Seguro de hogar: conceptos básicos

Contratar un seguro de hogar es esencial para protegernos ante incidentes que puedan afectar nuestra vivienda, pero muchas veces no es fácil entender la terminología de la póliza. Te explicamos algunos de los conceptos básicos que tienes que conocer.

 

Una póliza de seguro del hogar es un contrato según el cual, el tomador (la persona quien contrata), paga una prima (cantidad de dinero) a la compañía aseguradora a cambio de que se le garantice la cobertura de un riesgo que queda definido en la póliza. Por eso, es importante que, a la hora de contratar la póliza, estudies con detenimiento cada una de las cláusulas del contrato. Te ayudamos a familiarizarte con la terminología que utiliza el asegurador para hacer más fácil todo este trámite.

 

Continente

Se entiende como continente a todos los elementos estructurales de un inmueble, es decir, los cimientos, paredes, techos, puertas, ventanas, así como la instalación eléctrica, de agua y dispositivos de seguridad. Básicamente, todos aquellos elementos que si pusiéramos la vivienda del revés no caerían, además de cualquier estructura unida a ella (el garaje, la piscina…).

Tienes que tener en cuenta que cada compañía aseguradora puede tener pequeñas variaciones a la hora de considerar qué elementos conforman el continente. Aun así, tienes que saber que el importe de la cobertura del continente no representa el precio de compra o el valor actual de mercado, sino el coste de reconstrucción de la vivienda.

 

Contenido

El contenido hace referencia a todos aquellos elementos o bienes que se encuentran en el interior del inmueble: muebles, electrodomésticos y otros aparatos electrónicos, así como ropa, joyas, obras de arte y cualquier efecto personal de valor. La cobertura del contenido te puede ayudar a recuperar el coste de sustituir tus cosas que se hayan dañado en diferentes situaciones, o que hayas perdido en caso de robo.

Ten presente que tendrás que hacer una lista de todos los objetos antes de contratar el seguro, y que pertenencias que superen ciertos valores establecidos, requerirán una cobertura adicional. También es importante recordar avisar a la compañía si quieres añadir nuevos bienes que hayas adquirido después de firmar la póliza.

Responsabilidad Civil

La cobertura de responsabilidad civil ofrece protección frente a los daños ocasionados a terceros por parte de quien es legalmente responsable. En el caso de los seguros de hogar, cubre a la persona que ha contratado la póliza o a cualquier miembro de su familia (incluso mascotas si las añadimos a la póliza) que vivan en la vivienda, por incidentes a la misma vivienda que puedan afectar a otra persona.

Se trata de un tipo de cobertura indispensable en cualquier seguro de hogar. Un escape de agua que causa daños en el piso de abajo, un tiesto que cae de tu balcón encima un coche, o la rotura de la ventana del vecino mientras tus hijos jugaban con una pelota, son ejemplos de incidentes que estarían cubiertos.

 

Cuidado con la letra pequeña

Sí, es una obviedad, pero hemos de leer detenidamente la letra pequeña de nuestra póliza para evitar sorprendidas de última hora. Por ejemplo, términos como hurto y robo pueden parecer similares, pero mientras que muchas pólizas cubren los daños ocasionados en caso de robo (sustracción de bienes mediante el uso de la fuerza o la violencia), otras compañías no te aseguran en caso de hurto (sustracción de bienes por negligencia), como puede ser el caso si te has dejado la puerta de casa abierta.

La falta de mantenimiento de un inmueble o no tomar las precauciones correspondientes si tienes un perro de raza peligrosa, son dos ejemplos más de acciones imprudentes que se podrían clasificar como negligencia, y que no estarían cubiertas por la mayoría de seguros de hogar.

Y finalmente, compara antes de contratar. La oferta del mercado de seguros es muy variada gracias a la entrada de las insurtech y a la competencia que hay entre diferentes compañías. Toma el tiempo necesario para hacer un estudio comparativo que te permita encontrar la opción que se adapte más bien en tus necesidades y al tipo de vivienda que quieras asegurar.

 

Si quieres conocer un seguro justo para tu hogar y para la sociedad, descubre 11Onze Segurs.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Management

Como proteger tu hogar durante las vacaciones

3min lectura

Llega el verano y muchos ya empiezan a planificar las

Finanzas

Los mejores seguros de hogar

4min lectura

Todo el mundo está de acuerdo que un buen proveedor de

Management

Desvincular el seguro de hogar

3min lectura

¿Debes contratar un seguro de hogar cuando te conceden una



Uno de los detalles importantes cuando contratamos un seguro de hogar es calcular el valor del contenido, es decir, todas las cosas que tenemos en casa. Esto permitirá que la aseguradora nos pueda compensar en caso de siniestro o robo.

 

En un seguro de hogar debe constar el valor del contenido de la vivienda, que incluye el mobiliario, los enseres y los objetos de valor y joyas. Hacer un cálculo de su valor es más sencillo de lo que pensamos, tal y como explica Sara Casals, responsable de producto júnior de 11Onze.

Lo más aconsejable para estimar el valor de nuestras pertenencias es hacerlo por estancias, elaborando un listado con todos los bienes y asignando a cada uno de ellos el valor de reposición, que es lo que nos costaría en este momento comprar en el mercado ese objeto en cuestión. Debemos tener en cuenta que la valoración del contenido condicionará el precio del seguro, así que no nos interesa valorarlo por encima del precio real, puesto que esto incrementaría el coste del seguro.

Las joyas y objetos de valor como las obras de arte tienen un tratamiento especial y se deben declarar en su apartado correspondiente. Además, en cuanto a este tipo de objetos, “el nivel de cobertura que nos ofrecerá la aseguradora estará relacionado con las medidas de seguridad que tengamos en el hogar”, indica Casals.

Si quieres conocer un seguro justo para tu hogar y para la sociedad, descubre 11Onze Segurs.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Management

¿Cuándo es obligatorio un seguro de hogar?

2min lectura

Más allá de la conveniencia de contar con un seguro del hogar

Management

Ocho puntos a revisar en tu seguro de hogar

6min lectura

¿Has revisado las coberturas de tu seguro de hogar?

Management

Desvincular el seguro de hogar

3min lectura

¿Debes contratar un seguro de hogar cuando te conceden una



Más allá de la conveniencia de contar con un seguro del hogar para hacer frente a los imprevistos que se pueden producir, hay circunstancias en que los propietarios o los arrendatarios se pueden ver obligados legalmente a contratar este tipo de seguro.

 

Siete de cada diez personas de nuestro país ya cuentan con un seguro del hogar. En muchos casos, disponer de este tipo de seguro es simplemente una cuestión de elección para ahorrarse dolores de cabeza en caso de siniestro, pero en otras situaciones los propietarios o los arrendatarios están obligados legalmente a contratarlo.

Como indica el agente de 11Onze Amadeu Vilaginés, el propietario de una vivienda puede verse obligado a contratar un seguro del hogar cuando solicita una hipoteca, pero aclara que la entidad bancaria solo nos puede obligar a contratar una cobertura básica y que tenemos plena libertad para hacerlo con la aseguradora que queramos, tal como recoge la normativa europea. En el caso de los arrendatarios, solo están obligados a contratar este tipo de seguro cuando así lo indica el contrato de alquiler firmado.

Si quieres conocer un seguro justo para tu hogar y para la sociedad, descubre 11Onze Segurs.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Management

Ocho puntos a revisar en tu seguro de hogar

6min lectura

¿Has revisado las coberturas de tu seguro de hogar?

Management

Desvincular el seguro de hogar

3min lectura

¿Debes contratar un seguro de hogar cuando te conceden una

11Onze

El mejor seguro del hogar con 11Onze Segurs

3min lectura

Siguiendo con los objetivos fundacionales de 11Onze



¿Has revisado las coberturas de tu seguro de hogar? Vale la pena comprobar cómo están reflejados algunos aspectos que te pueden llevar a pagar de más o limitar las indemnizaciones en caso de siniestro. Aquí tienes algunas recomendaciones para protegerte de sorpresas desagradables.

 

La cobertura de continente cubre los costes de reparación o reconstrucción de tu vivienda en caso de desgracia. Para diferenciarlo del contenido, una fórmula muy gráfica es imaginar que podemos poner nuestra vivienda boca abajo. Todo lo que se caería sería contenido, mientras que lo que no se caería sería continente.

Hay que tener en cuenta que el valor de la cobertura de continente no representa el precio de compra o el valor de mercado de tu vivienda. Tampoco debería incluir el valor del suelo sobre el que se construyó la casa o el edificio. En realidad, es la cantidad que se necesitaría para reconstruir la vivienda y dejarla como estaba. Este valor se conoce como «coste de reconstrucción».

El seguro de hogar también incluye una sección dedicada al «contenido», o tus cosas (televisor, ropa, ordenador, bicicleta, etc.). El importe que aparece en esa sección es la cantidad que el seguro te pagará como máximo si le ocurre algo a tus cosas, de ahí que deba corresponderse más o menos con su valor real.

Las cláusulas de la póliza, a examen

Aquí tienes algunos elementos que deberías tener en cuenta para no pagar de más y que el seguro no te pague de menos en caso de siniestro: 

  1. Evita duplicidades. Si tu finca tiene seguro, comprueba sus coberturas, ya que podrás excluir de la póliza particular los elementos del continente que ya estén incluidos en el seguro comunitario. Ten en cuenta que, en caso de siniestro, si un elemento está cubierto tanto por el seguro comunitario como por el tuyo particular, no lo cobrarás dos veces.
  2. Asegúrate de que la valoración del continente es correcta. Si los capitales asegurados están muy por encima del valor de tu casa, estás pagando por una protección que no necesitas, ya que en caso de siniestro el seguro solo pagará la reconstrucción, nada más. Y, en el sentido contrario, si el valor de reconstrucción de tu casa está por encima de los capitales asegurados, la aseguradora solo pagará hasta los capitales asegurados, dejándote cojo en tu recuperación. Por tanto, debes ajustar la póliza para estar ligeramente por encima del valor de tu casa, pero sin pagar por una cobertura innecesaria. De forma orientativa, ten en cuenta que la valoración debería oscilar entre unos 800 euros por metro cuadrado en los pisos normales y los 1.300 euros en una casa unifamiliar.
  3. Comprueba que la valoración del contenido es adecuada. Ten en cuenta que los seguros imponen límites al valor individual de tus cosas que cubren por defecto. Normalmente, tus objetos valiosos necesitarán una cobertura adicional. Es necesario que los des de alta o tu seguro sólo te devolverá hasta el límite individual que tienes por defecto en tu póliza. Te recomendamos hacer fotos (o un vídeo) de todas tus cosas. Para estimar su valor, conviene hacer primero una lista con los objetos valiosos y calcular su coste, y después estimar la cifra de los artículos menos valiosos, como ropa y utensilios de cocina, y redondear su valor.
  4. Vigila cómo se refleja la cobertura de cristales. La cobertura de cristales incluye desde ventanas hasta espejos. Debes asegurarte de que las ventanas se incluyan dentro del capital y coberturas de continente, mientras que los cristales interiores se incluyen en el contenido. A veces las aseguradoras utilizan esta separación para excluir parte de los cristales de la cobertura, así que fíjate si todos están cubiertos. 
  5. Ten en cuenta la cobertura de los daños estéticos y la loza sanitaria. Baños, encimeras y otros elementos deben estar protegidos por estas coberturas. Algunas aseguradoras incluyen estos elementos como parte del contenido, lo cual puede perjudicarte si el capital asegurado está por debajo del real. Además, puede hacer que baños y cocinas queden fuera de coberturas específicas, como daños estéticos, si solo se cubren los daños del continente y baños y cocinas se consideran contenido. Debes comprobar que la cobertura de daños estéticos cubre las reparaciones necesarias para mantener la uniformidad estética de tu casa tras un siniestro, ya que las aseguradoras juegan mucho con las limitaciones de esta cobertura, especialmente en baños y cocinas. Asegurate de que tu seguro cubre la loza sanitaria como continente y no tiene exclusiones ocultas. Ni tampoco los daños estéticos, que deben cubrir un capital mínimo de 2.000 euros.
  6. Asegúrate de que el seguro cubre el valor de reposición del contenido. El valor real es el valor que calculan la mayoría de las aseguradoras para sustituir tus cosas robadas o dañadas. Se calcula partiendo de lo que costaría hoy ese mismo artículo (el valor de reposición) restando la pérdida de valor debido a la edad, el desgaste y las roturas (depreciación). De ahí la importancia de que el seguro no cubra el valor real, sino el valor de reposición, que viene a ser el precio por el que se podría comprar hoy tu artículo (de la misma marca y modelo) si fuera nuevo. En definitiva, el valor de reposición es el precio de mercado. Si tu seguro utiliza el valor real, probablemente te compense buscar un seguro con precio similar pero que utilice el valor de reposición.
  7. Comprueba que la póliza incluye defensa legal. Sin esa cobertura, tu seguro no te ofrecerá el apoyo de un abogado en caso de conflicto legal. esta es una de las primeras coberturas que las aseguradoras tienden a recortar para ofrecer precios más bajos.
  8. Repasa si el precio contempla los elementos de seguridad. El hecho de poner una puerta de seguridad hace que la mayoría de los seguros bajen el precio de las coberturas relacionadas con robo. Y lo mismo sucede con medidas de seguridad como alarmas o rejas. Tambien elementos como sensores de humo o agua deberían ayudarte a reducir el precio de las coberturas relacionadas con agua y fuego. Asegúrate de que estos modificadores están incluidos en tu seguro si los tienes.

A modo de resumen, podemos destacar que es fundamental que revises los capitales asegurados y los ajustes a las características de tu vivienda; compruebes que todos los límites son adecuados y cubren lo que esperas, y que tu seguro contempla algunos modificadores en el precio para ajustar lo que pagas cada año a los cambios que realices en tu hogar.

 

Si quieres conocer un seguro justo para tu hogar y para la sociedad, descubre 11Onze Segurs.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Management

Desvincular el seguro de hogar

3min lectura

¿Debes contratar un seguro de hogar cuando te conceden una

Finanzas

Los mejores seguros de hogar

4min lectura

Todo el mundo está de acuerdo que un buen proveedor de

Finanzas

¿Podemos prescindir de los seguros?

3min lectura

Mucha gente tiene reparos a la hora de contratar un seguro.



La pandemia permitió que el ahorro familiar recuperara cifras que no se habían visto en más de dos décadas, pero la inflación desbocada está complicando las cuentas de muchos hogares. Cada vez es más difícil cuadrar las cuentas para llegar a fin de mes y todavía más dedicar una parte de nuestros ingresos al ahorro. Ante esta situación, recogemos once consejos para mejorar las finanzas familiares.

 

A lo largo de 2021 las familias aumentaron sus gastos en casi todas las categorías de producto, con la excepción de las comunicaciones y las bebidas alcohólicas y el tabaco, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los datos que el INE presentó a finales de junio muestran que el gasto medio por hogar en el Estado español se elevó en 2021 a 29.244 euros. Y la mitad de ese importe voló solo entre las partidas de vivienda y recibos de servicios (33,8 %) junto con la de alimentos y bebidas no alcohólicas (16,4 %).

 

Variación gasto medio por hogar en 2021

Si a esto sumamos la desbocada tasa de inflación en lo que llevamos de año, que en junio se situó en el 10,2 % interanual, no resulta extraño que a las familias les resulte cada vez más difícil llegar a fin de mes, y todavía más ahorrar. Es sintomático que un informe de Nielsen indique que en abril de este año el 93 % de los productos de la cesta de la compra resultaban más caros que en el mismo mes de 2021. Y se debe tener en cuenta que en el 73 % de los casos ese incremento era superior al 5 %.

Las familias se ven obligadas a apretarse el cinturón porque en los últimos meses los precios se han disparado, especialmente en las áreas de la energía y la alimentación. Y en estas fechas hay que sumar el papel del alojamiento vacacional y la restauración, con subidas de hasta dos dígitos. En definitiva, las familias se ven obligadas a priorizar y revisar con lupa sus cuentas para cuadrarlas, en cada vez más casos con el riesgo de renunciar a una alimentación saludable.

Si bien el Banco de España calcula que los hogares ahorraron 943.700 millones de euros en 2021, unas cifras récord que no se recogían desde 1999, la situación ha cambiado radicalmente en los primeros meses de este año a causa de la inflación. De todas formas, en 11Onze hemos recopilado 11 consejos para mejorar la economía familiar e intentar que nuestros ahorros sigan creciendo.

  1. Aplicar la fòrmula del 50/30/20. Se trata de intentar distribuir nuestros ingresos de forma que el 50 % vaya a parar a los gastos (luz, agua, alquiler, hipoteca, teléfono, comida, estudios…), el 30 % a ocio (nuestras salidas a desayunar o almuerzos fuera de casa, vacaciones, regalos…) y el 20 % restante al ahorro.
  2. Recortar suscripciones innecesarias. ¿A cuántas plataformas digitales estamos suscritos? ¿Las utilizamos todas? ¿Es necesario seguir pagando? ¿Y esa suscripción a esa revista que nunca acabamos leyendo? Todas las suscripciones automáticas deben revisarse para valorar si son necesarias. Hoy en día existen distintas plataformas con contenido en línea que son legales y gratuitas, solo hay que echar una ojeada por Internet para encontrarlas. Y recordemos que las bibliotecas también son una gran fuente de libros y contenido audiovisual.
  3. Revisar los contratos de electricidad, gas y teléfono. Es preciso revisar con mucho cuidado los contratos que tenemos con las distintas compañías de servicios. Es una de las partidas donde más dinero se nos va sin darnos cuenta al cabo del año. No podemos prescindir de estos gastos, pero sí reducirlos.
  4. Comer más en casa. Reducir las veces que salimos a comer fuera de casa o compramos comida para llevar puede llegar a ser una muy buena fuente de ahorro. No es necesario dejar de acudir a restaurantes, pero sí reducir el número de veces que lo hacemos, y más si somos una familia numerosa.
  5. Reutilizar. Cuando algo se dañe, veamos si podemos repararlo y alargar su vida útil antes de tirarlo a la basura. También es una buena herramienta para el ahorro comprar ropa de segunda mano, libros, muebles y hasta electrodomésticos.
  6. No comprar impulsivamente. Una de las razones principales por las que no hacemos un buen uso de nuestro dinero son las compras compulsivas. A partir de ahora, cuando queramos algo, démonos un margen de tiempo para saber si de verdad lo necesitamos. Nos sorprenderá comprobar que podemos prescindir de gran parte de las cosas que queremos comprar a golpe de tarjeta.
  7. Comparar precios. ¿Cuántas veces nos ha sucedido que compramos un teléfono móvil, por poner un ejemplo, y al día siguiente vemos una oferta del mismo producto en otra tienda? Esto nos sucede por no comparar. Debemos aprender a comparar todo lo que compramos, también la comida.
  8. Utilizar menos el coche. Aunque mucha gente no puede prescindir del transporte privado, en la mayoría de los casos sí que podemos reducir su uso. Intentemos hacer uso del transporte público o compartir coche si es posible. Y, en la medida de lo posible, hagamos uso también de la bicicleta y sobre todo de nuestras piernas, que caminar es sano y gratuito.
  9. Escoger una buena entidad financiera. ¿Son necesarias todas nuestras tarjetas de crédito? ¿Qué comisiones nos cobra nuestra entidad financiera? Hay que revisar si nos ayuda a tener una buena economía personal o si, por el contrario, nos conviene un cambio. Actualmente, hay muchas entidades financieras con herramientas que ayudan a controlar los gastos y ahorrar: escojamos una buena entidad financiera para nuestro futuro.
  10. Adaptarnos a nuestro bolsillo. Si ingresamos una cierta cantidad de dinero, no vayamos más allá de lo que nuestra economía pueda permitirse. En lugar de “tirar la casa por la ventana”, hagamos un uso responsable de nuestro dinero en función de nuestros ingresos.
  11. Ser previsores. Debemos analizar la evolución de nuestros gastos en los últimos meses para comprobar en qué se nos va el dinero y dónde podemos recortar. Ante la actual situación inflacionaria, en algunos casos será necesario aplicar una “economía de guerra” según como preveamos que van aevolucionar los ingresos y los gastos.

Ya hace tiempo que sabemos que el dinero no da la felicidad. Pero podemos aportar estabilidad a nuestra economía personal para evitarnos disgustos. Además, en estos tiempos de incertidumbre económica, vale la pena recordar la frase del filósofo Séneca: “No es pobre quien tiene poco, sino quien mucho desea”.

 

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze. Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Economía

La devaluación del euro aumentará la inflación

4min lectura

¿Qué consecuencias tendrá la devaluación del euro respecto al

Ahorros

Microgastos

3min lectura

Son pequeños gastos cotidianos que, al final del año, suponen un impacto importante en nuestras

Ahorros

¿Qué tipo de ahorrador eres?

4min lectura

¿Eres un ahorrador particular o un inversor institucional?



El dinero forma parte de nuestra vida desde pequeños. Con las primeras monedas que ponemos en la hucha, el dinero que nos dan los abuelos para el cumpleaños, el primer trabajo de verano, la ayuda de los padres para comprarnos los primeros caprichos … Y de repente, llega la mayoría de edad y, entre muchos otros cambios, por primera vez tenemos el control sobre nuestro dinero. ¿Pero realmente nos han enseñado a gestionarlos? ¿Seremos capaces de independizarnos, de llegar a fin de mes? La respuesta es que, sin duda, si, controlar todo eso está en nuestras manos, y solo hace falta un poco de organización para sacar el máximo rendimiento.

 

¿Por qué necesito dinero?

El primer estereotipo que tenemos que romper respecto al dinero es compararnos con los demás. Calcular lo que tenemos o ganamos en función de lo que tiene la gente de nuestro entorno no es ni objetivo ni realista. Cada uno nace y crece con unas condiciones determinadas sobre las que raramente ha podido influir. Si estás estudiando y empezando a definir lo que será tu vida, quítate la presión de encima porque nada está escrito, y lo importante no es donde empiezas sino cómo acabarás. Así pues, lo primero que tendremos que hacer es analizar la situación actual y determinar nuestro objetivo a medio plazo, no será lo mismo vivir en casa de los padres y centrarnos en los estudios que tener la voluntad de independizarse, aunque para ello tengamos que invertir parte de nuestro tiempo a trabajar. Determinar esto nos llevará a la siguiente pregunta: ¿cuánto necesito para vivir?

En este punto ya podemos empezar a jugar con nuestras finanzas y diferenciar los gastos fijos de los variables, igual como hacen las empresas. Los fijos serán todos aquellos que tenemos que asumir cada mes, como el alquiler del piso, el gimnasio, el precio de la tarjeta de transporte o una suscripción a Spotify. En el caso de los gastos variables, serán todos aquellos en los que el importe puede variar de un mes a otro en función de nuestras necesidades. Por ejemplo, aunque la comida es imprescindible, no gastaremos lo mismo un mes que otro, y justamente es uno de los puntos donde podemos recortar gastos. Con esto no nos referimos a dejar de comer o comprar los productos más económicos del mercado, independientemente de su calidad. Más bien nos referimos a todo lo contrario: apostar por un consumo responsable.

¿Cómo puedo reducir el gasto mensual?

Basta con mirar el entorno actual para ver que las tendencias de consumo, es decir, el tipo de compra que hace la mayor parte de la sociedad, está cambiando y cada vez son más las personas que en vez de comprar en grandes superficies industrializadas buscan el producto de proximidad, más calidad y menos cantidad. Estos pequeños cambios nos permitirán hacer una compra con conciencia, priorizando solo los productos que necesitamos y cuidando al mismo tiempo nuestra salud y economía. Algún ejemplo que podemos aplicar a nuestra vida diaria podría ser beber agua en envases reutilizables (botellas de cristal o metálicas) y evitar así la compra diaria de botellas de agua, sustituyéndolo por garrafas que son más económicas y nos durarán más tiempo.

Lo mismo podemos hacer cuando vayamos a hacer la compra, llevando nuestra bolsa para evitar comprar bolsas de plástico. Otro truco útil puede ser organizar nuestro menú semanal, para saber qué comeremos cada día y, por lo tanto, qué necesitamos comprar. Ni más ni menos. En cuanto a productos de higiene podemos optar por paquetes familiares, donde viene más cantidad por menos precio, o bien alternativas como las pastillas de jabón o las copas menstruales que más allá de ser económicas, no generan residuos. También existen tiendas a granel donde puedes comprar solo la cantidad que necesitas, sea de productos alimenticios o de limpieza del hogar. Investiga tu zona y busca la opción que más se adapte a tu bolsillo, recordando siempre que lo que se ha hecho siempre, o lo que hace la mayoría, no siempre es la mejor opción para ti.

En cuanto al transporte, también hay que buscar este equilibrio y valorar alternativas al transporte privado, que suponen un coste más elevado si sumamos gasolina, impuestos, seguro y reparaciones. El transporte público o la bicicleta son dos opciones económicas que nos pueden ayudar a controlar nuestros gastos a la vez que cuidamos el medio ambiente. Incluso en el momento de salir de fiesta podemos recortar gastos si actuamos con conciencia. Reservar con antelación, aprovechar ofertas y descuentos o marcarnos la cantidad que queremos gastar antes de empezar la noche nos ayudará a mantener un cierto control. Si esta última parte es la más difícil, un truco puede ser llevar en efectivo el importe que queremos gastar. De esta manera no habrá margen de pasarnos de presupuesto y esto nos permitirá gestionar mejor nuestras salidas, sin gastar ni un euro más de lo previsto.

 

 Controla tu situación económica desde el móvil

Estas son algunas de las recomendaciones que nos ayudarán a mantener el control de nuestros ahorros, pero la tarea importante es analizar nuestra situación particular y hacernos las siguientes preguntas: ¿de qué ingresos dispongo? ¿Qué cantidad debo destinar a gastos fijos? ¿Qué me queda por destinar al ocio? ¿Necesito ahorrar para el futuro?

Si algo tenemos a favor los jóvenes es que actualmente existen aplicaciones para casi todo. Controlar nuestras finanzas nunca ha sido tan fácil. La mayoría de bancos se están reinventando desde hace años para que la experiencia del nuevo cliente digital sea intuitiva y ágil, que en un solo clic tengamos a nuestra disposición toda la información que deseamos, desde el saldo total de la cuenta (el dinero que disponemos), hasta los gastos que hemos realizado con la tarjeta, viendo de manera gráfica donde estamos destinando la mayor parte de nuestro dinero. Esto nos permitirá hacernos una idea de nuestra situación actual y hacia dónde debemos dirigir los esfuerzos futuros.

 

Trabajar y ahorrar, los dos grandes aliados para tener dinero

Una herramienta clave para gestionar nuestros ahorros son las huchas digitales, un espacio en la cuenta donde pondremos el dinero que queremos destinar a una actividad concreta. El funcionamiento es sencillo, hay que proponerse un objetivo, bien sea un viaje o algo que queremos comprar, y a partir de ahí calculamos qué importe debemos ingresar cada mes para conseguirlo. Se debe buscar el equilibrio entre lo que deseamos y nuestros recursos actuales. Si queremos más dinero, tendremos que trabajar más. Si no podemos trabajar más, lo tendremos que gestionar de forma más eficiente. Pero sea cual sea nuestra situación, tomar el control de nuestras finanzas y saber en todo momento qué está pasando en nuestra cuenta corriente es indispensable.

El último consejo es no perder de vista que nunca caminamos solos. Tenemos padres, familiares y mucha gente alrededor que nos puede ayudar a entender qué significa todo lo que tiene que ver con el dinero que, al fin y al cabo, es entender cómo funciona el mundo actual. Tener su apoyo y seguir sus consejos serán un pilar indispensable para que este primer contacto con el mundo de las finanzas sea claro y comprensible. Cuando tomamos el control de nuestro dinero, tomamos el control de nuestra vida.

 

11Onze es la comunidad fintech de Cataluña. Abre una cuenta descargando la super app El Canut para Android o iOS. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Finanzas

Lecciones financieras que debes dominar

3min lectura

Que sí, que la juventud es para disfrutarla y hay que

Comunidad

Economía colaborativa: compartir es vivir

4min lectura

Seguro que has oído hablar de la economía colaborativa, es

Ahorros

Los beneficios de comprar en Black Friday

3min lectura

No lo podemos negar: las rebajas son un estrés.



¿Debes contratar un seguro de hogar cuando te conceden una hipoteca? La respuesta es sí. Pero eso no significa que estés obligado a contratarlo con el banco que te ha concedido el préstamo. Y si lo has hecho, tienes derecho a cambiar a cualquier aseguradora que te ofrezca mejores condiciones. Te ofrecemos todas las claves para conseguirlo.

 

Tradicionalmente, los bancos han aprovechado la concesión de una hipoteca para forzar la contratación de otros productos, sobre todo seguros de hogar y vida, que en la mayoría de los casos ofrecen unas condiciones poco competitivas. Por suerte, la ley hipotecaria de 2019 deja claro que, si bien la entidad financiera puede exigir la contratación de un seguro de hogar, el cliente tiene todo el derecho a contratarlo con la compañía que mejores condiciones le ofrezca. E incluso puede cambiar de aseguradora si le interesa.

La única condición para cambiar es esperar al vencimiento anual de la póliza contratada con el banco. Mediante notificación formal realizada con dos meses de antelación al vencimiento de la póliza, el cliente puede indicar a la entidad bancaria su decisión de no renovar el contrato del seguro de hogar a su vencimiento.

Además, el usuario debe presentar al banco una copia de la nueva póliza, en la que ha de figurar la cesión de derechos correspondiente al capital que aún está sujeto a hipoteca. Se trata de un formalismo que la nueva compañía te puede ayudar a hacer correctamente.

 

Intereses vinculados

Un asunto espinoso a la hora cambiar de seguro suele ser la vinculación del tipo de interés de la hipoteca con la contratación del seguro con el banco. De hecho, es probable que las cláusulas de la hipoteca contemplen una subida del tipo de interés si el seguro no se contrata con el banco.

En ese caso hay que ser cuidadosos para no salir perjudicados económicamente y calcular cuánto ganamos y cuánto perdemos con el cambio. Puede producirse un leve perjuicio económico en los primeros años de hipoteca, cuando la parte de la cuota correspondiente a intereses es muy alta y la de amortización de capital es muy baja. En cambio, con el paso de los años, el impacto del tipo de interés se convierte en mínimo porque casi todo lo que pagamos es capital, así que esa cláusula coercitiva ya no supone ningún impedimento para cambiar el seguro de hogar a otra compañía.

Utilizando una calculadora hipotecaria es posible saber cuál es la fecha exacta en la que nos interesa cambiar de aseguradora para beneficiarnos de mejores condiciones y precio. El ahorro es significativo en más ocasiones de las que nos imaginamos.

 

Si quieres conocer un seguro justo para tu hogar y para la sociedad, descubre 11Onze Segurs.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Management

Como proteger tu hogar durante las vacaciones

3min lectura

Llega el verano y muchos ya empiezan a planificar las

Finanzas

Los mejores seguros de hogar

4min lectura

Todo el mundo está de acuerdo que un buen proveedor de

Tecnología

Insurtech: el futuro de los seguros

3min lectura

Del mismo modo que las fintech han provocado un cambio de



Llega el verano y muchos ya empiezan a planificar las vacaciones para poder desconectar de la rutina haciendo un viaje o saliendo unos días fuera de la residencia habitual. Aun así, antes de dejar la casa sola tenemos que tener en cuenta algunos aspectos importantes para evitar sorpresas a la vuelta.

 

La vuelta a la normalidad después de la crisis sanitaria fue motivo de alegría para muchos ciudadanos que finalmente podían disfrutar de las vacaciones de verano sin restricciones, pero también animó a las personas propensas a la cleptomanía, a las cuales el virus había trastocado su línea de ‘negocio’ usual.

Los siniestros por robo en plena pandemia se redujeron un 23,5% respecto al 2019, pero durante los últimos dos años nos hemos ido acercando a las cifras previas a las restricciones de movimiento. En los periodos vacacionales y fines de semana los robos a las viviendas suelen aumentar y, según un estudio de Unespa, Cataluña, con un 58%, es la comunidad autónoma donde tenso más probabilidad de sufrir un robo en el hogar.

Así pues, te queremos dar unos sencillos consejos que puedes seguir para evitar un robo en tu casa mientras estás fuera de vacaciones o, cuando menos, paliar las posibles consecuencias.

 

Precauciones básicas antes de salir

  • No dejes objetos de valor en lugares fácilmente accesibles. Si no tienes una caja fuerte, es preferible llevarlos a una empresa especializada para almacenarlos antes de esconderlos por algún rincón de la casa. Si esto no es posible, apunta el número de serie, la marca y el modelo de los objetos para facilitar su identificación en caso de robo.
  • Avisa a alguna persona de confianza de tu ausencia para que recoja la correspondencia o suba y baje persianas con cierta frecuencia, pero evita comentarlo a todos los vecinos o publicarlo en las redes sociales.
  • Asegúrate de cerrar bien las puertas, ventanas, aperturas en patios interiores y el garaje. No te olvides de poner la alarma. Aun así, intenta que la vivienda parezca ocupada con la ayuda de una persona de confianza que pueda entrar de vez en cuando o con un sistema de domótica que te permita programar el encendido y apagado de las luces de la casa.
  • No dejes ningún mensaje al contestador automático del móvil o del teléfono fijo indicando que estás fuera. Siempre puedes activar el desvío de llamadas o responder a los mensajes cuando tengas acceso a wifi si estás fuera de Europa y no quieres gastar dinero en llamadas.
  • Un seguro de hogar con cobertura por robo es una opción muy recomendable. Hay que tener en cuenta que también nos protege ante imprevistos, como un escape de agua, y puede ofrecer coberturas en caso de okupación o robo a personas fuera del hogar.

A la vuelta, en caso de robo

  • No dudes en llamar inmediatamente a la policía o al teléfono de emergencias 112 si oyes ruidos dentro de casa o encuentras puertas o ventanas forzadas.
  • Ponte en contacto con tu seguro y ten a punto el inventario de objetos sustraídos.
  • Formaliza la denuncia y avisa a tu banco si sospechas que se han llevado un ordenador o cualquier otro dispositivo digital que pudiera contener información relevante sobre tus datos financieros, de manera anulen las contraseñas de acceso a la banca en línea.

Si quieres conocer un seguro justo para tu hogar y para la sociedad, descubre 11Onze Segurs.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Finanzas

Los mejores seguros de hogar

4min lectura

Todo el mundo está de acuerdo que un buen proveedor de

Tecnología

Insurtech: el futuro de los seguros

3min lectura

Del mismo modo que las fintech han provocado un cambio de

Economía

Cuando no hay dinero para las vacaciones

5min lectura

El sector turístico empieza a levantar cabeza después de dos



Et farem deu recomanacions perquè puguis gaudir de les teves vacances i estalviar en les reserves i en moltes coses més.

 

Enguany s’espera que un gran nombre de persones facin les vacances els mesos de juliol, però tindrem diners per a les nostres vacances tan desitjades? Segur que tots estem pensant en l’estiu i, per tant, en les vacances. Molts de vosaltres ja teniu al cap on voleu viatjar, però esteu esperant noves recomanacions per saber si finalment podrem agafar un avió i gaudir d’una desconnexió merescuda.

Les vacances són necessàries per a fer un reset, gaudir dels nostres, cosa que és molt necessària, i recarregar les piles per a tornar a la feina amb el cap serè. També és un moment en què intentem no estar tan pendents de les despeses: solem fer excessos als àpats, en comprar-nos allò que sabem que no trobarem a la nostra ciutat i aprofitem per a anar a aquell hotel que tant ens venia de gust. Per això, us expliquem alguns consells per a estalviar en vacances, i que la tornada al setembre sigui més tolerable i sense maldecaps.

  1. Estalvia a un any vista sempre que puguis
    El primer pas recomanable és crear un pressupost estimat de l’import que penses invertir en la teva pròxima destinació i així poder crear un pla d’estalvi a un any vista. El mètode més còmode és obrir un compte d’estalvi o moneder al teu banc i fer-hi una transferència automàtica mensual de manera recurrent; així, abans de començar les vacances ja tindràs la quantitat estalviada que et permetrà fer-les sense despeses imprevistes.
  2. Reserva anticipada
    El món en línia ens proporciona una alta oferta de preus. A més, si tens la possibilitat de tenir les dates de les teves vacances confirmades a l’inici de l’any, podràs estalviar molts diners, obtindràs millors preus al teu bitllet d’avió, tren, o el transport que vulguis. Com més aviat el reservis, molt millor! I el mateix ocorrerà amb l’hotel, inclús et recomanem que reservis en aquell restaurant que has estat seguint per Instagram, mitjançant aplicacions que ofereixen descomptes molt interessants, fins i tot del 50%. És important que revisis a les teves reserves les despeses de cancel·lació, per si fos necessari.
  3. Aprofita l’esmorzar
    Tothom sap que l’esmorzar és l’àpat més important del dia i que és necessari per a grans caminades. Fes ús de l’esmorzar si està inclòs a les teves nits d’hotel i prepara’t i menja com un rei, aprofita i emporta’t una fruita per a mig matí per si et ve la gana abans que arribi el dinar.
  4. Planifica els llocs
    Si t’encanta fer una presentació del teu pròxim viatge i compartir-la amb la resta de la gent amb qui hi aniràs, estàs de sort, perquè aquesta és una altra manera d’estalviar diners. Si fas un llistat dels indrets que vols visitar, tens l’opció d’entrar al seu lloc web i fer-ne la reserva. Hi podràs trobar promocions, inclús, si sou diverses persones, us podreu beneficiar de descomptes per grup. A més, tenint el tiquet comprat és possible que fins i tot eviteu llargues cues per a adquirir-lo.
  5. Canvi de divises
    Tot i que la cotització de les monedes no es pot controlar, abans de canviar diners, consulta-ho amb el teu banc de confiança unes setmanes abans del teu viatge, per a informar-te si és millor esperar als dies abans la sortida. En molts casos, la recomanació serà fer-ho a l’aeroport, car les cases de canvi tracten d’oferir-hi el millor canvi. Una cosa important, en cas que durant el teu viatge vulguis fer les teves compres amb targeta de crèdit, és que canviïs una quantitat, encara que sigui petita, per si sorgeix qualsevol imprevist (tiquet de tren, propina, etc.).
  6. Ús moderat de targetes
    Com hem esmentat, quan estàs de vacances, l’últim en què vols pensar és en el que t’estàs gastant, però gairebé sempre tenim algun excés… Intenta aplicar les recomanacions que t’hem fet fins al moment i mira d’evitar al màxim l’ús de les targetes de crèdit si no està planificat dins les teves prioritats. En el moment serà una compra impulsiva, però després t’arribarà una suma important de despeses.
  7. Ruta en carretera
    Si la teva opció vacacional és agafar el cotxe i recórrer alguns pobles del teu voltant, utilitza el GPS, que sempre et recomana la millor ruta perquè evitis fer quilòmetres innecessaris i, per tant, estalviar en benzina. Visitar destinacions prop de casa és una opció molt recomanable; sovint oblidem els meravellosos indrets que tenim prop de la nostra ciutat i que podem visitar sense agafar un avió.
  8. Evita restaurants turístics
    Planifica bé el teu temps i, quan visitis algun lloc determinat, si és en una zona turística, evita les hores punta per a dinar o sopar: normalment, els restaurants d’aquestes zones solen ser d’escassa qualitat i d’alt cost. És preferible caminar quatre passes i cercar alternatives de llocs que solen freqüentar els locals, preguntar a la recepció de l’hotel, al taxista i, per descomptat, mirar les opcions que trobaràs als cercadors d’Internet.
  9. Contracta free tours
    Busca’ls als centres de les grans ciutats o pregunta-ho a aquell amic que viatja molt, que segur que n’ha utilitzat. Són guies turístics que et fan un recorregut per la ciutat explicant-te un munt de coses molt interessants sense una tarifa concreta. Si t’agrada, és optatiu deixar-li una propina.
  10. Finança les teves vacances
    Si ha estat un any difícil i alguns dels consells que hem esmentat no els has pogut seguir, com ara fer una previsió anticipada, no renunciïs a uns merescuts dies de descans, troba la teva agència de viatges més propera i finança aquell viatge que tanta il·lusió et fa; també pots fer la consulta al teu banc i ampliar la teva targeta de crèdit per a poder fer front a les despeses o demanar un petit préstec que aniràs pagant còmodament mes a mes.

L’estiu ja és aquí. Aprofita aquestes recomanacions i comença a somniar despert. I recorda, de la quantitat que t’hagis fixat per al teu gaudi, divideix-la entre els dies de vacances i no gastis més del previst.

 

11Onze és la comunitat fintech de Catalunya. Obre un compte descarregant la super app El Canut per Android o iOS. Uneix-te a la revolució!

Si t'ha agradat aquesta notícia, et recomanem:

Comunitat

Idees de vacances per a singles

6min lectura

L’anglicisme “single” fa referència a totes aquelles

Consells per estalviar aquestes vacances

1min lectura

Des d’11Onze et donem uns consells claus que t’ajudaran a

Canviar de moneda pels viatges

1min lectura

Canviar de moneda aquí o en el país de destí?



La última reforma de las pensiones no solucionará el problema de las menguantes cotizaciones a la Seguridad Social, y mucha gente se ayuda de los planes de pensiones privados como alternativa para complementar las pensiones públicas. Pero ¿hay otras opciones? ¿Es posible disfrutar de nuestra jubilación antes de los 50? Una ideología que promueve el ahorro e inversión agresiva dice que sí. Lara de Castro, HR Business Partner de 11Onze, nos lo explica.

 

La reciente reforma de las pensiones no soluciona el problema de base que cada vez hay menos cotizaciones a la Seguridad Social, lo cual no da mucha confianza en la capacidad de las pensiones públicas para garantizar el bienestar en nuestra jubilación. El movimiento FIRE, de las siglas en inglés, Financial Independence, Retire Early, que viene a ser, Independencia Financiera, Jubilarse Pronto, nos propone encontrar maneras de aumentar los ingresos y disminuir los gastos, junto con inversiones agresivas para acumular riqueza rápidamente.

De Castro explica que “El objetivo, si te abrazas a este movimiento, es jubilarse antes, o alrededor de los 40”. Pero, ¿cómo se consigue esto? “Hay una hoja de ruta predeterminada, para lograr este objetivo, que usa varias estrategias que pivotan sobre dos elementos básicos: ahorro e inversión”, añade De Castro.

Una vez obtenida la independencia económica, el trabajo remunerado pasaría a ser opcional, lo cual nos permitiría retirarnos mucho antes de la edad de jubilación oficial. Si todavía estás a tiempo y quieres saber más, mira el video que hay a continuación.

11Onze es la comunidad fintech de Cataluña. Abre una cuenta descargando la super app El Canut en Android y Apple. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Economía

Independencia económica

6min lectura

“Independencia económica es que no dependes de nadie ni de

Finanzas

Lecciones financieras que debes dominar

3min lectura

Que sí, que la juventud es para disfrutarla y hay que

Finanzas

Vivir bien sin ser millonario

4min lectura

¿Podemos vivir bien sin tener que hipotecar nuestra vida y



App Store Google Play