Ahorrar agua de la manera más sencilla

Utilizamos el agua prácticamente en todos los estadios de nuestra vida, desde el uso doméstico diario hasta el abastecimiento de industrias, la agricultura o el sector turístico. El agua es un bien preciado sin el cual no podemos concebir la vida, pero ¿hacemos un consumo consciente?

 

De media, una persona puede llegar a consumir diariamente hasta 130 litros de agua, según datos de la Agència Catalana de l’Aigua (ACA). Si nos paramos a pensar en las veces en que abrimos el grifo, ponemos en marcha una lavadora o limpiamos la casa, rápidamente nos daremos cuenta de que nuestro consumo es, seguramente, mucho más alto de lo que nos pensábamos.

Estudios de la ACA han determinado que una persona puede llegar a consumir entre 2 y 18 litros solo para lavarse las manos o los dientes. Llenar una bañera consume hasta los 200 litros, mientras que con una ducha podemos estar hablando de entre 30 y 80 litros. Incluso vaciar la cisterna del váter puede hacernos perder entre 6 y 10 litros por descarga.

Recogemos algunas acciones diarias que podemos llevar a cabo para conseguir un doble beneficio: reducir la factura y evitar el derroche de agua.

 

Como reducir el uso doméstico de agua:

  • Cerrar el grifo. Durante el rato de cepillar los dientes, afeitarse o enjabonar los platos. Es la norma número uno de ahorro de agua.
  • Dosifica el agua que utilizarás. Por ejemplo, al limpiarnos los dientes podemos optar para llenar un vaso de agua con la cantidad que usaremos para enjuagarnos. Al afeitarnos, podemos dejar unos centímetros de agua en la pica para limpiar la maquinilla de afeitar.
  • Revisar los escapes de agua. Una forma rápida para comprobarlo es comprobar el contador antes de ir a dormir y volver a hacerlo por la mañana. Si el contador se mueve, podemos tener un escape.
  • No tirar nada al váter. Además de obstruir las cañerías, cuanto más veces tiramos de la cadena, más agua derrochamos.
  • Duchas de duración limitada. Sustituir un baño por una ducha nos puede ayudar, siempre que la ducha sea del tiempo justo. Para los niños, puede ser más útil llenar hasta la mitad una bañera.

Los electrodomésticos, el consumo silencioso

  • Hacer cargas completas. Poner en marcha el lavavajillas o la lavadora puede llegar a consumir 90 litros. A la larga, también sale más a cuenta invertir en aparatos con etiqueta ecológica, que reduzcan el consumo tanto de agua como de electricidad.
  • Reducir el agua de la cisterna del váter. Especialmente para inodoros de una sola descarga, en que se puede reducir la carga en la mitad.
  • No hay que enjuagar los platos antes de ponerlos al lavavajillas. Actualmente, todos los lavavajillas están programados para hacerlo.

Limitar el uso de agua en espacios exteriores y jardines

  • Evitar el uso de mangueras. Para regar, es mejor hacerlo al atardecer, y hay que evitar el riego superficial, que se evaporará en poco tiempo y puede ser un derroche. Si tenemos que lavar el coche, priorizamos utilizar una esponja con jabón, y limitar el agua exclusivamente para el enjuagado final.
  • No regar en exceso. Regar las plantas solamente cuando lo necesiten, puesto que hacerlo en exceso les puede suponer una pérdida de nutrientes.
  • Adaptar el sistema de regadío exterior. Según la medida del jardín y el agua necesaria para mantenerlo, consultar los recursos disponibles para disminuir el consumo de agua, como puede ser recoger y aprovechar el agua de la lluvia.
  • Elegir plantas adaptadas a la zona donde vivimos. Si es zona de secano, priorizamos las plantas con más tolerancia a la sequía, como por ejemplo: portulaca, bugenvilea, lithops o planta piedra, lantana, verbena o algún tipo de arbusto como la adelfa.

Inculcar los valores del agua a los niños

Cuando hay niños en casa el consumo de agua puede aumentar considerablemente, por eso merece la pena prestar atención. Enseñarles a valorar el agua y a usarla de forma eficiente les supondrá una ventaja vital y, a la vez, reduciremos la factura de agua. Sin olvidar que el mejor aprendizaje es el ejemplo que les podamos dar.

 

Si quieres descubrir cómo beber la mejor agua, ahorrar dinero y ayudar al planeta, entra en Imprescindibles 11Onze.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Finanzas

Básicos para gestionar nuestro dinero

4min lectura

Parece obvio, pero, para aprender a administrar nuestro

Sostenibilidad

Agua, el líquido más preciado

3min lectura

El Día Mundial del Agua nos recuerda que más de dos mil

Bienestar

“Lo que comemos afecta al planeta”

2min lectura

La relación entre lo que comemos y nuestra salud está



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Jordi MorenoJordi Moreno says:
    Jordi

    Molt bones mesures d’estalvi d’aigüa👌merci, caldrà aprendre-les i fer-les efectives dia a dia

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Absolutament d’acord amb el que has dit… Moltes gràcies pel teu comentari, Jordi!!!

      Hace 4 meses
  2. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Gràcies pels consells

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      No es mereixen, Manel. Moltes gràcies pel teu comentari!!!

      Hace 4 meses
  3. Silvia GranadoSilvia Granado says:
    Silvia

    Així és, Mercè! Tan sols és canviar costums i amb petits canvis aconseguirem estalviar molt!

  4. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    La majoria de consells són els que faria que l’àvia et renyés si no li fessis cas.
    Hem viscut anys del campi qui pugui consumista.
    Hem de tornar a aplicar el sentit comú i és ben cert que el millor aprenentatge és l’exemple que es dona, més que els sermons.

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Tal qual, Mercè, a veure si tots plegats anem agafant una mica de seny… Moltes gràcies pel teu comentari.

      Hace 4 meses
    • Pere Maria EstremPere Maria Estrem says:
      Pere Maria

      Tota la raó Mercè.

      Hace 4 meses

Deja una respuesta

App Store Google Play