¿La jornada de cuatro días es más productiva?

Varias empresas del Estado español se abren camino hacia la jornada laboral de cuatro días, como ya han hecho países como Islandia, donde el experimento ha sido un éxito. Y la pregunta es obligada: ¿Esta reducción nos hace más productivos, mejora nuestro bienestar?

 

“Las personas tienen que trabajar ocho horas, descansar ocho y disfrutar otras ocho”. Este era el lema de la campaña que ideó Robert Owen en 1817, hace casi dos siglos, para regular unas jornadas laborales que explotaban a los trabajadores en las fábricas de todo el mundo, en plena industrialización. La propuesta acabó cuajando, país tras país, y a Cataluña llegó 100 años más tarde.

Concretamente, lo hizo en 1919, gracias a la huelga de La Canadenca, el movimiento de reivindicación obrera que conquistó la jornada laboral de ocho horas en nuestro país. Hoy, más de 100 años después de aquel momento histórico, es buen momento para que nos preguntemos: ¿sería más productiva una jornada laboral de cuatro días y 35 horas?

 

¿Éxito, experimento o imposición?

Islandia, con una población de poco más de 350.000 habitantes, ha sido el país pionero en impulsar la reducción de las horas de trabajo. Entre 2015 y 2019, realizó una prueba piloto entre los trabajadores del sector público, que pasaron de trabajar las habituales 40 horas a las 35, y con el mismo sueldo. Los resultados fueron un éxito. 

Según analiza Iprofesional, los trabajadores que participaron fueron más productivos y mejoraron su bienestar. En definitiva, sintieron un mejor equilibrio, tanto laboral como personal, redujeron el nivel de estrés al trabajo y tuvieron más tiempo libre para dedicar a sus familias y aficiones. El experimento fue tan positivo, que, actualmente, gran parte de los trabajadores de Islandia, aproximadamente el 86%, disfrutan de jornadas de trabajo más cortas por el mismo salario.

Los ejemplos se multiplican

El Estado español tampoco ha querido quedarse atrás. La primera empresa que instauró la jornada de cuatro días fue la marca de software Delsol, que en enero de 2020 implantó el cambio a una plantilla de 200 trabajadores sin ninguna reducción salarial. Detrás han ido empresas como la consultora digital Good Rebels, la tecnológica Zacata Systems o el grupo de restauración La Francachela.

Además, este julio los sindicatos UGT y CCOO firmaron un acuerdo con Telefónica España, que impulsará una prueba piloto que ha empezado este octubre y tendrá una duración de tres meses. También está el caso reciente de la firma de moda Desigual, donde el 86% trabajadores han votado este mismo octubre a favor de introducir la jornada de cuatro días, tres presenciales y uno de teletrabajo, a cambio de una reducción del sueldo del 6,5%. A pesar de que el cambio ya está en marcha para una plantilla de cerca de 500 empleados, los sindicatos mayoritarios consideran ilegítimas tanto la elección de los representantes de los trabajadores como las reuniones previas a la votación, y están dispuestos a llevar a la empresa a los juzgados.

 

Empresas más productivas, trabajadores más felices

Parece que poco a poco, sin embargo, se va dando cada vez más esta nueva modalidad de trabajo. Lo vemos también con ejemplos como la Fundación 4 Day Week, que ha impulsado una campaña con el fin de recoger firmas de trabajadores de todo el mundo. La entidad asegura que el 78% de los trabajadores que trabajan cuatro días a la semana se sienten más felices, mientras que el 64% de las empresas ve como crece la productividad. La página, que ya ha recibido más de 30.000 firmas, muestra una lista con las empresas en que más trabajadores han firmado a favor de la medida, las ciudades donde más personas han firmado la petición y los nombres de las personas que más dinero han dado a la Fundación.

¿Estamos ante un cambio real en nuestra jornada laboral? De momento, está claro que el futuro de una jornada laboral de cuatro días está sobre la mesa y, mientras acabamos de decidir si se aplica o no, en nuestro país seguimos bajo la influencia de Robert Owen: “Ocho horas para trabajar, ocho horas para descansar y ocho horas para disfrutar”.

 

11Onze se está convirtiendo en un fenómeno como primera comunidad fintech de Cataluña. Ahora, lanza la primera versión de El Canut, la super app de 11Onze, para Android y Apple. Desde El Canut se puede abrir la primera cuenta universal en el territorio catalán.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Management

El teletrabajo visto por las empresas

6min lectura

El COVID-19 ha producido cambios en nuestras vidas y

Finanzas

La pandemia en las empresas catalanas

5min lectura

La pandemia de Covid-19 ha hecho mucho daño a las

Economía

Compartir responsabilidades

6min lectura

Hemos escuchado muchas veces que los sueldos de los



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Daniela SimónDaniela Simón says:
  2. Josep RuaixJosep Ruaix says:
  3. Francesc Estafanell PujolFrancesc Estafanell Pujol says:
    Francesc

    Repartir els guanys que ens aporta la tecnologia hauria de permetre reduir els horaris de treball i poder augmentar el temps per a la conciliació familiar

  4. Carles Mateu del Rio i de BatlleCarles Mateu del Rio i de Batlle says:
    Carles Mateu

    Per què no treballar quatre dies «deu hores»?? El mateix sou i altres beneficis «com diferents descansos (dinar, berenar, cigarreta)». Pregunto………….

    • AlbertAlbert says:
      Albert

      Bé, suposo que jornades diàries de 10 hores poden ser més complicades de conciliar amb la vida familiar. Potser hi ha casos on serà possible i d’altres, on no. Tot és plantejable. Gràcies per la teva reflexió, Carles!

      Hace 9 meses
  5. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Son avenços que es van fent si mirem l’historia,si que crec que es bo pels treballadors i empresa la jornada de 4 dies ,com es va demostran

    • AlbertAlbert says:
      Albert

      Aquesta mena de canvis costen d’arrelar perquè hi ha molta inèrcia en contra. És només qüestió de temps…

      Hace 10 meses
  6. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  7. Francesc Estafanell PujolFrancesc Estafanell Pujol says:
    Francesc

    Fer un repàs a la història per veure d’on venim. Però cap on anem no és gens clar si no canviem el paradigma. La tecnologia redueix la mà d’obra necessària però enlloc de reduir el temps de treball, es redueix el nombre de treballadors. Crec que cada dia és més necessari reduir la jornada laboral

Deja una respuesta

App Store Google Play