Banca y mafia: un matrimonio de conveniencia

La estrecha relación entre el crimen organizado y el sector bancario se remonta casi a los orígenes de estos dos conceptos, aun así, no fue hasta principios del siglo XX cuando la interpretación contemporánea de lo que entendemos por banca y mafia se consolidó y extendió a lo largo del mundo.

 

En el transcurso de la historia, el crimen organizado se ha aprovechado de la promiscua relación entre política, negocios y el sistema financiero para tejer una compleja trama de poder y corrupción no solo para servir sus propios intereses, sino de la cual se han beneficiado todos estos actores.

La mafia y la banca comparten el mismo gusto por la riqueza, el riesgo y el dinero fácil, mientras ambos tienen estrechas conexiones con gobiernos corruptos. Su colaboración se hizo especialmente patente gracias a la expansión de las familias del crimen organizado desde región italiana de Sicilia en los Estados Unidos a principios del siglo XX, y durante la política del gansterismo en la China nacionalista a lo largo de la etapa final del comercio del opio.

Estas alianzas proporcionaron a la mafia el acceso a recursos financieros y una apariencia de legitimación en su expansión a nuevos mercados a través de negocios ilícitos, al mismo tiempo que la banca sacaba beneficios económicos derivados de financiar operaciones ilegales, facilitar transacciones de dinero y el blanqueo de capital.

 

Los gánsteres del alcohol

Durante los trece años que duró la Ley Seca en los Estados Unidos, el crimen organizado y el alcohol inundaron el mercado negro, dejando un reguero de cadáveres acribillados a disparos. Las destilerías clandestinas donde servían licores eran controladas por gánsteres como Meyer Lansky, Lucky Luciano, Dutch Schultz o Al Capone, que sobornaban a policías, políticos y jueces.

Los márgenes de beneficios de la importación y venta ilegal de alcohol eran equivalentes a lo que años más tarde comportó el mercado de la droga. Millones de cajas de alcohol entraban en los EE. UU. cada semana, las cuales se tenían que procesar y repartir por todo el territorio. Esto requería la colaboración de varios actores, incluyendo el sector bancario.

Nueva York era el punto de entrada de la mayor parte del contrabando de alcohol que llegaba al país, pero también era el lugar de convergencia del capital financiero y la influencia política en los Estados Unidos. El colaboracionismo en el blanqueo de dinero proveniente de la venta ilegal de alcohol continuó hasta el procesamiento judicial de Al Capone, por evasión de impuestos, y el fin del periodo de la prohibición.

El contable de la mafia

La detención de Al Capone inspiró a Meyer Lansky, contable, mafioso judío, y socio de Lucky Luciano, a no cometer el mismo error y estructurar elaborados conglomerados financieros internacionales en paraísos fiscales para esconder el dinero proveniente de los negocios ilícitos. De hecho, Lansky llegó a comprar un banco en Suiza que usó para blanquear dinero a través de una red de sociedades ficticias.

A finales de la II Guerra Mundial, Luciano controlaba, con la colaboración de Fulgencio Batista, presidente de Cuba, un gran número de los casinos de La Habana. Lansky fue instrumental al orquestar toda la operación y facilitó el desembarco del dinero de la mafia italiana en Cuba. Aun así, sus negocios en casinos se entendían en Las Vegas, las Bahamas y Londres.

Al estallar la Revolución Cubana del 1959, el nuevo gobierno de Fidel Castro expropió todos los casinos y hoteles, forzando a los mafiosos a huir en desbandada. Lansky no aceptó las condiciones de Fidel para continuar invirtiendo en la isla y salió del país por siempre jamás, dejando a su espalda buena parte de su patrimonio de millones de dólares.

El banquero de Dios

Michele Sindona, conocido en como “El Tiburón”, fue una figura destacada en el mundo financiero del siglo XX, pero su carrera estuvo rodeada de controversia, escándalo y crimen. Nacido el 8 de mayo de 1920 en Patti, en la región de Sicilia. Estudió derecho en la Universidad de Mesina y empezó su carrera como abogado, pero pronto cambió de rumbo hacia el mundo de la banca.

Se trasladó a Milà, donde trabajó como abogado fiscal para italianos ricos que querían eludir el pago de impuestos. En poco tiempo ganó reconocimiento de la mafia italiana como experto en finanzas y ascendió rápidamente en el sector de la banca internacional.

A principios de los años 50 viajó a Nueva York y conoció a la familia Gambino, la cual lo contrató para gestionar sus beneficios de la venta de heroína. Al mismo tiempo, Sindona había adquirido, a través de su holding Fasco, varios bancos italianos, estableciendo vínculos estrechos con el Vaticano y ganándose la reputación de ser un intermediario financiero de confianza para la Iglesia católica.

Su progreso continuó hasta el inicio de su asociación con el Banco Vaticano el 1969, cuando grandes cantidades de dinero pasaron de los bancos de Sindona a través del Vaticano a bancos suizos. Estos hechos le otorgaron el sobrenombre de “el banquero de Dios”.

Como banquero del Vaticano, jugó un papel clave en el colapso del Banco Ambrosiano —del cual el Banco Vaticano era el principal accionista—, en uno de los acontecimientos más escandalosos del mundo financiero de la década de 1970. Sindona manipuló las cuentas del banco, para ocultar pérdidas masivas y financiar sus propias empresas.

El 1980 fue declarado culpable y encarcelado en los Estados Unidos por varios cargos relacionados con el fraude y el blanqueo de capital. El septiembre de 1984 fue extraditado en Italia, donde fue encerrado en Voghera. Dos años después lo condenaron a cadena perpetua como instigador del asesinato del comisario Giorgio Ambrosoli y, pocos días después, murió envenenado con cianuro abocado en una taza de café, se cree que por él mismo.

Si quieres descubrir como conseguir ganancias por tus ahorros con un producto de justicia social, 11Onze Recomienda Financia Litigios.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Economía

La lacra del capitalismo clientelista

4min lectura

El modelo económico occidental se caracteriza,...

11Onze

La banca pagará por haber engañado a los clientes

4min lectura

Entidades financieras del Reino Unido han sido sancionadas...

Economía

El colapso bancario se anunciará un viernes

6min lectura

Otro banco de los Estados Unidos ha quebrado, los...



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Molt il·lustratiu.

    • Xavier Vinolas EscodaXavier Vinolas Escoda says:
      Xavier

      Gràcies, Manel. L’article està molt resumit, però toca els principals punts clau.

      Hace 3 semanas

Deja una respuesta

App Store Google Play