Celler Mas Vicenç, el mundo del vino te abraza

El Celler Mas Vicenç está situado en la parte más alta de la DO Tarragona, en el norte de la comarca del Alt Camp. Es una bodega pequeña, familiar, que se va construyendo día a día, con paso seguro y aprovechando la oportunidad de ser la quinta generación de agricultores.

 

Hace unos años, explica Xavier Ferré Morató, el hijo pequeño y copropietario del Celler Mas Vicenç, su hermano mayor, Vicenç, estudió enología en Falset (El Priorat) y en Francia. El mundo del vino le gustó tanto que se fue a trabajar a una bodega de la comarca. En su casa, mientras tanto, continuaban haciendo lo que era tradición familiar: trabajar las tierras donde tienen plantadas viñas, olivos y frutos secos (avellana y almendra) y vender los frutos a la cooperativa de Vila-rodona.

Somos la primera generación que hemos elaborado vino en casa”, dice orgulloso Xavier Ferré, que se encarga de la parte comercial, de comunicación y de enoturismo de la empresa. “De hecho, quien inicia el proyecto es mi hermano grande, que convierte en realidad el sueño de hacer vinos de calidad fruto de las mejores fincas familiares. A raíz de su experiencia y con los padres, en 2004 decidimos dar el paso y entonces convertimos unas naves que teníamos en la masía familiar, donde todavía vivimos, y las adaptamos como bodega”. 

 

35 hectáreas de viña

El Celler Mas Vicenç cultiva 35 hectáreas de viña. Ferré explica que no se hubieran atrevido nunca a hacer vino sin tener viñas de la familia. “Cultivamos variedades diferentes, en un terreno formidable, muy bien situado por la ventilación que recibe, y por los tipos de suelos diferentes que tenemos. Hoy en día, continuamos vendiendo fruta a la cooperativa, puesto que solo usamos el 50% de la cosecha. Esto nos permite hacer nuestros vinos con la selección de la mejor fruta de las mejores viñas familiares”, explica. 

La bodega ha ido creciendo despacio, “con los pies en el suelo y priorizando la calidad a la cantidad”. “Primero era una dedicación de fines de semana. Pero el mundo del vino es un mundo que te abraza, te apasiona, que te da nuevas oportunidades, que te permite conocer nueva gente, nuevos clientes, nuevas maneras de hacer. Todo esto hizo que en 2009 mi hermano decidiera dedicarse al 100% a la empresa familiar”, sigue Ferré. El año 2011 él mismo se incorpora a la empresa, después de haber estudiado Empresariales y Negocio Internacional. “Hemos ido creciendo de manera muy natural. Ahora estamos por sobre las 70.000 botellas de producción”, asevera.

Xavier Ferré explica con entusiasmo que últimamente han sacado un nuevo vino que les hace “mucha ilusión”. “Hacía muchos años que perseguíamos esa idea. Hemos hecho un vino de finca que proviene solo de un trozo de tierra. Más allá de esto, cultivamos la variedad que más identifica la DO Tarragona: es 100% macabeo”, explica. La viña fue plantada por el bisabuelo de Xavier, en 1912. “Es una viña con mucha historia, es el tesoro de casa. El Castell Tallat es un vino voluminoso, macabeo de viña centenaria, embellecido en ánfora”, ensalza con orgullo. La familia Ferré, con este vino, quiere rendir homenaje al pasado vinícola romano del campo de Tarragona.

El tipo de cultivo que practican en Mas Vicenç es 100% ecológico, a pesar de que les falta el sello certificador. “La dificultad de conseguir este sello por la gestión de reconversión de convencional a ecológico, de 35 hectáreas en mercados diferentes, hace que de momento no lo hayamos pedido”, argumenta Ferré. También explica que la bodega Mas Vicenç nunca ha estado partidario del uso de pesticidas y herbicidas. “Y menos cuando la viña no lo pide. La filosofía de Mas Vicenç no es pedir el máximo rendimiento de las viñas. Ahora se busca un sobreesfuerzo, un sufrimiento de la cepa, una competencia más elevada entre las cepas para obtener una mejor calidad. Se sabe que detrás de una botella de vino hay un trabajo en la viña”, explica con paciencia. 

 

Proximidad, un producto más sincero

El mercado prioritario de la bodega es el local, de proximidad: “Sobre todo vendemos en las comarcas tarraconenses y, después, al resto de Cataluña”, explica Ferré, que añade que la exportación representa entre un 5% y 10% del total de las ventas. “Es más fruto de una relación de amistad que de una relación comercial. Nuestro gran objetivo es vender en el mercado del país. Si el vino gusta al cliente próximo, hará que nosotros hagamos un producto más sincero”, remarca.

Para Ferré, el éxito de este mercado local es, en gran parte, gracias al enoturismo. “El enoturismo es la gran apuesta de la bodega desde hace muchos años y nos aporta mucha venta directa e, incluso, fidelización. La gente viene a casa, pasa un buen rato, y lo explica. Este boca-oreja al final es magnífico, puesto que comporta un buen nivel de venta directa a la bodega, tanto en la tienda física, como en la tienda en línea”, dice.

Esta bodega joven, tal como dice Xavier Ferré, avanza despacio y con los pies en el suelo. Se plantea el futuro con optimismo, a pesar de que les preocupan los efectos del cambio climático, que quieren combatir con la plantación de variedades autóctonas, como la macabeo, insignia de la DO Tarragona.

 

11Onze se está convirtiendo en un fenómeno como primera comunidad fintech de Cataluña. Ahora, lanza la primera versión de El Canut, la super app de 11Onze, para Android y Apple. Desde El Canut se puede abrir la primera cuenta universal en el territorio catalán.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Cultura

Buil & Giné: dar a conocer lo que tenemos

5min lectura

Xavier Buil i Giné, consejero delegado de Buil & Giné, DO

Cultura

Bodega Bouquet de Alella

5min lectura

Bouquet de Alella, se encuentra en la DO Alella. Es una bodega

Cultura

Profundamente ampurdaneses

5min lectura

Anna Espelt, directora y enóloga de la bodega, se



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Molt bon article,
    Gràcies per donar-nos a conèixer els valors d’aquest celler.
    Haurem de tastar els seus vins.
    Salut

  2. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  3. Francesc Estafanell PujolFrancesc Estafanell Pujol says:
    Francesc de Borja

    Aprendre aquests valors que ens lliguen a la terra. M’ha agradat molt aquest article

  4. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    Els romans, Tarragona i el vi. La cultura del vi no és un slogan. Es real, són les nostres arrels.

    • Silvia Granado says:

      Així és Mercè, el vi, és un món apassionant, ens seguim veient per La Plaça!

      Hace 11 meses
  5. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Amb l’enoturisme s’ha aconseguit un coneixement dels nostres vins i cellers que ajuda a la difusio i a donar a conèixer els vins nostros

    • Elisabet Porqueras Garcia says:

      La cultura del vi, important al nostre país i que cal donar a conèixer, gràcies, Alícia pel teu comentari.

      Hace 11 meses

Deja una respuesta

App Store Google Play