Los gobiernos se lanzan a las monedas digitales

La digitalización de la economía ha espoleado la popularidad de las criptomonedas en los últimos años. Una revolución del sistema financiero que ha propiciado que los bancos centrales de algunos gobiernos, inicialmente poco partidarios de implantarlas, empiecen a emitir sus propias monedas digitales. Analizamos los motivos que hay detrás de este cambio de mentalidad.

 

La capitalización de los mercados financieros por parte de las divisas digitales, especialmente criptomonedas como el bitcoin, sigue aumentando año tras año. La automatización tecnológica y la desconfianza hacia las entidades bancarias tradicionales a causa de los abusos bancarios han propiciado la aparición de criptodivisas basadas en tecnología ‘blockchain’ (cadena de bloques), que las hace más seguras que las monedas físicas, y que no dependen de un banco central.

Precisamente esta descentralización de la creación monetaria, que caracteriza a las criptomonedas, ha sido la punta de lanza de su popularidad. Es decir, democratizan la creación de moneda mientras diluyen el monopolio bancario, hasta ahora exclusivo de gobiernos y bancos centrales. Este cambio de paradigma es una amenaza para aquellos que han tenido siempre el poder económico, y uno de los cambios más evidentes al statu quo que ha facilitado la entrada de las monedas digitales a la economía global.

Esto, evidentemente, no gusta a todo el mundo, especialmente a los estados y a las instituciones financieras a su servicio, que ven diluido su poder de coerción y control de la población. Por lo tanto, no es de extrañar que gobiernos, bancos centrales, e instituciones financieras como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial, que mostraban su oposición a las criptomonedas descentralizadas, muestren una actitud más optimista cuando se trata de divisas digitales bajo su control, las llamadas monedas digitales de bancos centrales (MDBC).

 

Si no puedes con tu enemigo, únete a él

Varios Bancos Centrales están trabajando en el desarrollo de monedas digitales, pero algunos países, como China, tienen el proceso de pruebas muy avanzado. El gigante asiático ya tiene 261 millones de personas que hacen uso del yuan digital, e-CNY, con el que se efectuaron pagos de más de 280.000 euros diarios durante los Juegos Olímpicos de invierno de Pekín.

En este contexto, el Banco Central Europeo (BCE) no se quiere quedar atrás y está desarrollando su propia moneda electrónica. El euro digital, gestionado y supervisado por el BCE, lo podrán utilizar tan ciudadanos como empresas, pero no sustituirá al dinero en efectivo, si no que los complementará. La Comisión Europea prevé que la regulación esté lista a principios del 2023 y que la moneda entre en funcionamiento el 2025.

Otros países como Suecia, Uruguay y los Estados Unidos también están experimentando con monedas digitales centralizadas. Una tendencia que gana fuerza porque muchos bancos centrales se plantean emitir una moneda digital propia para evitar que su moneda física pierda terreno.

Aun así, al potencial que tienen las monedas digitales para impulsar la innovación de nuevos productos, procesos y servicios que se pueden incorporar a los modelos de negocios, se suma la vertiente económica y geopolítica. Es decir, todo un conjunto de intereses de varios actores que hacen fácil de predecir que el auge de las monedas digitales ha llegado para quedarse.

 

11Onze es la comunidad fintech de Cataluña. Abre una cuenta descargando la super app El Canut en Android y Apple. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Economía

El futuro de la banca es ahora

4min lectura

Cada vez son más las empresas que fusionan tecnología y

Economía

El euro digital

4min lectura

El dinero digital ha llegado para quedarse aunque para muchos sea un gran desconocido.

Economía

El corazón de la economía

3min lectura

En 11Onze queremos que la gente se forme para



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  2. Daniela SimónDaniela Simón says:
  3. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Crec q la moneda física tendirà a desaparèixer i s’imposarà la difital

    • Càrol RafalesCàrol Rafales says:
      Càrol

      Sembla que tot apunta a això, Manuel. Gràcies per comentar!

      Hace 6 meses
  4. Jesus Manuel Nuňez TizadoJesus Manuel Nuňez Tizado says:
    Jesus Manuel

    Bona notícia

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      A veure cap a on anirem en referència a aquest tema. Moltes gràcies pel teu comentari, Manel!!!

      Hace 6 meses
  5. Jordi MorenoJordi Moreno says:
    Jordi

    Vaja, quina notícia, seria una autèntica revolució digital😯

Deja una respuesta

App Store Google Play