Bonos gubernamentales u oro: qué es mejor comprar

El oro es considerado tradicionalmente como el mejor activo para protegerse de la inflación, una medida fiable de cobertura contra el riesgo de perder poder adquisitivo. Aun así, algunos inversores consideran los bonos gubernamentales como una alternativa más segura donde invertir nuestro dinero ante la incertidumbre de los mercados. Analizamos las ventajas y desventajas de estas dos opciones.

 

Las compras de oro durante los últimos tres años han tenido un rendimiento estelar con máximos históricos para los inversores y han visto una subida del 40% de su valor. La condición de activo refugio, generalmente atribuida al oro, se ha confirmado gracias a la incertidumbre causada por la pandemia y a la subsecuente inflación, que ha penalizado la rentabilidad otros activos. Una vez más, el oro ha proporcionado una valiosa cobertura frente a un futuro incierto.

Algunos economistas argumentan que el oro solo aumenta en valor cuando una moneda se devalúa o en un contexto de inflación elevada, y que no ofrece retornos adecuados en otros escenarios de mercado. Mientras que es cierto que el oro tiende a aumentar de valor en épocas de inestabilidad financiera o de devaluación de la moneda, no son los únicos factores que incrementan su valoración por encima de la media. Por ejemplo, en el periodo desde el 2013 hasta el 2020, la inflación fue muy baja, y los efectos más nocivos de la crisis y la inestabilidad económica ya se habían superado en gran parte del mundo, no obstante, el valor del oro aumentó de manera constante.

Aun así, tenemos que tener en cuenta que, si nos decantamos por invertir en oro a través de un fondo de inversión o ETF, no tendremos posesión del metal precioso, hecho por el cual pierde gran parte de su valor intrínseco, y es un modelo que da más versatilidad, pero exige unos conocimientos bursátiles básicos que requieren intermediarios profesionales del sector. Cuando compras oro físico, eres propietario del metal, mientras que invirtiendo en oro digital lo que tienes es un derecho o una opción. Además, como que no se trata de un apunte contable, no puede suspender pagos. A diferencia otros activos financieros, el oro siempre lo podemos tener a mano.

 

Bonos gubernamentales

El atractivo más grande de comprar bonos gubernamentales es que tenemos asegurada cierta rentabilidad, positiva o negativa, de la inversión. Esto puede parecer contradictorio, porque de toda la vida, cuando alguien le presta dinero a otra persona, le cobra un interés y, por lo tanto, a priori puede costar de entender que algunos bonos coticen con rentabilidad negativa.

Esta aparente incoherencia es debida al hecho que algunos grandes inversores buscan seguridad en valores refugio, como los bonos gubernamentales, durante épocas de turbulencia de los mercados financieros. La crisis del 2008, con la quiebra de Lehman Brothers y otros bancos, puso de manifiesto que el Fondo de Garantía de Depósitos, que en España cubre 100.000 euros por cliente y entidad, no es nada más que un premio de consolación, si hablamos de depósitos de millones de euros.

Por lo tanto, cuando hablamos de grupos de inversión con grandes cantidades de dinero puede ser preferible comprar bonos de países con la máxima calificación crediticia (AAA), incluso cuando ofrecen una rentabilidad negativa, puesto que, a diferencia de los bancos, esto nos garantiza la gran totalidad de nuestro activo. Aun así, puede haber un motivo especulativo: comprar deuda con rentabilidad negativa esperando que esta rentabilidad baje todavía más, de forma que el precio de los bonos suba.

Este es un escenario poco aplicable al inversor mediano o pequeño, que tiende a comprar títulos emitidos con un valor nominal y que paga un interés determinado explícito sobre la inversión, trimestralmente, semestralmente o al vencimiento. Y que, aun así, también pueden cotizar al mercado bursátil para ofrecer a los inversores la posibilidad de vender o comprar antes de su plazo.

 

Seguridad y rentabilidad

Antes de invertir hay muchos factores que tenemos que tener en cuenta en la hora de decidir qué activo financiero es el más adecuado para nosotros. Y es vital evaluar el riesgo que estamos dispuestos a asumir y definir claramente los objetivos de inversión. Por norma general, cuanto más rentabilidad tiene una inversión, más riesgo comportará. Y a la inversa: si queremos una inversión muy segura, tendremos una baja rentabilidad.

Los metales preciosos, especialmente el oro, rompen un poco esta norma, con rentabilidades muy elevadas en tiempos de crisis económica, atendida su condición de valores refugio, y con precios relativamente estables cuando hay menos demanda en épocas de crecimiento económico. Pero siempre manteniendo una tendencia al alza a largo plazo, que también viene acompañada de una gran liquidez gracias a su valor intrínseco.

Por otro lado, el binomio rentabilidad-riesgo es evidente si hablamos de bonos gubernamentales. Unos valores de renta fija emitidos por gobiernos, y que son considerados libres de riesgo siempre que estemos hablando de países desarrollados con economías seguras y solventes, y con una probabilidad prácticamente inexistente que dejen de pagar a sus acreedores. Aun así, siempre acompañados de rentabilidades relativamente bajas o incluso negativas en el caso de Alemania.

Esta baja rentabilidad se puede ver afectada por la inflación, si tenemos en cuenta que los cupones que pagan la renta fija son nominales en el tiempo. Por lo tanto, ante un aumento de la inflación, baja su valor real y la rentabilidad de esta renta fija también es menor. Este es un escenario donde la compra de oro nos ofrece una mejor protección inflacionaria, gracias a una más elevada rentabilidad, manteniendo una alta seguridad y liquidez. Si te interesa comprar oro, 11Onze te ayudará a hacerlo a partir de la semana próxima.

 

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze. Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Ahorros

El oro, el refugio ante las crisis

5min lectura

Ante una inflación que continúa aumentando, la resistencia del

Ahorros

¿Qué rentabilidad ofrece la banca?

2min lectura

Los intereses que ofrecen los bancos tradicionales por los

Ahorros

Invertir en metales preciosos

4min lectura

Las inversiones financieras siempre comportan riesgos



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Jordi MorenoJordi Moreno says:
    Jordi

    Gràcies👍

  2. Daniela SimónDaniela Simón says:
  3. Ricard Calvo VilanovaRicard Calvo Vilanova says:
    Ricard

    Molt Bona idea

    • Oriol Garcia FarréOriol Garcia Farré says:
      Oriol

      Gràcies, Ricard. Estigues atent a La Plaça que les novetats s’acosten. Seguim a La Plaça!

      Hace 8 meses
  4. Pere SorianoPere Soriano says:
    Pere

    Gràcies per les iniciatives. Gràcies per la informació.

    • Oriol Garcia FarréOriol Garcia Farré says:
      Oriol

      Gràcies, Pere per seguir-nos i llegir-nos! Seguim a La Plaça.

      Hace 8 meses
  5. Rosa Pinadella DinaretRosa Pinadella Dinaret says:
    Rosa

    Veurem com evoluciona…

  6. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Esperant amb il·lusió q arribi la propera setmana, per veure les diverses formes d’inversió en or e invertir en alguna d’eles

  7. Josep Maria Asbert de PabloJosep Maria Asbert de Pablo says:
    Josep Maria

    Espero ilusionat! Una pregunta: També articulareu algún canal per invertir en criptos? els profans tenim por de Fer-ho sols. Gràcies i salut!

    • AlbertAlbert says:
      Albert

      Encara no et podem respondre aquesta pregunta, Josep Maria, però en prenem nota. Gràcies per plantejar-ho!

      Hace 8 meses
  8. Josep RuaixJosep Ruaix says:
  9. Francesc Estafanell PujolFrancesc Estafanell Pujol says:
    Francesc de Borja

    Atent a veure com es fa una inversió en or físic

  10. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Que benvinguda,aquesta informació abans de com podem comprar or,està clar or físic, la pregunta és com es fa per no tenir-ho a casa?
    Gràcies

    • Lels says:

      Gràcies, Alicia, els pròxims dies explicarem les diferents formes de custòdia de l’or per no tenir-ho a casa.

      Hace 8 meses
  11. Josep RouraJosep Roura says:
    Josep

    Llavors, si comprem or, ha de ser físic, oi? Perquè sinó, llavors és millor comprar bons? I si el comprem físic, quan ens faci falta vendre’l, on ho podem fer? A 11 mateix?

    • Lels says:

      Gràcies, Josep pel teu interès, aviat anunciarem totes les condicions d’aquest nou servei pels nostres clients

      Hace 8 meses
  12. James SeneJames Sene says:
    James

    👌🏿👍🏿

Deja una respuesta

App Store Google Play