La inflación devalúa los depósitos bancarios

El IPC de marzo se situó en el 9,8%, la mayor tasa desde 1985. Esto significa que en el último año hemos perdido casi un 10% de poder adquisitivo. Pero también que los ahorros que tenemos en depósitos bancarios se han devaluado en el mismo porcentaje.

 

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de marzo se situó en el 9,8%, la tasa interanual más alta desde 1985. Los precios registraron en marzo un incremento del 3% respecto a febrero, según el indicador adelantado del IPC que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata del mayor aumento mensual desde los años setenta.

Los principales culpables de esta inflación desbocada fueron la luz, los carburantes y los alimentos. Hay que tener en cuenta que el precio de generación de la electricidad se situó a finales de marzo en los 283 euros/MWh, mientras que un año antes era de 45 euros/MWh.

La inflación subyacente, que no tiene en cuenta los productos energéticos ni los alimentos frescos, se situó en el 3,4%. Aunque este porcentaje es bastante inferior, es el más elevado desde septiembre de 2008.

La última vez que la inflación interanual superó los dos dígitos en España fue en 1984, también impulsada por los precios del petróleo y la energía. En aquel momento el Gobierno recurrió a la devaluación de la peseta para frenar la espiral inflacionista, algo que hoy no es posible.

 

Peor de lo esperado

Los datos del IPC empeoran las previsiones que se habían realizado desde diferentes organismos. Por ejemplo, Funcas había calculado para marzo un IPC interanual del 8,6%.

Aunque es evidente la incidencia de la guerra en Ucrania en esta evolución negativa, el incremento es superior al de otros países europeos que también están sufriendo sus consecuencias. Se calcula que la inflación de Alemania en marzo, por ejemplo, rondó el 7% pese a que este país se ve especialmente afectado por la crisis energética.

La inflación ha experimentado una evolución muy negativa con la recuperación del consumo de los últimos meses, que ha coincidido con algunos problemas en las cadenas de suministro y un importante encarecimiento del transporte marítimo.

Devaluación de los depósitos bancarios

El incremento de casi un 10% del IPC equivale a la devaluación de facto de los depósitos bancarios de familias y empresas. A finales de 2021 estos suponían 958.900 millones de euros en el caso de las familias y 322.700 millones en el de las empresas, según el Banco de España. Esto supone una pérdida de más de 90.000 millones para las primeras y unos 30.000 millones para las segundas.

El ahorro de familias y empresas alcanzó niveles récord en 2021. En el caso de los particulares, el volumen total se incrementó un 4,6% respecto al año anterior y en el de las empresas el crecimiento rozó el 9%.

Mientras que los propietarios de depósitos se ven muy perjudicados por la inflación, en el extremo opuesto de la ecuación se encuentran aquellas personas que tienen contratadas hipotecas. Los primeros han visto cómo sus ahorros pierden casi el 10% de su valor, pero quienes pagan hipoteca se benefician de la revalorización de sus activos a causa de la inflación sin que ello implique ningún aumento en la cuota.

 

Si quieres conocer opciones superiores para rentabilizar tu dinero entra en Fondos Garantizados. Desde 11Onze Recomana te proponemos las mejores opciones del mercado.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Finanzas

La seguridad de los depósitos en bancos españoles

3min lectura

Tener un depósito en un banco español actualmente no solo

Invertir

Rentabilidad de los fondos garantizados

3min lectura

Cómo dice su nombre, los fondos garantizados garantizan

Ahorros

Invertir en metales preciosos

4min lectura

Las inversiones financieras siempre comportan riesgos



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Com això continuï així, entrarem en col·lapse cap a finals d’any. Tant debò estigui equivocat.

    • AlbertAlbert says:
      Albert

      Veurem, Manuel, però no pinta massa bé. Gràcies per la teva reflexió!

      Hace 6 meses
  2. Jordi MorenoJordi Moreno says:
    Jordi

    Nivells històrics sense precedents 😱 que està passant a l’economia?😅

    • AlbertAlbert says:
      Albert

      Doncs jo diria que conflueixen diversos factors negatius que ho converteixen en la «tempesta perfecta». Factors com ara la pandèmia, l’excés de diners en circulació i l’elevadíssim deute públic (i, per descomptat, la guerra a Ucraïna), convergeixen amb fenòmens com la «greenflation», que és l’augment de preus pel fort increment en la demanda de minerals usats en les energies alternatives.
      Gràcies pel teu comentari, Jordi!

      Hace 6 meses

Deja una respuesta

App Store Google Play