Bodega de Capçanes: un pueblo en cada botella

La bodega de Capçanes, DO Montsant, está situada en el pueblo de Capçanes. Tiene dos características que la diferencian de otras bodegas: hace vinos ‘kosher’ y tiene una política de responsabilidad social hacia el territorio y su gente.

 

Hace casi 100 años, concretamente en 1933, un grupo de familias del pueblo, ante la necesidad de ganarse la vida dignamente, decidió juntarse y constituir la cooperativa de Capçanes. Joan Maria Sabaté, gerente de la bodega, explica con orgullo el nacimiento de la cooperativa. Pero todavía explica con más entusiasmo el cambio de paradigma que emprendieron. En los primeros años, la cooperativa vendía vino a granel, pero los socios se dieron cuenta que quién sacaba beneficio era quien embotellaba, así que decidieron embotellarlo también.

Aun así, esto no impidió que sufrieran unos años muy duros, con una competencia feroz. Hasta que encontraron una salida. “En 1995 se produjo un punto de inflexión —dice—. La bodega participó en una feria en París. Un representante de la comunidad judía probó nuestros vinos y dijo que, si aquel vino fuera un vino ‘kosher’, sería un gran vino”. Y aquí es donde nació una historia que los ha ligado con la cultura judía y que los ha llevado a lo que son hoy.

Los vinos ‘kosher’ son un producto apto para ser consumido por la comunidad judía, es decir, que en su proceso de elaboración, una vez entra la uva a la bodega, sigue una serie de reglas y procedimientos siguiendo la tradición judía, tal como marca el Antiguo Testamento.

 

Una decisión “valiente y arriesgada”

A pesar de que el vino ‘kosher’ representa un 7% del millón de botellas que produce la cooperativa, la bodega de Capçanes considera que es uno de los elementos que los diferencia de otras bodegas, “junto con la calidad del producto”. Sabaté describe la decisión que tomaron los socios en aquel momento como “muy valiente y arriesgada”. “Cuando volvimos de París, lo primero que hicimos fue saber qué eran los vinos ‘kosher’. Después, consideramos que hacer este tipo de vino era una gran oportunidad para la bodega. Nos pusimos en contacto con la comunidad judía, que visitó el territorio y encontró que la bodega era adecuada para hacer este vino”, explica. 

El primer año hicieron 2.000 litros y salió uno de los mejores vinos ‘kosher’ del mundo. Este hecho fue una gran oportunidad para la cooperativa, que se planteó ser una bodega apta para hacer vino ‘kosher’. Pero esto representaba hacer unas grandes inversiones. “La comunidad judía de Cataluña dijo que no podía invertir. Pero los socios de la cooperativa no se rindieron y fueron a la banca a buscar dinero, pero les dijeron que no. Aun así, la gente de Capçanes no se echó atrás y avaló todos sus bienes para un préstamo”. Actualmente, no toda la bodega es apta para hacer vino ‘kosher’, pero dentro de las instalaciones de la cooperativa hay una pequeña bodega dedicada a producirlo.

Hacer posible el relevo generacional

El trabajo en el campo es duro y cuesta encontrar relevo generacional una vez el campesino se jubila. La bodega de Capçanes ha encontrado una manera para evitar que las tierras del socio que se jubila queden abandonadas. Josep Maria Sabaté explica que la cooperativa trabaja para obtener tres repercusiones directas sobre el territorio y su gente: “Primera, mantenemos la marca; segunda, hacemos un trabajo de responsabilidad social sobre el territorio, puesto que las tierras no se pierden; y tercera, mejoramos la calidad de vida del socio, porque, una vez jubilado, cobra la pensión correspondiente, que complementa con los ingresos que recibe por parte de la cooperativa que le ha arrendado las tierras”.

La cooperativa, ante la dificultad de encontrar relevo generacional y el riesgo que representa perder producción, determinó arrendar las tierras a los socios jubilados. Estas tierras continúan en manos del socio, pero son trabajadas por la cooperativa. “Nosotros tenemos un equipo de trabajadores —explica Sabaté—, dirigidos por un ingeniero agrícola, que hacen todo el proceso del trabajo de la tierra del socio que se ha jubilado. El objetivo de la cooperativa no es obtener beneficios, sino mejorar la calidad de vida de sus socios. Tenemos siempre presente que el otro objetivo es obtener un producto de mucha calidad, tanto a lo que se refiere al 93% de vino para el público general, como al 7% de vino ‘kosher’”.

La cooperativa tiene 90 socios productores. Su producción, a pesar de que no es 100% ecológica, cada vez tiene más tierra que es tratada con este sistema. Exporta el 50% de sus vinos a más de 25 países. Sabaté define los vinos de la bodega como “vinos amables, fáciles de beber”. “En cada botella se puede encontrar la expresión de un pueblo. La DO Montsant es una denominación joven que se está haciendo un lugar en el mercado por la calidad de sus vinos”, remarca.

La bodega de Capçanes siempre ha tenido las puertas abiertas para las personas que la quieran visitar. La pandemia ha hecho que no organicen visitas, pero, una vez se recupere la normalidad sanitaria, tiene intención de volver a atender al turismo enológico, tal como ha hecho desde sus inicios.

 

11Onze se está convirtiendo en un fenómeno como primera comunidad fintech de Cataluña. Ahora, lanza la primera versión de El Canut, la super app de 11Onze, para Android y Apple. Desde El Canut se puede abrir la primera cuenta universal en el territorio catalán.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Cultura

El mundo del vino te abraza

5min lectura

El Celler Mas Vicenç está situado en la parte más alta de la DO

Cultura

Josep Foraster: la bodega de la uva trepat

5min lectura

La bodega Josep Foraster, DO Conca de Barberà, está situada

Cultura

Bodega MontRubí: vinos 100% monovarietales

5min lectura

La bodega MontRubí se encuentra en l’Avellà, un



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Pere Maria EstremPere Maria Estrem says:
    Pere Maria

    Conec aquest celler, és interessant visitar-lo.

    • Silvia GranadoSilvia Granado says:
      Silvia

      Si, Pere; animem a tota la nostra comunitat a què el visiti. Gràcies per comentar.

      Hace 9 meses
  2. Francesc Estafanell PujolFrancesc Estafanell Pujol says:
    Francesc

    M’ha agradat molt aquesta frase:
    «L’objectiu de la cooperativa no és obtenir beneficis, sinó millorar la qualitat de vida dels seus socis»
    Crec que aquesta filosofia, tot i no ser una cooperativa, impregna el tàndem La Plaça/Canut.

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Doncs sí, molt encertat el que has dit, Francesc. Moltes gràcies pel teu comentari!

      Hace 9 meses
  3. Josep RuaixJosep Ruaix says:
  4. Miquel Pérez CorralMiquel Pérez Corral says:
    Miquel

    Gràcies pel vi kosher, Toda raba

  5. Miquel Pérez CorralMiquel Pérez Corral says:
    Miquel

    Gràcies pel vi kosher, Toda

  6. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Una historia de persones valentes amb força i generositat,van saber aprofitar l’oportunitat i a més han construit una comunitat lider en valors socials que sens dubte repercuteixen al sabor d’aquest vi M’encantat,gràcies

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Això és l’esperit 11Onze!!! Moltes gràcies pel teu comentari, Alícia!!!

      Hace 9 meses
  7. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  8. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    Quina història tan fantàstica! El vi kosher , la decisió de tot un poble d’avalar la iniciativa i la sortida que han trobat per no deixar perdre la terra i millorar la qualitat de vida dels socis. Es mereixen el premi a l’emprenedoria i la responsabilitat social.

Deja una respuesta

App Store Google Play