¿Para qué sirve el código SWIFT?

¿Qué es el código SWIFT? ¿Por qué es tan importante en el mundo financiero? ¿Qué implica expulsar a las entidades financieras de un país de este sistema de interconexión bancaria? Iu Alemany, director de ‘Back Office’ y Atención al Cliente de 11Onze, desvela todas las claves.

 

Las siglas SWIFT son el acrónimo de Society for World Interbank Financial Telecommunication, “una sociedad cooperativa con sede en Bélgica que fue fundada en 1973”, como explica el director de ‘Back Office’ y Atención al Cliente de 11Onze. Alemany puntualiza que no es un sistema de pago, sino de mensajería, que agiliza las transferencias internacionales y “permite identificar a las partes implicadas de una manera estandarizada, segura y sin errores”.

Alrededor de unas 12.000 instituciones de más de 200 países, tanto financieras como no financieras, están conectadas a través del sistema SWIFT, que permite que cada día se intercambien “unos 32 millones de mensajes de media”.

El código SWIFT normalmente consta de once caracteres, aunque a veces pueden ser solo ocho. Las primeras cuatro letras sirven para identificar el banco o institución. Las dos siguientes indican el país. Las dos que aparecen a continuación corresponden a la localidad de la entidad, por ejemplo, “BB seria Barcelona”, como explica Alemany. Y los últimos tres dígitos identifican la oficina o sucursal bancaria. En este caso, “si aparecen tres ‘X’, significa que la oficina realiza la liquidación de manera centralizada”, aclara el director de ‘Back Office’ y Atención al Cliente de 11Onze.

Una herramienta de presión política

Siete bancos rusos fueron excluidos del sistema SWIFT en marzo para presionar a Rusia en su conflicto con Ucrania. Cómo explica Alemany, cortar la comunicación de los bancos de un país con el resto del sistema financiero mundial imposibilita a este país “la mayoría de sus transacciones financieras alrededor del mundo, bloqueando las exportaciones y las importaciones”. En definitiva, el objetivo es dificultar “su capacidad de operar en el ámbito mundial”.

Irán fue excluido del sistema SWIFT en 2012 como parte de las sanciones por su programa nuclear. Como consecuencia, perdió casi la mitad de ingresos por la exportación de petróleo y un 30% de los intercambios internacionales. Y Rusia ya había sido amenazada con esta medida en 2014, cuando se anexionó Crimea.

Iu Alemany advierte que esta medida puede resultar perjudicial en los dos sentidos, no solo para el país sancionado: “Si estamos pensando a aplicar esta medida a una economía fuerte, muy interconectada al resto del mundo y que tiene una serie de productos básicos para el resto del mundo, se debe tener cuidado”.

Cómo explicábamos en el artículo “SWIFT: uso y abuso de una combinación alfanumérica”, la exclusión de algunos bancos rusos del sistema SWIFT será un incentivo para China, Rusia e incluso la Unión Europea a la hora de buscar sistemas alternativos que puedan blindar sus economías ante esta medida de presión política.

 

11Onze es la comunidad fintech de Cataluña. Abre una cuenta descargando la super app El Canut para Android o iOS. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Cultura

SWIFT

6min lectura

El conflicto en Ucrania es el último ejemplo que ha puesto de manifiesto la creciente

Tecnología

¿Es factible la soberanía digital de Europa?

4min lectura

En el ámbito de las tecnologías y la revolución digital, Europa

11Onze

El futuro de las finanzas en Fintech Talents

5min lectura

11Onze aporta su visión en un prestigioso evento sobre



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Jordi MorenoJordi Moreno says:
    Jordi

    Interessant funció la del SWIFT😮

    • Mònica Cornudella says:

      Si, interessant! A la nostra comunitat, La Plaça, ens agrada tenir contingut de tota mena, per informar i donar a conèixer a tothom. Gràcies pel teu comentari, Jordi!😉

      Hace 4 días
  2. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:

Deja una respuesta

App Store Google Play