El colapso de la libra provoca la fiebre del oro

El Banco de Inglaterra se ha visto obligado a intervenir de urgencia el mercado de la deuda para intentar frenar la caída de la libra esterlina y calmar a los inversores. Aun así, el hundimiento de la moneda nacional ha disparado la demanda de oro, dejando algunos distribuidores sin existencias de monedas y lingotes.

 

El caos económico en el cual se encuentra el Reino Unido se ha visto reflejado en un deterioro gradual de la divisa nacional y de la estabilidad de la deuda soberana del país. Liz Truss, la nueva primera ministra británica que cogió el relevo de Boris Johnson, anunció un paquete de estímulos fiscales a fin de reactivar la economía.

Se trata de un plan de gobierno que se prevé tendrá un coste de unos 160.000 millones de euros en los próximos cinco años, y que presenta toda una serie de rebajas fiscales para generar más renta disponible con el objetivo de reactivar el consumo y la actividad económica. Aunque este programa económico podría contribuir a evitar una recesión, puede generar más presión inflacionista a una economía que está sufriendo una inflación desbocada del 10% y en peligro de estanflación, es decir, una alta inflación, baja productividad y un paro alto.

Así lo entendió el Fondo Monetario Internacional (FMI), que criticó duramente la bajada de impuestos propuesta por la administración de Liz Truss, argumentando que el plan de gobierno podría incrementar la desigualdad y elevar los precios, contrarrestando la política monetaria del Banco de Inglaterra para frenar la inflación.

 

Castigo a la libra y a los bonos gubernamentales

La carencia de concreción en cómo se financiaría esta rebajada de impuestos, así como la contradicción de la política fiscal y monetaria, en la que el gobierno y el banco central parecen ir en caminos opuestos, ha creado una incertidumbre entre los inversores que ha provocado la bajada de la libra esterlina y un encarecimiento de la prima de riesgo.

Un contexto de incertidumbre económica que también estamos viendo en otros países, donde los activos soberanos y de divisas pierden valor a favor de valores refugio como el oro o monedas más estables como el dólar. Este escenario es especialmente complicado en países como el Reino Unido, con una balanza comercial deficitaria, que importan mucho más de lo que exportan y, por lo tanto, una devaluación de la moneda incrementa la presión inflacionaria.

El anuncio del Banco de Inglaterra que comprará deuda pública británica, Bonos del Tesoro, hasta un valor de 72.500 millones de euros, ha calmado temporalmente los mercados y ha frenado la caída de la libra ante el pánico generado por las medidas anunciadas por el gobierno. Aun así, es una medida para hacer frente a la crisis más inmediata que durará hasta el 14 de octubre, pero que no garantiza la estabilidad financiera del Reino Unido, todo y la vuelta atrás de última hora anunciada por el gobierno de Truss.

 

Incremento exponencial de la compra de oro físico

El tsunami de malas noticias en los mercados de bonos y divisas británicos ha hecho aumentar el atractivo de valores refugio como los metales preciosos. Distribuidores de oro han visto cómo se doblaba la demanda hasta el punto de agotar las existencias de monedas y lingotes. El público británico ha seguido la misma pauta que vimos en Rusia cuando se hundió el rublo y se dispararon las compras de oro físico.

Mientras que divisas como la libra esterlina o el euro continúan perdiendo valor respecto al dólar, los datos de la evolución del oro durante este 2022 confirman, no solo su protección inflacionaria, sino que también lo establecen como el antídoto perfecto para combatir la bajada de valores en las divisas.

Todo y la puntual tendencia a la baja experimentada por el valor del oro durante unos meses, espoleada por el incremento de los tipos de interés, en el cómputo de los primeros diez meses del año vemos que su valor ha subido un 6,44%. Dicho de otra manera, una compra de 10.000 € en oro en enero 2022, ahora tendría un valor de 10.644 €, mientras que los mismos 10.000 € en el banco habrían perdido 900 € a causa de la inflación.

La creciente incertidumbre económica global y la incapacidad de los gobiernos y bancos centrales para hacer frente a una gran crisis que parece inevitable, hace pensar que Rusia y el Reino Unido no serán los últimos países donde una gran parte de la población no se fía de las promesas de los políticos y se empodera para asegurar sus ahorros con un valor tangible.

 

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze. Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Invertir

Oro físico o digital

3min lectura

Ante la situación excepcional en que nos encontramos, cada vez más inversores intentan

Ahorros

Diversifica el ahorro

6min lectura

El reconocido economista Robert Kiyosaki ha pronosticado “una crisis histórica”.

Economía

¿El gobierno me puede embargar los ahorros?

6min lectura

El nuevo proyecto de Ley de Seguridad Nacional abre la



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Molt bon article.

  2. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  3. Francesc Estafanell PujolFrancesc Estafanell Pujol says:
    Francesc de Borja

    Bon article. M’ha agradat

  4. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    El raconet d’or, el raconet dels catalans. El raconet del seny.

    • Xavier Vinolas EscodaXavier Vinolas Escoda says:
      Xavier

      Ara només cal que ens puguem administrar aquest raconet en tots els sentits.

      Hace 2 meses
  5. Jordi MorenoJordi Moreno says:
    Jordi

    Vaja, sembla que hi ha un degoteig de crisis estatals on va començar a Rusia, ara passa pel Regne unit, veurem quin es el pròxim estat, però ni la crisi de Rusia ni la del Regne Unit s’han resolt sinó que han aplicat com parxes temporals, vamos que tornaran a caure pel que han dit els entessos📉

    • Xavier Vinolas EscodaXavier Vinolas Escoda says:
      Xavier

      Efectivament, i a més són crisis que es van repetint al llarg del temps. Potser cal canviar el sistema de base.

      Hace 2 meses

Deja una respuesta

App Store Google Play