Sanidad pública vs. sanidad privada

Todos los ciudadanos de nuestro país tienen derecho a acceder a la sanidad pública, que todo y las carencias, es considerada como una de las más eficientes del mundo. Aun así, el colapso en la atención primaria ha provocado que el número de usuarios de servicios de salud privados aumente año tras año. Iu Alemany, director de ‘Back Office’ y atención al cliente de 11Onze, nos plantea algunos conceptos para continuar un debate recurrente.

 

Según un estudio realizado el 2022 por la fundación IDIS, el sector sanitario privado supone el 29,4% del gasto sanitario total del Estado. Un dato que ha ido aumentando hasta llegar a los 33.398 millones de euros, lo cual representa el 2,7% del PIB, que sumado a la colaboración pública-privada suma un total del 3,36 del PIB.

Un mayor poder adquisitivo de la población y las largas listas de espera han puesto de manifiesto las ventajas de la sanidad privada. Aun así, el colapso de la sanidad pública y la gran cantidad de personas que se hacen seguros de sanidad privada de bajo precio, solo para tener acceso a pruebas diagnósticas, o para especialidades como la dermatología, ginecología o neumología, también está poniendo presión al sector privado. Cómo explica Alemany, “en la sanidad privada tienes acceso directo al especialista, pero las citas ya son menos inmediatas, cada vez tiene más listas de espera”.

La sanidad privada como complemento de la pública

Aunque los recortes presupuestarios y la falta de inversión han puesto de manifiesto las limitaciones de la sanidad pública, la pandemia ha acentuado la importancia de esta. Como apunta Alemany, “¿qué hubiera pasado si lo hubiera gestionado única y exclusivamente la sanidad privada? A mí me da miedo pensarlo”.

La calidad de la atención sanitaria y la mayor inversión en equipación médica del sector público, hace que disponga de mejores medios y especialistas para tratar las enfermedades más graves. Esto comporta que, en caso de complicaciones, incluso de los seguros privados deriven a sus pacientes a la pública.

Por otro lado, el modelo de negocio de la sanidad privada se basa en el beneficio y la rentabilidad económica, dejando de lado los principios de solidaridad de la sanidad pública. Sin embargo, en el contexto actual es evidente que la colaboración entre los dos modelos es necesaria para garantizar la viabilidad del sistema sanitario, al menos hasta que la sanidad pública tenga la financiación que se merece.

 

11Onze es la fintech comunitaria de Cataluña. Abre una cuenta descargando la super app El Canut para Android o iOS. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Economía

Deuda pública

6min lectura

La deuda pública en el mundo se ha disparado en los últimos años.

Bienestar

Aplicaciones de salud

4min lectura

Actualmente en el mundo existen más dispositivos móviles que personas.

Economía

La desigualdad se afianza

4min lectura

Los principales milmillonarios han visto crecer su patrimonio.



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Laura León AmatLaura León Amat says:
    Laura

    La pública si o si… Paguem impostos per tenir aquest servei bàsic, com l’educació
    Fem-ho bé tots plegats, cal reordenar i ser transparent. Ens cal més eficàcia i bona planificació. S’han de gestionar molt millor els recursos públics (humans i materials)

  2. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    Alicia

    Tenim en aquest país nostre un gran problema en quant la distribució del pressupostos a la sanitat i es que es hospitalcentrista
    La primària que es la portada d’entrada per definició,es la germana pobra,i gairebé la major part del pressupost es per als hospitals
    Segon punt: la mala planificacio respecte a educacio i universitats pel que fa als números clausus d’entrada a Medicina ,que dona lloc a manca de professionals en determinades especialitats que tb s’afegeix a una remuneracio no adequada
    Tercer punt:no deixen que la primària sigui eficient i eficaç,no donen autonomia amb la gestió dels centres de salut ,a l’equip directiu
    Que es realment qui sap les necessitats de la població que aten
    4rt punt:Cada població te unes caracteristoques diferents i el funcionament com comunitat tb ho es ,i els que manen fan allò tan conegut de «cafe per a tots»
    Els hospitals haurien de ser per allò especific i concret,les persones on millor estan atesos es a ca seva,a la comunitat.
    Però això requereix més professionals a primària, per tan com ja ha he dit caldria redistribuir el pressupost
    Pel que fa a la llegenda urbana dels amiguismes avui en dia no es el que havia estat
    La sanitat privada ha augmentat tb la seva eficiencia,tot i que la millor tecnologia està a la pública,com tb la recerca un dels pilars que la privada no te massa desenvolupat
    I si, estic d’acord que cal complementar allà on calgui els gos tious de sanitat, n’oblidem que a la concertada ja hi han col.laboracions d’aquest tipus

  3. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    Pública, tot i les mancances.
    Es un ens massa gran difícil de gestionar. S’ ha de reinventar.
    No busca beneficis però hi ha corrupció. Es allò: qui controla el controlador?
    En les llistes d’espera hi ha amiguisme, potser és inevitable. La família és la família i els amics són els amics. I no em crec que, a més a més d’aquests col.lectius, no n’hi hagi d’altres amb privilegis, però vaja, ho considerarem un mal menor, assumible.

Deja una respuesta

App Store Google Play