Cataluña, tierra de asociaciones

Dicen que no eres tanto lo que dices como lo que haces, y en este sentido los catalanes hacen muchas cosas, y lo más importante, es que las hacen de forma conjunta. En Cataluña se contabilizan 74.438 asociaciones, según datos del Departamento de Justicia de 2020. Una cifra que sirve para entender la magnitud de esta red en el ámbito social. La autoorganización marca y define la sociedad catalana.

 

Como concepto, el asociacionismo se refiere a la organización voluntaria de personas que buscan un interés común, ya sea de carácter cultural, político, deportivo, de asistencia social, de ocio o de cualquier otro ámbito. El punto importante es que esta actividad se hace sin ánimo de lucro y buscando el beneficio de la sociedad.

 

De la clandestinidad a la creación del tejido social

Históricamente, el término asociacionismo nace en el siglo XIX a raíz de las teorías del socialismo utópico y aunque en la época medieval ya se crearon gremios y cofradías con la intención de defender los intereses generales, no fue hasta la era de la Revolución Industrial que proliferaron las asociaciones como tales. La finalidad siempre ha sido la misma: velar por las necesidades de la sociedad. En el momento que el sistema económico y empresarial apuntaba hacia el capitalismo incipiente, la aparición del obrerismo organizado empezó a ser necesario.

A lo largo del siglo XIX y XX, la sociedad catalana creó asociaciones en diferentes ámbitos, como es el caso de ateneos, escuelas, cooperativas o sindicatos. La aparición de muchas de estas entidades correspondía a la carencia de estos servicios básicos, como la escolarización, la salud o la defensa de los intereses laborales de los trabajadores. En los ámbitos donde no existía protección social, era la misma sociedad la que buscaba mecanismos para protegerse. También fue en estas décadas que el movimiento de recuperación de conciencia nacional afloró en un intento de reivindicar la personalidad propia de Cataluña y luchar por su preservación. Un hito que quedó desdibujado en la época franquista, cuando todas las instituciones nacionales catalanas y la red de asociaciones fueron perseguidas y reprimidas. En este contexto, el derecho a asociación queda prácticamente inhabilitado, pero el asociacionismo catalán sobrevive en la clandestinidad.

“La aparición de muchas de estas entidades correspondía a la carencia de estos servicios básicos, como la escolarización, la salud o la defensa de los intereses laborales de los trabajadores.”

El asociacionismo como reflejo del pueblo catalán

Los valores del asociacionismo marcan el camino hacia una sociedad más comprometida y menos individualista. De hecho, si analizamos algunos elementos básicos de la cultura catalana, vemos que esta idea está en sintonía con la realidad cultural. Romerías, sardanas, fiestas mayores, Sant Jordi … todo implica juntarse, organizarse, convivir y compartir. No es casualidad, por tanto, que la mayoría de catalanes destinen parte de su tiempo libre en actividades asociativas o sociales con afán de mejorar la calidad de vida del conjunto del país.

En la variedad está el gusto, y en cuanto a entidades, hay para todos los gustos. Cualquier catalán puede encontrar, hoy en día, alguna asociación que sea de su interés, y donde pueda aportar su grano de arena. Inquietudes deportivas, históricas, del mundo de la alimentación, científicas, académicas, de asistencia social … todo tiene cabida en el tejido asociativo catalán porque todos tienen un lugar en el tejido asociativo.

Más allá de donde llegan los organismos públicos, esta red de personas imparables pueden contribuir de forma activa y muy significativa a crear oportunidades y velar por el beneficio de todos los colectivos; nadie puede quedar atrás desde un punto de vista social. En especial, desde las asociaciones se ha hecho y se sigue haciendo una tarea imprescindible enfocada a colectivos excluidos, emergencias sociales, personas con menos recursos, afectadas por abusos bancarios o del sistema, enfermedades minoritarias, grupos de apoyo, y un largo etcétera. Entidades que han tenido que organizarse de forma interna y, en muchos casos, sin ayuda pública, para satisfacer necesidades básicas de los ciudadanos, tanto físicas como psíquicas, para mejorar así su calidad de vida.

Una tarea que nunca ha recibido el apoyo merecido y que, en muchos casos, se financia a través de donativos y ayudas de los ciudadanos. Por suerte, la conciencia social cada vez tiene más peso y la cooperación va más allá de la misma asociación para abrirse a toda la ciudadanía en una circunstancia en la que el apoyo de todos y cada uno de los colaboradores es imprescindible. Con ello se escenifica que el tejido asociativo tiene una doble vertiente: la participación activa desde dentro o la colaboración desde fuera, por lo que acaba formando parte toda la sociedad.

“La conciencia social cada vez tiene más peso y la cooperación va más allá de la misma asociación para abrirse a toda la ciudadanía.”

La cultura, un pilar básico de desarrollo

En Cataluña, la cultura de todo un pueblo se ha mantenido a lo largo de los años haciendo frente a todo tipo de situaciones sociales y políticas, gracias, en buena parte, a las asociaciones y su labor de preservación y fortalecimiento del tejido cultural. Para hacernos una idea del peso que supone, de las 74.438 asociaciones anteriormente mencionadas, 34.261 son de carácter cultural. La lectura que se deriva, es que la sociedad catalana apuesta por la cultura y, con ello, apuesta por el conocimiento, por la libertad de expresión y fomenta el pensamiento crítico.

La cultura juega un papel clave en el desarrollo de un territorio y se convierte en una parte imprescindible en la vida de los ciudadanos. Más allá de los libros, las series o los museos, la cultura también es la lengua, la forma de relacionarnos con los demás y con el entorno, son las costumbres que nos hacen vivir de una determinada manera, celebrando unas fechas concretas o dar valor a un sentimiento de pertenencia en un territorio. La solidaridad social o la cooperación son dos valores que también están altamente influidos por la cultura y que, a su vez, pueden influir, y mucho, en el funcionamiento social de un pueblo. La cultura lo es prácticamente todo y las asociaciones adoptan la función de conservar este valor identitario a través de organizaciones y actividades que dinamizan su preservación.

“La cultura juega un papel clave en el desarrollo de un territorio y se convierte en una parte imprescindible en la vida de los ciudadanos.”

La cooperación social, una apuesta de valor

El asociacionismo entiende la creación de una comunidad desde la base de la inclusión y con el fin de reforzar estos vínculos para que el trabajo conjunto permita a la sociedad avanzar más y avanzar mejor. En ningún caso, sin embargo, esta unión de personas deben trabajar desde la exclusión hacia todos los que no forman parte. Un hecho que puede derivar en sentimientos negativos por parte del resto de ciudadanos y que se aleja de la razón de ser de este tipo de entidades donde el respeto y el trabajo en equipo marcan su existencia. Perder esta esencia supondría individualizar el movimiento y condenarlo a desaparecer.

El sentimiento de identidad puede tener un gran impacto en una sociedad y puede ser determinante en su desarrollo. Un territorio que crea en sus personas, que quiera defender la cultura y que promueva todo tipo de actividades, desde la autoorganización y la labor voluntaria, es, sin duda, un territorio con inquietudes por evolucionar constantemente. En Cataluña, el tejido asociativo es testigo de esta voluntad y crece cada día con la mirada puesta en el futuro, pero sin perder de vista los orígenes. Trabajar colectivamente por un futuro con una sociedad más justa y comprometida es apostar por las personas y asegurar que, desde las asociaciones, se velará por su bienestar y el del territorio.

 

11Onze es la fintech comunitaria de Cataluña. Abre una cuenta descargando la app El Canut para Android o iOS. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Cultura

La industrialización que hicimos en un siglo

3min lectura

En nuestra memoria perdura intensamente la fecha de 1714...

Economía

Economía sostenible, ¿qué es?

6min lectura

La economía sostenible busca aumentar el bienestar social...

11Onze

“La comunidad puede vencer a la gran banca”

3min lectura

La exclusión financiera que sufre la gente mayor por parte de...



Existen minas de oro en todos los continentes, salvo en la Antártida, a menudo en zonas remotas y empobrecidas. Los datos del World Gold Council muestran que la explotación responsable del oro contribuye al desarrollo económico y social de muchas comunidades locales.  

El oro ha sido un metal precioso único, con un gran valor emocional, cultural y financiero a lo largo de la historia. Además, el oro tiene cada vez más aplicaciones tecnológicas, que lo llevan a estar presente en teléfonos móviles, kits de pruebas médicas o airbags para vehículos. 

Pero los recursos auríferos también son una fuente esencial de oportunidades en muchos países en desarrollo. Como indica un informe del World Gold Council, las explotaciones de oro responsables generan numerosos puestos de trabajo, facilitan la construcción de infraestructuras y contribuyen al desarrollo de las comunidades locales, además de aportar cuantiosos ingresos a través de impuestos y cánones. 

Empleo bien remunerado

El análisis de las operaciones de 31 de las 32 empresas miembros del World Gold Council muestra que en 2020 eran las responsables de cerca de 200.000 empleos directos y 1,2 millones indirectos en los 38 países donde están presentes. Además, la reutilización de los salarios obtenidos en la cadena de suministro del oro sustenta otros 700.000 puestos de trabajo en la economía en general. 

Los trabajadores de la industria del oro están bien remunerados, con una media seis veces superior al salario medio nacional. Y hay que tener en cuenta que el 95 % de los empleados pertenecen al país donde está situada la mina. El porcentaje de expatriados se ha reducido en los últimos siete años a la mitad. 

Desarrollo de las comunidades locales

Las empresas del sector reconocen los beneficios mutuos de integrarse lo más posible en la economía local, recurriendo a la población y a las cadenas de suministro autóctonas. Esto respalda su “licencia para operar” y permite a la comunidad beneficiarse del desarrollo económico y social de la mina.  

De hecho, operar en un enclave aislado de espaldas a la comunidad local ya no es una opción viable para ninguna empresa minera. Para tener éxito, deben generar beneficios sostenibles para la población local, especialmente en los lugares más pobres y remotos, donde a menudo hay pocas vías alternativas para la actividad económica y el progreso de la comunidad. 

Esto ha supuesto que en 2020 las empresas que integran el World Gold Council gastaran más de 430 millones de euros en inversión comunitaria. Además de cubrir las necesidades de una mina de oro, es evidente que las inversiones en carreteras, suministro de agua y electricidad suponen un beneficio a largo plazo para las empresas y comunidades de la zona. 

A este importe se suman 7.600 millones de euros pagados en impuestos y regalías, que revierten en la mejora de los servicios públicos, la educación, la sanidad y las infraestructuras de los países donde se encuentran las minas. En muchos países en desarrollo, estos tributos constituyen una proporción notable de la base impositiva nacional y benefician tanto a las zonas mineras como a las no mineras. 

Una aportación considerable al PIB

En total, se estima que la aportación de estas empresas al PIB de los 38 países donde operan ascendió a cerca de 40.000 millones de euros. Por cada euro de producción de oro, al menos 63 céntimos acabaron como salarios, impuestos o ingresos para los propietarios de empresas locales.  

Aunque históricamente las operaciones mineras no siempre han conducido a mejoras en el desarrollo humano y social de las comunidades locales, cada vez más se tiende a aplicar estrictos protocolos medioambientales, de gobernanza y sociales como condición para operar. Por ello, la industria del oro se está convirtiendo en un importante motor económico y social para muchos países de todo el mundo. 

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze. Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

Si te ha gustado esta noticia, te recomendamos:

Cultura

El valor del oro: una historia de riquezas

7min lectura

A lo largo de la humanidad, han caido imperios, muchos...

Ahorros

Cómo afecta el cambio climático a las minas de oro

6min lectura

Cada año se extraen más de 3.000 toneladas de oro...

Ahorros

El oro, factor clave en el Gran Reinicio económico

4min lectura

En su reunión anual en Davos, el Foro Económico Mundial...



¿Has tenido nunca la sensación de que estás perdiendo el tiempo mientras asistes a una reunión con tus compañeros de equipo y/o tu jefe? Estás en la reunión, pero ¿piensas en otras cosas? ¿Se pueden evitar estas sensaciones haciendo que las reuniones sean más eficientes? Intentamos explicarte cómo.

 

Según dicen los especialistas en Construcción de Equipos (o team building, en inglés) y liderazgo, una de las cuestiones esenciales es tener claro el motivo por el que se convoca una reunión. A veces, se tiene la sensación que nos encontramos en aquella sala, simplemente porque toca o porque lo pone en el calendario, sin que haya un objetivo definido.

Hoy en día, y después de todo lo que ha pasado este último año, también hay quién distingue entre la organización de reuniones presenciales, y reuniones virtuales, dado que estas últimas no siempre son fáciles de controlar, ya sea porque todo el mundo habla a la vez, o porque empiezan a fallar las conexiones de los asistentes.

Pero en cualquier caso, las pautas esenciales son las mismas:

  1. Antes de convocar una reunión, sea presencial o virtual, tenemos que tener claro el objetivo: ¿Qué queremos extraer? ¿Es realmente necesaria?
  2. Si es posible, se tiene que planificar con suficiente tiempo para informar a los interesados, y que estos se puedan preparar la reunión igual que el/la convocante, de forma que el tiempo se aproveche al máximo. Del mismo modo, si se tercia, es recomendable facilitar la documentación necesaria a los asistentes.
  3. La convocatoria tiene que llegar solo a las personas imprescindibles. De nada sirve la asistencia de 20 personas, si los realmente interesados y/o afectados son solo 5. Para la empresa, el tiempo es oro, y no es productivo que haya mucha gente haciendo de espectadores forzados.
  4. Calcular la duración de la reunión, también es importante para evitar que se alargue más de lo imprescindible, y evidentemente se tiene que ser puntual para que el cumplimiento del horario sea real. En el cálculo tenemos que pensar en reservar un tiempo para ruegos y preguntas que se pueden dar al final de la reunión.
  5. El espacio donde se celebra la reunión, en caso de las presenciales, tiene que ser adecuado para el número de personas convocadas, y tiene que contar con todas las herramientas tecnológicas y analógicas necesarias para exponer claramente todas las cuestiones sobre las cuales se tiene que hablar.
  6. Ya en la reunión, tenemos que asignar el “papel” que tiene que asumir cada uno de los asistentes, si es que se tienen que marcar las intervenciones. Lo que está claro es que tiene que haber un moderador, que habitualmente será el convocante, para evitar que se diluya el objetivo por el cual estamos reunidos.
  7. Para un correcto desarrollo, antes de empezar, el moderador tiene que leer el orden del día para tener claros los temas a hablar o a resolver, y dejar claro el motivo de la reunión. Y a partir de aquí, se tiene que asegurar que se respeta el tiempo asignado a cada uno de los temas y de los intervinientes, para que se cumpla el horario establecido, y todo el mundo pueda exponer lo que corresponda.
  8. Finalizadas todas las intervenciones previstas, es el momento de los ruegos y preguntas, para acabar de pulir los temas tratados, resolver las dudas surgidas, y decidir si se tienen que hacer nuevas aportaciones antes de dar por acabada la sesión.
  9. En el cierre es importante definir las conclusiones extraídas, así como las soluciones a los problemas que se hayan planteado durante la reunión, y los plazos de ejecución de las acciones a emprender.
  10. Por último, es importante hacer un resumen o un levantamiento de acta que recoja todo el que se ha expuesto, intervenciones, conclusiones, e incluso, que detalle cuáles son las decisiones que se han tomado y las acciones que se tienen que llevar a cabo a partir de ahora.

La consecución de todas estas premisas nos tendría que garantizar la realización de reuniones internas, con proveedores, o con clientes, efectivas y eficientes, para no acabar teniendo sensación de pérdida de tiempo. Es especialmente importante, en una empresa, aprovechar el tiempo al máximo, para poder lograr unos objetivos de productividad y de eficiencia, que generen los beneficios económicos necesarios para la supervivencia de una organización, garantizando así, la estabilidad profesional y personal de todos los implicados.

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Finanzas

El impacto de la pandemia

5min lectura

La pandemia ha hecho mucho daño a las empresas...

Economía

El éxito empresarial

6min lectura

Hemos escuchado muchas veces que los sueldos de los directivos se...

Finanzas

La digitalización: el reto de las pymes

5min lectura

La aceleración de la digitalización ha sido uno...



Un estudio del ACNUR sobre la educación y su importancia en la inclusión social pone de manifiesto que uno de los retos más importantes a que se enfrentan los niños refugiados es el acceso desigual a la educación.

 

Un denominador común de las crisis de refugiados es que, independientemente de su ubicación, cuando las familias se ven obligadas a abandonar sus hogares, la estabilidad de la vida de los niños se ve inevitablemente alterada. Así mismo, la pérdida de seguridad, dignidad y acceso a la educación son algunas de las consecuencias más inmediatas que afectan las personas desplazadas.

No era necesario un informe para entender la importancia de asegurarse que los niños y jóvenes refugiados tengan acceso al sistema educativo, pero sí que es importante conocer las cifras más allá de los eslóganes genéricos que desdibujan el problema. Concretamente, para poder ofrecer los recursos y herramientas necesarias para abordar el problema.

 

El talento es universal, la educación no

El estudio de AGNUR se basa en datos de más de 40 países de todo el mundo y enfatiza que, incluso antes de la pandemia, se estimaba que la proporción de niños de 10 años que no saben leer ni entender un texto sencillo era del 57% en los países de renta baja y media, y del 86% en el África subsahariana, donde viven millones de refugiados: “Una educación de mala calidad y la falta de acceso a escuelas e institutos afectan centenares de millones de niños. Pero no hay duda que los jóvenes refugiados lo sufren de manera más aguda.”

Los datos indican como los niños refugiados se están quedando atrás respecto a los no refugiados en cuanto al acceso a una educación de calidad. El índice de escolarización en las guarderías es de tan solo el 42%, mientras que educación primaria se sitúa en el 68%. En cuanto a la enseñanza secundaria es significativamente inferior, 37%, y en estudios superiores no pasa del 6%, muy por debajo de los niveles mundiales, especialmente de los países más ricos.

Promoviendo una visión inclusiva de la enseñanza podemos trabajar hacia una realidad donde todos los niños, también los refugiados, tengan las mismas oportunidades para crecer, aprender y aspirar a un futuro mejor. Esto requiere un esfuerzo de solidaridad colectiva que implica la participación de toda la sociedad, sin que importen las fronteras.

 

11Onze se Remanga

Desde 11Onze hemos decidido remangarnos y queremos construir 50 Escuelas Refugio para los niños del norte de Siria. Así podremos ayudar a 1.750 niños y niñas. Para hacerlo posible, hacen falta 100.000 euros que 11Onze se Remanga hará llegar a Better Shelter para que lleve a cabo la acción sobre el terreno. ¿Contamos contigo?

Quiero participar!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Comunidad

Escuelas Refugio: seguridad y dignidad

4min lectura

En 11Onze Podcast hablamos con Miguel Acebrón García...

Comunidad

Final de curso: un llamamiento a la solidaridad

3min lectura

Se acaba el curso escolar y empiezan las vacaciones...

Cultura

Derecho a la educación de los niños refugiados

3min lectura

El 50% de los niños refugiados no pueden hacer la...



És sostenible el sistema de pensions? Com hauria de canviar la seguretat social per poder suportar l’envelliment de la població? Podem confiar que l’Estat seguirà pagant les pensions? És bona idea dependre de la decisió del govern de torn? Tot plegat ho respon el catedràtic d’Ecomomia Política Jesús Huerta de Soto a la sèrie documental ‘Ni justicia ni social’.

 

A 11Onze la nostra voluntat és apropar el coneixement econòmic a la població perquè tothom sigui conscient del que passa i pugui pensar què cal fer. Aquest dimarts, us recomanem una producció que Value School ha estrenat recentment. Es tracta de la sèrie documental ‘Ni justicia ni social’, dirigida per Jesús Huerta de Soto, catedràtic d’Economia Política de la Universitat Rey Juan Carlos de Madrid.

 

Dependre de l’Estat

El sistema de pensions públiques el va crear Otto von Bismarck, pare de l’Alemanya moderna i el seu primer canceller. L’any 1889 va fundar el primer sistema de jubilacions de la història. I ho va fer per motius polítics. En aquell moment, necessitava aturar l’avenç del socialisme i, amb aquesta mesura es va guanyar el favor dels treballadors. Aleshores, Bismarck tenia un objectiu claríssim a llarg termini: fer que els ciutadans fossin dependents de l’Estat.

Aquella mesura política va fer fortuna i es va escampar pel món. El 1935 el president dels Estats Units, Franklin Delano Roosevelt (el pare del ‘New Deal’) va crear la Seguretat Social moderna. Apostava per un sistema de pensions de repartiment, no de capitalització. Quina diferència hi ha? El sistema de capitalització fa que cada treballador aparti una part del seu sou de manera nominal i la recuperi en jubilar-se. Com una mena de pla de pensions públic: et generes la teva pròpia pensió. 

En canvi, el sistema de repartiment aposta perquè siguin els treballadors actuals els que paguin les pensions actuals. És a dir, l’Estat té una entrada i una sortida de diners. Això, el 1935, no era problema perquè als Estats Units hi havia 52 treballadors per cada jubilat. Actualment, però, la mitjana europea i nord-americana és de dos treballadors per cada jubilat. I, per tant, el sistema s’enfonsa. Més encara si es té en compte que les pensions són superiors als salaris dels treballadors. Això vol dir que mantenir el sistema de pensions actual suposa destruir l’estalvi i, per tant, la capacitat econòmica dels treballadors.

Però el sistema de repartiment de pensions té el problema que crea dependència per part dels treballadors quan es jubilen. S’ha destruït l’estalvi, perquè no tenen capacitat d’estalviar i perquè, a més, es refien que l’Estat els pagarà una pensió. En l’actualitat, el 70% dels jubilats espanyols depenen de la seva pensió. Aleshores què cal fer?

 

Recuperar el model de la Segona República

A Espanya, abans del cop d’Estat que va dur a la Guerra Civil i la dictadura, ja existia el que s’anomenava “Régimen de capitalización en el retiro obrero”. És a dir, un sistema de capitalització nominal per als treballadors. Franco va apostar pel sistema de repartiment i ho va fer, evidentment, gastant els diners acumulats pel sistema de capitalització. Allò el va fer molt popular, però acabava d’hipotecar el futur de les pensions.

En aquest capítol de ‘Ni justicia ni social’, Huerta de Soto aposta per tornar al sistema de capitalització de pensions. I troba una manera per evitar que el canvi d’un sistema a l’altre impacti directament en el deute públic. Un joc de mans econòmic que depèn exclusivament de canviar el sistema financer. Novament, la banca privada està al mig del problema, però amb polítics valents també podria estar a mig camí de la solució.

 

Capítol 1 de ‘Ni justicia ni social’. Les pensions.

 

11Onze és la comunitat fintech de Catalunya. Obre un compte descarregant la super app El Canut per Android o iOS. Uneix-te a la revolució!

Si t'ha agradat aquesta notícia, et recomanem:

11Onze

“Per pagar les pensions cal estalvi i comunitat”

3min lectura

El govern espanyol ha arribat a un acord amb els sindicats per

Economia

Com t’afecta la reforma de les pensions

3min lectura

El Govern ha aprovat amb data 24 d’agost de 2021 una primera

Benestar

Una vellesa activa, la clau de la saviesa

6min lectura

Qui ha dit que fer-se gran impliqui renunciar a viure



Tecnología, digitalización, sostenibilidad y el bienestar integral de los trabajadores jugarán un papel fundamental en la configuración de muchos trabajos en los próximos cinco años. El pensamiento analítico y creativo continuarán siendo las capacidades más importantes para los trabajadores en esta evolución del mundo laboral.

 

El último informe sobre el Futuro del Empleo del Foro Económico Mundial analiza cómo las tendencias socioeconómicas y tecnológicas configurarán el lugar de trabajo en un futuro próximo. Reúne las perspectivas de 803 empresas que dan trabajo a más de 11,3 millones de personas en 45 países de todos los continentes. 

La pandemia sanitaria espoleó una transformación laboral a través del teletrabajo, la gestión de equipos en remoto, la migración de la información a la nube, la implantación de nuevas medidas de ciberseguridad o la venta y atención al cliente por internet. Así mismo, el cambio en las expectativas de los trabajadores y los consumidores y la urgente necesidad de una transición ecológica y energética también están reconfigurando la composición de la mano de obra y estimulando la demanda de nuevas ocupaciones y competencias.

Los profesionales de la informática y la tecnología han liderado el cambio durante los últimos tres años. Los perfiles laborales adentro del ecosistema del Big Data, el aprendizaje automático y la constante implementación de nuevas soluciones digitales tienen asegurada la demanda.

En cualquier caso, una de las principales conclusiones del estudio es que a pesar de que la adopción de nuevas tecnologías continuará siendo el motor clave de la transformación empresarial en los próximos cinco años, cualquier inversión en tecnología realizada por las empresas tiene que ir acompañada de una inversión equivalente en las personas.

Macrotendencias y adopción tecnológica

Los trabajos de mayor crecimiento seguirán siendo los relacionados con las nuevas tecnologías. Concretamente, los expertos en inteligencia artificial y aprendizaje automático encabezan la lista, seguidos de los especialistas en sostenibilidad, los analistas de inteligencia empresarial y los analistas de seguridad de la información.

El sector de la sostenibilidad también jugará un papel destacado. Los trabajos de ingeniería de energías renovables y de instalaciones y sistemas de energía solar seguirán experimentando un crecimiento relativamente rápido, a medida que las economías aceleran su transformación hacia las energías renovables.

Por otro lado, la evolución de las nuevas tecnologías y la digitalización afectarán negativamente algunos trabajos de oficina, como pueden ser los trabajos de secretaría, cajeros de una entidad bancaria, servicios postales, taquilleros y trabajos de entrada de datos. Básicamente, trabajos relativamente repetitivos que requieren poca creatividad y que pueden ser sustituidos por la inteligencia artificial.

Pensamiento analítico y creativo

El pensamiento analítico es considerado una competencia básica por más empresas que cualquier otra competencia y constituye, de media, el 9% de las competencias básicas deseadas por las empresas. Esta es seguida por el pensamiento creativo, por delante de aptitudes relacionadas con el rendimiento personal, como la resiliencia, flexibilidad y agilidad.

La fiabilidad y la atención a los detalles ocupan el séptimo lugar, por detrás de los conocimientos tecnológicos. Finalmente, completan la lista aptitudes relacionadas con el trabajo con los otros; la empatía, capacidad de escuchar a los otros, el liderazgo y la influencia social.

En este contexto, la mayoría de las empresas encuestadas coinciden a decir que la inversión en aprendizaje y formación en el puesto de trabajo y la automatización de procesos son las estrategias de personal más comunes que se adoptarán para conseguir los objetivos empresariales de sus organizaciones.

11Onze es la comunidad fintech de Cataluña. Abre una cuenta descargando la super app El Canut en Android y Apple. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

11Onze

David Garrofé analiza el mercado laboral

3min lectura

La falta de mano de obra y la escasez de personal...

Management

El trabajo del futuro: 56 aptitudes para prosperar

3min lectura

¿Cómo será el trabajo del futuro y qué habilidades nos...

Comunidad

¿Ya tienes claro qué quieres estudiar?

4min lectura

Miles de jóvenes cada año han de decidir qué carrera escoger...



Aprender el valor del dinero puede ser mucho más que un juego para los niños. Transmitirles los valores de la economía les puede aportar valores como la responsabilidad, la colaboración, el ahorro, aprender a negociar o, incluso, a emprender. Los expertos recomiendan empezar a hablar de la gestión económica particular y familiar a partir de los siete años, cuando los niños ya pueden tomar conciencia de que el cajero no da dinero porque es mágico, sino que los adultos, con su trabajo, lo ganan y lo guardan en el banco.

 

Es en el núcleo familiar donde se aprenden los primeros valores sobre el dinero. Actualmente la mayoría de niños de nuestra sociedad han crecido en un sistema consumista que les ha acostumbrado a tener de todo, y tenerlo ya. En este sentido, la primera lección que hay que aprender es que el acceso al dinero está limitado a la capacidad de producción de uno mismo. Hay que hacerles ver el valor de vivir dentro de sus limitaciones, y que desde muy jóvenes sean conscientes de que saber gastar, es tan importante como saber ahorrar.

Los niños y los adolescentes, los grandes consumidores

Montse Junyent, formada en dirección y administración de empresas, aconseja transmitir a los niños “el valor del dinero, que cuesta de ganar y que se tiene que usar de forma ética”. Mostrarles, desde pequeños, que todas las decisiones que tomamos tienen una incidencia económica, desde la compra y acumulación de juguetes, hasta la práctica de usar y tirar, el desperdicio de alimentos, o incluso el uso de bolsas de plástico. Los niños pueden entender que una de estas bolsas puede terminar en el mar y tardar 450 años en desintegrarse. Concienciarles de que la Tierra es finita y que nos debemos responsabilizar y cuidarla a través de acciones de consumo sostenibles. Adultos y niños deben ser consecuentes con esta idea y actuar con responsabilidad en todos los ámbitos, en nuestra relación con la gente, con el entorno, el mundo o nuestra manera de consumir.

Junyent también defiende la economía del bien común, con el fin de “contribuir a la construcción de un sistema de vida más sostenible y justo”. Apuesta por “transmitir y dar a conocer modelos económicos alternativos sostenibles y ayudar a los pequeños a crecer como personas comprometidas, con criterio, información y voluntad de cambiar lo que no les guste”. Es decir, dar a los niños todas aquellas herramientas que les permitan ser independientes y tomar sus propias decisiones, basadas en valores como el compromiso, la sostenibilidad, la honestidad, la innovación o la creatividad.

Valores que se pueden transmitir de muchas maneras, también a través de juegos o cuentos, y que empiezan en la escuela. La sostenibilidad, por ejemplo, es uno de los temas que más preocupa actualmente, y por tanto, de lo que se habla, y mucho, dentro del sistema educativo. Por el contrario, según Junyent, hablar de economía desde una visión ética y responsable, no se imparte tanto como se debería.

El valor del dinero a través de la paga

Muchos padres tienen dudas sobre si han de dar dinero a los hijos. A menudo se preguntan cuándo deberían empezar a darles la paga, y cuál es la cantidad ideal.

La paga puede convertirse en una manera determinante de enseñar a los niños a administrar y valorar el dinero, un aprendizaje que les será de gran utilidad de cara al futuro. No hay una edad establecida para empezar a utilizar el dinero, pero es imprescindible que en el momento que lo hagan, comprendan su valor y la importancia del ahorro.

Algunos padres relacionan la paga con la realización de tareas del hogar, una visión que muchos ponen en duda, justificando que todos los miembros de la familia deben colaborar en este tipo de actividades. Sea cual sea la mentalidad, la cuestión es que el modelo de educación que recibe el niño debe ser coherente. Por tanto, no se trata de dar paga o no, sino de buscar la fórmula perfecta para que el aprendizaje sea a través de los valores.

Sugerir a los hijos en que deberían gastarse la paga

A medida que el niño crezca, la paga podrá ir aumentando, siempre en función del uso que se haga de ella. Es importante sugerir a los hijos en qué deberían gastarla, teniendo en cuenta sus deseos y la necesidad que tienen del producto en cuestión. Más allá de evitar la compra de productos que no les puedan beneficiar, es importante establecer una conversación fluida, sin imponer nada, donde les hagamos ver las consecuencias de cada una de sus compras. También será un buen momento para mostrarles nuevas formas de consumo, siempre apostando por un modelo de consumo sostenible, que pueda aportar un beneficio real y lo más prolongado posible en el tiempo, y que entiendan, en definitiva, que el dinero es para facilitarles la vida y que utilizarlos de forma inconsciente puede llevarlos a situaciones negativas.

Lo más común es iniciar este aprendizaje hacia los cinco o seis años, aunque también puede ser beneficioso hacerlo en edad preescolar. Por ejemplo, se les puede mostrar como el hecho de recoger sus juguetes puede tener una recompensa, sea en forma de golosina o de alguna otra cosa, la cuestión es lograr el aprendizaje de que si nuestras acciones tienen un impacto positivo, seremos recompensados. Y quizás en un primer momento será a través de cosas materiales, o cuando empezamos a trabajar será a través del dinero, pero con los años este aprendizaje supondrá que la mejor recompensa es la que se hace uno mismo, desde los propios valores.

Enseñar a ahorrar y compartir

Una buena manera de mostrar la importancia de ahorrar puede ser dividir el dinero que recibe el niño, desde pequeño, en dos partes. La primera en forma de hucha que puede tener en casa, y donde guardará todo aquel dinero que se pueda gastar, lo que vendría a ser la economía diaria. Por otro lado, puede tener una cuenta en el banco donde aportar el dinero destinado al ahorro futuro. De este modo creará una relación con el dinero desde las dos perspectivas y entenderá su trascendencia.

Otro aprendizaje importante será el de compartir. El dinero no tiene por qué ser de posesión individual, también se puede compartir. Una idea que socialmente puede parecer controvertida, ya que nos relacionamos con el dinero desde el punto de vista de la posesión y, por tanto, lo individualiza. Educar a los niños en este sentido les permitirá vivir esta relación desde otro punto de vista, con más visión colectiva y de responsabilidad social. Es importante demostrar, a través del ejemplo, que el dinero puede ser una herramienta para ayudar a los demás, desde hacer donativos para los más desfavorecidos hasta comprar en una tienda determinada donde los beneficios se destinen a proyectos sociales. Hay muchas maneras de ayudar, y vale la pena inculcar este hábito en los niños y jóvenes.

Como conclusión, los niños deben recibir lecciones claras respecto al dinero, y la mejor manera siempre será la práctica, copiando las conductas que ven en casa. Por lo tanto, los padres deben ser el ejemplo de este aprendizaje, enseñarles a no comprar por impulso, sino a planificar sus metas, tanto a corto como a largo plazo. Cuando sea el momento oportuno, se les puede incentivar a hacer pequeñas tareas remuneradas, y si se enfoca desde un punto de vista educativo, darles la paga puede convertirse en una manera determinante de enseñar a los niños a administrar y valorar el dinero, una lección que puede marcar sus vidas. Finalmente, y teniendo en cuenta el peso que tienen las nuevas generaciones de cara al futuro, contribuir a un aprendizaje enfocado a la construcción de un sistema de vida más sostenible y justo para todos.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Once? Pulsa aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

 

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Ahorros

El ahorro, un hábito financiero para los niños

5min lectura

Un informe de PISA avala que nuestro país está en la...

Comunidad

Un poco de Educación (financiera), por favor

5min lectura

En medio del debate sobre los cambios que hay que hacer...

Economía

El corazón de la economía: cómo mover el dinero

3min lectura

En 11Onze queremos que la gente se forme para...



Audiencias Provinciales, como la de Cádiz, Zaragoza y Asturias, han condenado en la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), financiera del Banco Santander, por saltarse las reglas de transparencia informativa o declarando como nulo su sistema de amortización de capital con cuotas inasumibles que han causado graves perjuicios a muchas familias.

 

Durante los años en que estalló la burbuja inmobiliaria y en plena época de restricción del crédito por parte de los bancos que tradicionalmente han acaparado mayores cuotas del mercado hipotecario en España, el Banco Santander derivaba los préstamos hipotecarios de alto riesgo en la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), su compañía financiera, también participada por BNP Paribas.

Se trataba de préstamos hipotecarios que eran inviables para la mayoría de las entidades financieras a causa de la situación de precariedad económica en que se encontraban las personas que pedían el crédito, pero que eran aprobados por la UCI. Ante la necesidad de adquirir una vivienda o cambiar de casa, miles de jóvenes parejas y familias que tenían dificultades para acceder a un crédito hipotecario tradicional optaron por esta alternativa que se les presentaba como un producto atractivo y asequible. Se calcula que entre los años 2009 y 2012 se comercializaron más de medio millón de este tipo de hipotecas.

En la mayoría de los casos, estas hipotecas se comercializaron a través de agencias inmobiliarias que ofrecían la gestión, negociación y tramitación de créditos hipotecarios con su servicio de compraventa de inmuebles y que actuaban de intermediarias de la UCI. Aun así, el consumidor solo tenía contacto con la UCI el día de firmar el contrato ante notario, que es cuando se encontraba ante todo el papeleo con la letra pequeña.

 

Un sistema de amortización con cuotas inasumibles

Por norma general, las hipotecas de las entidades bancarias españolas se basan en el sistema de amortización francés, según el cual la cuota que pagas es constante o fija y sirve para pagar parte de los ‘intereses y parte del capital. Durante los primeros años de la hipoteca se pagan más intereses que capital, mientras que en los últimos años casi todo el que se paga es el capital y el interés baja.

A diferencia de estas hipotecas convencionales, en el sistema de amortización de capital de las hipotecas de UCI se establece una cuota fija muy baja durante el periodo inicial del pago de la hipoteca (entre 5 y 10 años), pero a un tipo de interés inusualmente alto, y el importe de intereses que no se cubre con la cuota se suma al capital del préstamo. Por lo tanto, nuestra deuda sigue aumentando, generando nuevos intereses aunque nos mantengamos al corriente de pago de las cuotas. Lo que en términos legales se conoce como anatocismo y que, en muchos casos, ha acabado generando en los últimos años de vida de la hipoteca importes de cuotas mensuales desorbitadas e inasumibles.

A pesar de que no se trata de una práctica abusiva per se y está recogida en el Código de Comercio como legal, es ilegal y abusivo que el consumidor no sea informado del alcance económico de la cláusula. Esto es lo que ha pasado con estos créditos hipotecarios de la UCI, cuando el sistema de amortización aplicable ni siquiera estaba correctamente especificado en algunos de los contratos hipotecarios y muchos de los consumidores no fueron informados de una manera diligente.

@atilalegal

UCI sabia lo que hacia y les dio igual llevar a miles de familias a la ruina con sus hipotecas. Ahora me enfrento a ellos y no pienso pararme en ningún punto del camino. Voy a llegar hasta el final y voy a pelear por TODO lo que les corresponde a mis clientes. Los bancos ya no salen impunes de esto. #uci #hipotecauci #hipoteca #psoe #pp #vox #prestamo #prestamohipotecario #usura #deuda #fondobuitre #bancos

♬ sonido original – Atila Legal – Atila Legal

La posibilidad de reclamar la IRPH

Estos créditos hipotecarios usaban el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, más conocido como IRPH, como alternativa al Euríbor para el cálculo de los intereses en las hipotecas de tipo variable. Se trata de un valor que se obtiene calculando el interés medio de los bancos que conceden hipotecas mensualmente y que algunos juzgados consideran puede ser abusivo en su aplicación.

Después de un análisis en profundidad de las demandas de los usuarios, el pasado 13 de julio de 2023 el Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) dictó una sentencia en relación con la nulidad de las cláusulas IRPH, corrigiendo así al Tribunal Supremo y estableciendo que los clientes tienen la posibilidad de reclamar, pero que los tribunales españoles tienen que decidir sobre cada caso de manera particular, analizando si se cumplieron ciertos estándares de transparencia en la firma de los contratos hipotecarios.

Es decir, para poder reclamar el IRPH, los jueces tienen que comprobar si la cláusula en el contrato ha sido redactada de forma que sea comprensible para el cliente y si encaja con la información que el cliente recibió del banco antes de la firma del contrato. Por otro lado, valoran si se ofreció al consumidor la posibilidad de contratar el préstamo referenciado al Euríbor, explicándole las diferencias entre uno y otro.

@atilalegal

Declaran NULO el sistema de amortización de Uci. Aqui te explico porque siempre pagas más. Estamos preparando un paquete de miles de demandas contra Uci para que os devulevan todo vuestro dinero. Basta ya de usura! #hipoteca #prestamohipotecario #uci #bancos #prestamo #usura #psoe #pp #vox #dinero

♬ sonido original – Atila Legal – Atila Legal

Una avalancha de demandas de los consumidores

Aunque frente a las demandas de miles de consumidores afectados por estas hipotecas, algunas Audiencias Provinciales, como las de Cádiz, Zaragoza y Asturias, ya habían ratificado sentencias previas de juzgados de primera instancia que condenaban a UCI por no haber explicado suficientemente las características de estas hipotecas y por saltarse las reglas de transparencia informativa, declarando como nulo su sistema de amortización, la sentencia del TJUE abre las puertas a muchas más reclamaciones por parte de los consumidores afectados.

Gracias a esta sentencia del Tribunal Supremo, no hay un plazo concreto para poder reclamar esta cláusula abusiva, puesto que se puede presentar la reclamación en cualquier momento, incluso después de haber liquidado por completo el préstamo hipotecario. Es por eso, que algunos despachos de abogados se han especializado a encargarse de analizar estos préstamos y determinar si procede la reclamación por cláusulas abusivas.

Una vez más, la banca pagará por haber engañado a los clientes. Unas prácticas abusivas que se han traducido en copiosas multas y sanciones por estas entidades, así como daños a su reputación, pero que se repiten periódicamente ante una regulación y un régimen sancionador que se continúan mostrando insuficientes para garantizar la protección de los consumidores.

 

Si quieres descubrir como conseguir ganancias por tus ahorros con un producto de justicia social, 11Onze Recomienda Financia Litigios.

Si te ha gustado esta noticia, te recomendamos:

Abusos bancarios

1min lectura

Repasamos los abusos bancarios más habituales con Arcadi Sala-Planell...

11Onze

Defiéndete de los abusos bancarios

2min lectura

11Onze Podcast son una serie de capítulos para saberlo todo...

Economía

Financia Litigios: rendimientos y justicia social

3min lectura

Financia Litigios, que 11Onze Recomienda, se simplifica...



El último informe sobre la desigualdad publicado por Oxfam muestra que desde 2020, las cinco personas más ricas del mundo han duplicado sus fortunas, mientras que durante el mismo periodo, casi cinco mil millones de personas se han empobrecido.

 

A las puertas de la celebración anual del Foro Económico Mundial de Davos, que reúne a jefes de Estado, líderes de corporaciones y académicos de todo el mundo, Oxfam publica su último informe sobre la desigualdad y pide en los países que se opongan a la influencia de los ultrarricos en la política fiscal. Como ya es tradición, el organismo internacional aprovecha la ocasión para poner de relieve la brecha entre ricos y pobres, pero este año afirma que esta brecha se ha “sobrealimentado” desde la crisis sanitaria.

Los multimillonarios son hoy tres billones de euros más ricos que en 2020. Según Oxfam, Elon Musk, magnate de los negocios sudafricano, Bernard Arnault, propietario de LVMH, Jeff Bezos, fundador de Amazon, Larry Ellison de Oráculo, y el gurú de la inversión Warren Buffett, han duplicado con creces, un 114%, sus fortunas hasta llegar a los 793.000 millones de euros en tres años, mientras que la riqueza del 60% de la población más pobre ha disminuido.

La organización no gubernamental apunta que si se mantiene esta tendencia, el mundo podría ver su primer billonario en la próxima década, pero que se necesitarán 229 años para erradicar la pobreza. “No podemos seguir con estos niveles de desigualdad obscena”, avisa Amitabh Behar, director interino de Oxfam Internacional, “el capitalismo está al servicio de los superricos”.

Poder corporativo vs. poder público

Según Oxfam, los Estados han cedido el poder a los monopolios corporativos, permitiendo a las empresas influir en los salarios que se pagan a la gente, en el precio de los alimentos y en los medicamentos a los cuales pueden acceder las personas. “El poder corporativo se utiliza para impulsar la desigualdad, apretando a los trabajadores y enriqueciendo a los accionistas ricos, eludiendo impuestos y privatizando el Estado”, afirma Oxfam.

En este contexto, Behar declara que la solución tiene que ir encaminada en que el poder público pueda frenar “el descontrolado poder corporativo y la desigualdad, modelando el mercado para que sea más justo y libre del control multimillonario”, y añade que “los gobiernos tienen que intervenir para desmantelar los monopolios, empoderar a los trabajadores, grabar estas enormes ganancias corporativas y, fundamentalmente, invertir en una nueva era de bienes y servicios públicos”.

La organización recalca que gracias a la formulación de políticas fiscales actuales, las corporaciones han podido pagar impuestos corporativos más bajos, privando así a los gobiernos del dinero que se podría usar para ayudar a los más pobres de la sociedad. Siete de las 10 empresas más grandes del mundo tienen un director general multimillonario, o a un multimillonario como su accionista principal.

En este sentido, el director apunta que los impuestos corporativos disminuyeron significativamente en los países de la OCDE, del 48% el 1980 al 23,1% el 2022, y pide un impuesto a la riqueza sobre los millonarios y multimillonarios del mundo que, según afirma, podría aportar 1,8 billones de dólares cada año. Del mismo modo, insta a los gobiernos a limitar la paga de los presidentes de las grandes empresas y a romper los monopolios privados.

 

11Onze es la fintech comunitaria de Cataluña. Abre una cuenta descargando la app El Canut para Android o iOS. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado esta noticia, te recomendamos:

Sostenibilidad

Davos: epítome de postureo ético

3min lectura

Los líderes empresariales y políticos que asisten a la...

Cultura

¿Existe una alternativa al sistema extractivo?

9min lectura

La teoría evolutiva es mucho más compleja que una...

El Gran Reset de la economía

1min lectura

En aquesta Fintech Talk, el president de 11Onze James...



Las reclamaciones por operaciones fraudulentas que los clientes de la banca presentaron al Banco de España en 2022 duplicaban las del año anterior. Una gran parte de estas demandas se corresponden a operaciones de pago efectuadas con tarjeta o por transferencia vía internet. Te explicamos cómo protegerte del fraude bancario y qué pasos tienes que seguir para efectuar una reclamación.

 

El último informe publicado por el Banco de España, en que se detalla el número de reclamaciones y consultas atendidas durante el 2022, deja una imagen preocupante de la gestión tecnológica de la banca española. Las reclamaciones por operaciones fraudulentas aumentaron un 109,1%, duplicando las del ejercicio anterior. Concretamente, se tramitaron 34.146 reclamaciones en el Departamento de Conducta de Entidades del Banco de España y casi una de cada tres reclamaciones (10.361, el 30,3% del total) estaba relacionada con operaciones de pago efectuadas con tarjeta (86,1%) o por transferencia vía internet (13,9%).

Por entidades, CaixaBank, BBVA y Banco Santander son las que más reclamaciones reciben, principalmente por su gran volumen de negocio, a pesar de que CaixaBank y BBVA reciben más reclamaciones de las que los correspondería por cuota de mercado. En todo caso, es un problema generalizado que afecta prácticamente a la totalidad de la banca española y que no desaparecerá, teniendo en cuenta la creciente popularidad de las compras por internet.

En general, las aplicaciones bancarias y los pagos en línea son muy seguros, aun así, esta seguridad también depende en gran medida del comportamiento del mismo usuario en evitar que sus datos personales de la cuenta bancaria o de su tarjeta se vean comprometidos. Dicho esto, todos podemos ser víctimas de cobros sospechosos en nuestra cuenta o tarjeta, por lo tanto, vamos a hacer un repaso a las estafas bancarias más frecuentes.

Phishing y Smishing

Las prácticas del phishing y smishing destacan como unas de las principales causas que hay detrás del incremento de las reclamaciones al Banco de España. Consisten en enviar a la víctima un correo electrónico (phishing) o un mensaje de SMS/WhatsApp (smishing) trampa, para conseguir datos personales, como por ejemplo contraseñas, claves bancarias o números de cuenta y de tarjetas de crédito. El correo o mensaje dirige al cliente hacia un duplicado falso de una página web o una aplicación de móvil muy parecida a alguna de las que utiliza normalmente, como puede ser la de una entidad bancaria, de manera que entre y se le pueda robar la información. Los falsos pretextos pueden ser muy variados: actualización del sistema, verificación de datos o problemas técnicos.

Por lo tanto, desconfía de correos electrónicos o SMS que parezcan sospechosos y no los abras. Y, sobre todo, no facilites tus datos privados de acceso a los servicios bancarios. Las entidades bancarias nunca te pedirán tus datos personales o contraseñas por correo electrónico o mensaje de texto.

Vishing

El vishing no es nada más que una variante de las estafas anteriores que, en este caso, se ejecuta por vía telefónica. El estafador se hace pasar por un trabajador de una entidad bancaria o una empresa real y facilita un enlace trampa o pide los datos personales directamente a la víctima.

Cómo en los casos anteriores, tenemos que evitar facilitar nuestros datos personales. Así mismo, no te fíes de ofertas o promociones que parecen demasiado buenas para ser ciertas. En caso de duda, siempre te puedes poner en contacto con la entidad bancaria o compañía a través de sus canales oficiales.

Cómo hacer una reclamación

En caso de que se efectúen operaciones no autorizadas en tu cuenta bancaria, primero, cambia tus contraseñas de todos los servicios en línea y pon una reclamación al Servicio de Atención o Defensa del Cliente de la entidad financiera. Puedes hacerlo con la hoja oficial de reclamaciones o llamando al teléfono gratuito para incidencias y reclamaciones, pidiendo el número de referencia correspondiente a tu reclamación.

Paralelamente, puedes interponer una denuncia en una comisaría de los Mossos d’Esquadra, pero hay pocas probabilidades de encontrar al responsable directo del delito, porque a menudo se trata de grupos delictivos o de delincuentes que se encuentran fuera del territorio nacional.

Si en el plazo de 30 días no has recibido respuesta de la entidad bancaria, o bien la respuesta no es satisfactoria, contacta con la oficina de consumo de tu municipio. Si el banco no te reintegra el importe extraído fraudulentamente o la mediación no prospera, puedes recurrir al Banco de España o a la vía judicial. Recuerda que si y el importe de la reclamación no supera los 2.000 euros, no necesitarás abogado ni procurador. Puedes encontrar más información aquí.

Protégete de las crisis económicas con el valor refugio por excelencia: el oro. Si quieres que tus ahorros tengan valor el día de mañana, Oro Patrimonio.

Si te ha hustado este artículo, te recomendamos:

Finanzas

¿Es seguro pagar en línea?

6min lectura

Las compras en línea son cada vez más habituales...

Tecnología

Tarjetas virtuales para compras seguras

4min lectura

Las tarjetas virtuales son el principal método de pago en...

Tecnología

La mala gestión tecnológica de la banca

3min lectura

El Banco Central Europeo detecta deficiencias...



App Store Google Play