Oro ruso, un as bajo la manga

El embate de sanciones económicas contra Rusia por parte de los Estados Unidos y la Unión Europea pretendía desestabilizar el gobierno y hundir la economía rusa. Sin embargo, las reservas de oro rusas han jugado un papel clave al hacer fracasar el intento de socavar la estabilidad financiera del país.

 

Las sanciones económicas sin precedentes impuestas por el bloque occidental a Rusia están pensadas para atacar la economía rusa en todos los frentes. Por un lado, castrar su capacidad de financiación, requisando la mitad de las reservas de divisas y de oro del país, cerca de 400.000 millones de euros, que se encuentran mayoritariamente en manos del banco estadounidense J.P. Morgan. Así como imposibilitar que Rusia pague su deuda exterior en dólares, todo y su voluntad y capacidad de hacerlo, para forzar una suspensión de pagos.

Por la otra, limitar sus exportaciones y capacidad de ingresar capital, a través de sanciones, excluyendo al país del comercio internacional con la expulsión de algunos de sus principales bancos del sistema SWIFT. Así mismo, la prohibición de la compra de carbón ruso, las restricciones en las importaciones de gas y el embargo parcial de sus exportaciones petróleo, buscan eliminar las principales fuentes de ingresos de la economía del país.

La última lista de medidas económicas contra Rusia aprobadas por la Unión Europea y su socio americano el pasado mes de junio prohibían la compra de oro ruso. Hay que tener en cuenta que Rusia es el segundo país productor de oro del mundo, después de China. Solo al mercado londinense, exportó oro por un valor de 15.500 millones de euros en 2021 y es el país con la quinta mayor reserva mundial de oro.

 

Un antídoto contra las sanciones económicas

A pesar de que países no-alineados a los intereses geopolíticos de los Estados Unidos hace una década que compran oro de forma masiva, la oleada de compra de oro por parte de Rusia se disparó en respuesta a las sanciones occidentales que siguieron a la anexión de Crimea el 2014. En menos de un año, las reservas de oro rusas pasaron del 8,4% al 10,6%, y el 2021 la cifra se situaba en torno al 20%.

El uso de sanciones económicas por parte de los Estados Unidos y de sus estados clientelares como instrumento de coacción no es nuevo. Países como China, Cuba, Venezuela, Irán, Rusia e incluso el bloque de la Unión Europea, hace años que sufren, en mayor o menor medida, las consecuencias de esta doctrina geopolítica ligada a una guerra comercial incesante.

Es por eso que muchos países se han visto forzados a implementar medidas contra las sanciones y a buscar alternativas a la interdependencia financiera occidental, para garantizar su soberanía y blindar sus economías. Los acontecimientos de los últimos años no han hecho más que afianzar la necesidad de estas medidas y confirmar la calidad del oro como valor refugio y antídoto contra las sanciones económicas.

La convertibilidad, temporal, del rublo al oro a un precio fijo no significó una vuelta al “patrón oro”, pero aconteció una herramienta clave para recuperar y estabilizar el valor del rublo después de la caída experimentada por las sanciones. Una revalorización del rublo en relación con el dólar que incluso ha permitido al Banco Central de Rusia bajar los tipos de interés, para evitar una excesiva apreciación de la moneda estatal.

 

China aumenta exponencialmente la compra de oro ruso

Después de que una gran parte de los gobiernos occidentales prohibieran las importaciones de oro ruso, China ha estado comprando este metal precioso ruso en cifras récord. Solo en julio importó por un valor de 109 millones de euros, un aumento del 750% respecto al mes anterior y de un 4.800% respecto al mismo mes del año pasado.

Los países del G7,Alemania, Canadá, los Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, el Reino Unido y la Unión Europea, compraban un 90% del oro proveniente de Rusia, lo cual equivalía a unos 19.000 millones de euros anuales. China y otros países no-alineados están más que dispuestos a rellenar el vacío dejado por Occidente.

Otra consecuencia de las sanciones ha sido el anuncio por parte del gobierno ruso de la creación de su propia bolsa de metales preciosos, denominada provisionalmente Moscow World Standard (MWS), para competir con la London Bullion Market Association (LBMA), a menudo acusada de manipular el precio del oro. Un escenario que podría suponer un cambio de paradigma si otros grandes productores y compradores de oro como China, Venezuela, India o Perú le dan apoyo, controlando el 62% del mercado de oro mundial.

 

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze. Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Economía

Desdolarización

5min lectura

La hegemonía del dólar como moneda de referencia en el comercio global y como

Cultura

El oro ruso y el juego de ajedrez geopolítico

6min lectura

La nueva guerra fría entre los Estados Unidos y Rusia se ha

Economía

¿Estamos volviendo al patrón oro?

2min lectura

Países fuera de la esfera occidental están comprando



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Totalment d’acord!!!!!

  2. Jordi MorenoJordi Moreno says:
    Jordi

    Cert Xavier, fà temps que caldria estar omplint la bossa, però mai és tard si arribem a la fita! Seguim!!💪

  3. Miquel Pérez CorralMiquel Pérez Corral says:
    Miquel

    Mercè, aquest és el camí! , comparteixo

  4. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    Ja sabem que hem de fer els catalans quan van maldades com ara, i més endavant quan estiguem a punt per dir prou!
    Tenir or, tenir la nostra pròpia bossa de metalls preciosos.
    Ara es l’hora de ser previsors.

Deja una respuesta

App Store Google Play