Las monedas de inversión, un bien preciado

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de las monedas bullion o de inversión respecto a los lingotes de oro? ¿Cuál es su historia? ¿De qué depende su valor? Aquí tienes las respuestas que necesitas.

 

Las primeras monedas con carácter oficial fueron acuñadas hacia el siglo VII a. C. en Lidia, en la actual Turquía. Eran de electro, una aleación de oro y plata. A partir de entonces, prácticamente todos los grandes estados de la Antigüedad crearon monedas de oro o electro.

Durante siglos, el oro y la plata se convirtieron en los materiales con los que se fabricaban las monedas de valores más elevados. A ello contribuyó que se trata de metales sólidos, fáciles de manipular y relativamente escasos, lo cual evita la sobreabundancia.

De los dos, el oro siempre ha sido más apreciado por su mayor resistencia al óxido y la corrosión. Además, el color dorado y su brillo lo han hecho muy atractivo para la mayoría de civilizaciones, que han convertido este metal precioso en un símbolo de riqueza y estatus.

 

Un nuevo concepto de moneda de oro

En la segunda mitad del siglo XX apareció el concepto de moneda “bullion” o de inversión. Se trata de una moneda acuñada en metal precioso, cuya cotización no se fija por el valor nominal de la misma, sino por el valor del metal contenido en ella, al que se añade una prima por el proceso de fabricación de la moneda.

En estos casos, lo importante es la cantidad de metal precioso que contiene y su pureza, más que el posible valor numismático que pueda tener por su diseño. Por descontado, cuando sube la cotización del oro, también aumenta el valor de la moneda

 

¿Monedas “bullion” o lingotes?

Aunque las primas o sobrecostes al precio del oro contenido son inferiores en los lingotes y las barras que en las monedas, muchos inversores prefieren estas últimas.

Una de las razones es su potencial coleccionable. Las monedas de oro que se conservan en buen estado son algo más codiciadas a medida que envejecen, algo que no sucede con los lingotes de oro, que se valoran exclusivamente por la cantidad de oro que contienen.

Además, como su peso por unidad en general es menor, no requieren la inversión de una gran cantidad de dinero, lo cual las hace accesibles para los pequeños inversores.

Por último, el proceso para verificar su autenticidad al venderlas es más sencillo. Gracias a su particular diseño, peso y dimensiones, cada tipo de moneda de oro es muy difícil de falsificar.

 

Un poco de historia

Las primeras monedas de inversión modernas se acuñaron en Sudáfrica en 1967. Se trata de las Krugerrand, que siguen produciéndose en la actualidad. Las monedas de inversión se popularizaron entre finales de los años setenta y la década de los ochenta, en que empezaron a acuñarse la Hoja de Arce en Canadá (1979), el Águila Americana en Estados Unidos (1986), la Britannia en Reino Unido (1987) o la Filarmónica en Austria (1989).

Algunas de estas monedas tienen un valor nominal. Por ejemplo, en el caso de la Britannia, son 100 libras esterlinas. Pero, como ese valor es inferior al del oro que contienen, el valor real en cada momento viene determinado por la cotización del oro y por su valor numismático. En este sentido, como indica la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, es importante la rareza y el grado de conservación de la pieza.

Algunas piezas suelen ser codiciadas por razones que van más allá de una mera mentalidad de inversión. El valor numismático por la calidad artesanal, el diseño, la importancia histórica, el valor conmemorativo y el estado físico de una pieza pueden disparar la demanda de los coleccionistas. Esto hace que, proporcionalmente, el precio de algunas monedas sea bastante más alto que el de los lingotes.

 

Hasta ahora, con Preciosos 11Onze se podían hacer compras de lingotes de oro. A partir de ahora, también ofrecemos la opción de comprar monedas de oro Krugerrand y Britannia. Para el día de mañana, regala oro.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

11Onze

Historia de las monedas Britannia y Krugerrand

4min lectura

Las monedas de inversión, también conocidas como

11Onze

Un regalo para el día de mañana

3min lectura

11Onze pone en marcha la venta de monedas de oro para

11Onze

Comprar monedas de oro

2min lectura

Si quieres regalar oro para el día de mañana y quieres



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  2. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Gràcies per aquest article

  3. Jordi MorenoJordi Moreno says:
    Jordi

    Molt interessant, em quedo amb la filharmònica d’Àustria🤩

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Celebrem que ho hagis trobat interessant, Jordi, i agrair-te, també, el teu comentari.

      Hace 1 mes

Deja una respuesta

App Store Google Play