agua de la lluvia.
  • Elegir plantas adaptadas a la zona donde vivimos. Si es zona de secano, priorizamos las plantas con más tolerancia a la sequía, como por ejemplo: portulaca, bugenvilea, lithops o planta piedra, lantana, verbena o algún tipo de arbusto como la adelfa.

Inculcar los valores del agua a los niños

Cuando hay niños en casa el consumo de agua puede aumentar considerablemente, por eso merece la pena prestar atención. Enseñarles a valorar el agua y a usarla de forma eficiente les supondrá una ventaja vital y, a la vez, reduciremos la factura de agua. Sin olvidar que el mejor aprendizaje es el ejemplo que les podamos dar.

 

Si quieres descubrir cómo beber la mejor agua, ahorrar dinero y ayudar al planeta, entra en Imprescindibles 11Onze.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Finanzas

Básicos para gestionar nuestro dinero

4min lectura

Parece obvio, pero, para aprender a administrar nuestro

Sostenibilidad

Agua, el líquido más preciado

3min lectura

El Día Mundial del Agua nos recuerda que más de dos mil

Bienestar

“Lo que comemos afecta al planeta”

2min lectura

La relación entre lo que comemos y nuestra salud está



App Store Google Play