¿Tarjeta de débito o de crédito? ¡Está claro!

Si en 11Onze nos pides cuáles son mejores, si las tarjetas de débito o las de crédito, no hay debate: las de débito. Te explicamos por qué motivos tendríamos que desterrar de nuestras carteras las tarjetas de crédito. 

 

¿Cuáles son las diferencias entre una y otra? La primera es que las tarjetas de débito están asociadas al saldo que el cliente tiene en la cuenta, mientras que las tarjetas de crédito pretenden operar con dinero prestado por la entidad financiera. Así, cuando pagas con una tarjeta de débito, el importe se te descuenta automáticamente y, de hecho, si no tienes suficiente saldo, entonces no podrás pagar. Por eso, los expertos aseguran que las tarjetas de débito permiten tener un mayor control de las finanzas.

En cambio, cuando se paga con la tarjeta de crédito, la entidad financiera, efectivamente, te está prestando un dinero que tendrás que devolver al mes siguiente o a plazos, con el interés que marca la entidad. Es por este motivo que las entidades financieras se aseguran que solo los clientes que son solventes puedan tener una tarjeta de crédito. Y, aun así, tienen un límite de saldo.

Además de los intereses por gasto, las tarjetas de crédito tienen un coste más elevado que las de débito, y se acostumbra a abonar de tres maneras diferentes: a final de mes, a través de un porcentaje cada mes o con una cuota fija que la entidad establece y que convierte a las tarjetas en las llamadas ‘revolving’, que no son nada recomendables. 

De hecho, hay muchos tipos de tarjetas: evidentemente, las de débito y crédito, las más habituales; las virtuales, que pueden ser tanto de débito como de crédito, pero no existen de forma física y son muy seguras; las peligrosas ‘revolving’, los intereses de las cuales hay que vigilar, como hemos dicho; las de prepago, donde vas recargando el saldo según te interesa; y las que permiten acumular puntos en determinados comercios, entre otros.

Tener claras las comisiones

Es importante analizar bien si nuestra entidad financiera nos está cobrando las comisiones de la tarjeta de forma transparente, porque, tal como ha explicado el presidente de 11Onze, James Sène, a veces la entidad financiera usa paquetes de servicios para ocultar el gasto. Más allá de la cuota para abrir una cuenta, en 11Onze la tarjeta de débito cuesta 14,95 euros en un solo pago. Y, si prefieres operar con la tarjeta virtual, el coste es de dos euros.

Por último, los expertos también recomiendan que no se use la tarjeta de crédito para retirar dinero en los cajeros automáticos, porque, cada vez que lo haces, la entidad financiera te cobra intereses según el saldo de la tarjeta, una cifra que puede suponer hasta un 20% anual. Por todo ello, si tenemos que elegir entre una u otra, lo tenemos claro: la tarjeta de débito permite ahorrar, controlar las finanzas y, si es virtual, proporcionar todavía más seguridad. ¿Y tú, ya has activado tu tarjeta 11Onze?

11Onze se está convirtiendo en un fenómeno como primera comunidad fintech de Cataluña. Ahora, lanza la primera versión de El Canut, la super app de 11Onze, para Android y Apple. Desde El Canut se puede abrir la primera cuenta universal en el territorio catalán.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

11Onze

Activa tu tarjeta 11Onze

2min lectura

Las tarjetas de débito están llegando a los usuarios de 11Onze.

Tecnología

Tarjetas virtuales para compras virtuales

3min lectura

El auge de la e-commerce ha creado nuevos hábitos de

11Onze

De la tarjeta física a la virtual

4min lectura

En los años 50 del siglo XX se crearon las tarjetas de crédito y



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Joan VilaJoan Vila says:
    Joan

    Compte! Per segons quines activitats a alguns llocs, només serveixen les de crèdit: per exemple, per deixar la fiança en llogar un cotxe, o per assegurar despeses obertes en l’estada d’un hotel.
    Per pagar, sens dubte, millor les de dèbit (cal vigilar, però, que dtinguin el CVC al dors, sino no es podran fer segons quins pagaments per Internet)

  2. Josep RouraJosep Roura says:
    Josep

    Gràcies Albert, llavors les de crèdit podrien ser necessaries si anéssim a països «No Sepa».

    • AlbertAlbert says:
      Albert

      Com a garantia de poder fer pagaments, és una opció. De tota manera, el fet que viatgis a un país no de la zona SEPA, no implica necessàriament que la teva targeta de dèbit no ha de ser acceptada.

      Hace 11 meses
  3. Josep RouraJosep Roura says:
    Josep

    Per anar a l’estranger va bé tenir la de crèdit, no sé si amb la de dèbit pots tenir problemes a l’hora de pagar per Tpv. Podeu confirmar aquest punt, agent d’11onze?

    • AlbertAlbert says:
      Albert

      Entenc que això depèn de què s’entén per «estranger», financerament parlant. Si et desplaces a un altre país de la zona SEPA, el funcionament de la targeta de dèbit ha de ser idèntic al de dins les fronteres de l’estat espanyol; si és fora de la zona SEPA, pot ser que hi hagi problemes, en funció del país de què es tracti. Per exemple, hi ha països amb presència de Mastercard, però no pas de VISA, i viceversa.

      Hace 11 meses
    • Jennifer Roca Civit says:

      Moltes gràcies pel teu comentari, Josep. Encantats de què ens llegeixis. Que passis bon vespre, ens veiem per La Plaça!

      Hace 11 meses
  4. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    La millor en quant control les de dèbit, tot i que les de credit podent ser fins i tot millir si ets capaç de portar un bon control de les despeses
    La virtual estar bé en quan seguretat i tb control de despeses

    • Jennifer Roca Civit says:

      Moltes gràcies per la teva recomanació, Alícia. Gràcies per les teves paraules.

      Hace 11 meses
  5. Ricard Calvo VilanovaRicard Calvo Vilanova says:
  6. Josep RuaixJosep Ruaix says:
    Josep

    👍👍👍👍

  7. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  8. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    Claríssim. De dèbit. Les de crèdit són un parany, i per impagament de petites quantitats es queda fitxat a l´Asnef, que vol dir que et deneguen qualsevol crèdit

Deja una respuesta

App Store Google Play