¿Estamos ante el fin de la era de la abundancia?

A un lado del Atlántico, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, afirma que “estamos viviendo el fin de la abundancia”. Al otro lado del ‘Charco’, el presidente de la Reserva Federal estadounidense, Jerome Powell, advierte que la lucha contra la inflación será “dolorosa” para familias y empresas. Y, más allá de las palabras, cada vez más datos apuntan hacia una “gran convulsión”.

 

Aprovechando el primer consejo de ministros celebrado tras las vacaciones, Emmanuel Macron avisó que Francia se halla ante un “punto de inflexión” que exigirá “sacrificios”. El presidente francés fue muy explícito cuando afirmó que “asistimos a una gran convulsión, un cambio radical”. Y concluyó afirmando que “en el fondo, lo que estamos viviendo es el fin de la abundancia”.

El actual sistema económico parece agotado, con la impresión descontrolada de dinero por parte de los bancos centrales en los últimos años. Sin embargo, dirigentes como Macron siguen apuntando hacia cuestiones más coyunturales, como la guerra en Ucrania o las sequías provocadas por el cambio climático, como responsables de la crisis. 

Los “sacrificios” exigidos por Macron ya han provocado el rechazo sindical en un país que no duda en movilizarse para defender sus derechos. Philippe Martínez, líder de la CGT, ha avisado que en septiembre habrá protestas para exigir el aumento de los salarios y el control de la inflación. Y lo lógico es que el conflicto social tienda a agudizarse ante probables recortes en los sistemas de pensiones y de prestaciones por desempleo, que están en proceso de reforma en Francia.

 

Mensajes para preparar el terreno

Al otro lado del Atlántico, el presidente de la Reserva Federal también reconocía poco después que restaurar la estabilidad de precios traerá «problemas a los hogares y las empresas». Jerome Powell admitía que controlar la inflación «llevará algún tiempo» e implicará un crecimiento «por debajo» de lo estimado.

Se trata de una previsión muy optimista, ya que numerosos economistas han dejado de hablar de ralentización del crecimiento para asumir un escenario de recesión. De hecho, tras la subida de los tipos de interés en Estados Unidos un 0,75 % en julio, se espera otro “incremento inusualmente grande” en septiembre. Y la medida supondrá estrangular un poco más la economía. 

 

Urgencias papales

En este contexto de alza de tipos de interés, que promete más inestabilidad económica, no sorprenden algunos movimientos. Por ejemplo, el Papa acaba de ordenar a todos los órganos de la Santa Sede que transfieran sus activos financieros al Instituto para las Obras de la Religión (IOR), más conocido como el banco del Vaticano. 

Y deben hacerlo a toda prisa, según la petición papal: “La Santa Sede y las instituciones vinculadas a la Santa Sede que posean activos financieros y activos líquidos (…) en Instituciones financieras distintas del IOR deberán informar al IOR y transferirlos a este lo antes posible en un plazo de 30 días a partir del 1 de septiembre de 2022”.  

¿Por qué tanta prisa? El banco del Vaticano reconoció en el último informe anual, publicado en junio, un beneficio neto de unos 19 millones de euros en 2021. Se trata de menos de la mitad de lo conseguido en los dos años anteriores. Y los números en lo que llevamos de 2022 podrían ser aún peores. Por ello, la petición del Papa se interpreta como un intento desesperado por consolidar las cuentas del IOR antes de que se agrave la crisis.

 

Los bancos centrales siguen acumulando oro

En paralelo, los bancos centrales siguen haciendo acopio de oro para protegerse de una crisis de deuda soberana. La actividad compradora fue especialmente intensa en julio, aprovechando que la onza de oro llegó a situarse por debajo de los 1.700 euros. 

En ese mes el Banco Central de Qatar aumentó sus reservas en 14,8 toneladas y el Banco Central de Uzbekistán compró 8,7 toneladas, según indica Krishan Gopaul, analista del Consejo Mundial del Oro. En el caso del estado qatarí, se trata del mayor aumento mensual de reservas desde que existen registros. Y, en el caso uzbeko, los datos confirman su estrategia compradora, ya que se trata de un volumen similar al que había adquirido en el mes anterior.

En los últimos meses, el precio del oro se ha visto afectado por el incremento de los tipos de interés decretado por numerosos bancos centrales, que ha potenciado el atractivo inversor de los depósitos. Sin embargo, a pesar de estos vientos en contra, muchos analistas mantienen previsiones alcistas para este metal precioso a largo plazo, con estimaciones que llegan a situar la onza de oro por encima de los 3.000 euros.

Los bancos centrales quieren que el fin de la era de la abundancia que pronostica Macron les pille con los depósitos de oro a rebosar.

 

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze. Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Economía

11 consejos para afrontar una recesión económica

6min lectura

Cada vez más expertos vaticinan una recesión, que

Ahorros

Diversifica el ahorro

6min lectura

El reconocido economista Robert Kiyosaki ha pronosticado “una crisis histórica”.

Management

Gestión emocional en tiempo de crisis económica

2min lectura

La incertidumbre que acompaña las crisis económicas puede



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Francesc Estafanell PujolFrancesc Estafanell Pujol says:
    Francesc de Borja

    Caldrà tenir els ulls ben oberts i els estalvis ben vigilats potser convertir-los en or…?

  2. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Els auguris no són gens bons, però veurem com es van desenvolupant els aconteixements.
    Gràcies per ser-hi

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Cert, ara veurem cap a on anirà tirant tot plegat un cop deixem enrere les vacances d’estiu. Pot esdevenir una tardor i un hivern ben durs. Moltes gràcies pel teu comentari, Manel!!!

      Hace 3 semanas
  3. Jordi MorenoJordi Moreno says:
    Jordi

    Poc a poc anirem veient les veritats i sobretot les mentires. Estarem preparats. Gràcies equip d’onze!

    • Pilar Oltra ViguerasPilar Oltra Vigueras says:
      Pilar

      Com diuen, les cames curtes tenen les mentides….. gràcies, Jordi.

      Hace 3 semanas
  4. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    Al Vaticà saben molt, és la gran escola de la Diplomàcia. Per a tenir en compte.

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Millor no dir res més, en boca tancada no entren mosques… Moltes gràcies pel teu comentari, Mercè!!!

      Hace 3 semanas

Deja una respuesta

App Store Google Play