Las sanciones aceleran la repatriación de oro

Un sondeo de Invesco sobre bancos centrales y fondos soberanos publicado este lunes confirma que cada vez más países están repatriando sus reservas de oro como protección contra las sanciones económicas de Occidente.

 

La tendencia de acumular oro ante la incertidumbre económica y geopolítica no es nueva. A lo largo del último año se han ido repitiendo las noticias sobre las compras récord de oro por parte de los bancos centrales que buscan diversificar sus reservas para protegerse de la volatilidad de los mercados financieros, una inflación desbocada y las tensiones geopolíticas provocadas por el conflicto en Ucrania.

Según datos publicados el pasado mes de abril por el Consejo Mundial del Oro (WGC), los bancos centrales registraban unas compras netas de 125 toneladas de oro a finales de febrero de este año. Se trata de una cifra que, en términos interanuales, no se veía desde el 2010 y que sigue la tendencia al alza experimentada durante el 2022, acabando el año con una cantidad récord de 1.136 toneladas de oro vendidas.

La caída de los mercados financieros durante el año pasado y el miedo a una posible gran recesión generaron pérdidas generalizadas, pero la congelación de casi la mitad de las reservas de oro y divisas de Rusia por valor de 640.000 millones de dólares por parte de Occidente a causa del conflicto en Ucrania parece haber sido clave en provocar un cambio de política en las estrategias de inversión de actores gubernamentales, acelerando la repatriación de reservas de oro por parte de los bancos centrales.

 

Nuestro oro en nuestro país

 

Esta es la conclusión de una encuesta hecha por Invesco, una empresa global de gestión de activos, a 85 fondos soberanos y 57 bancos centrales. El estudio muestra que casi el 60% de las entidades consultadas están preocupadas por el precedente de las sanciones contra Rusia y consideran que estos hechos han provocado que el oro sea un activo más atractivo, mientras que el 68% mantiene las reservas en sus arcas en comparación con el 50% del 2020.

El representante de un banco central citado de manera anónima declaraba: “Teníamos oro en Londres, pero ahora lo hemos transferido de nuevo a nuestro propio país para mantenerlo como un activo de refugio y tenerlo a salvo”. Robert Ringrow, jefe de instituciones oficiales en Invesco que supervisó el informe, confirmaba que este es el mantra que se ha visto en el último año: “Si el oro es mío, entonces lo quiero en mi país”.

Las sanciones económicas que a menudo acompañan a las tensiones geopolíticas también son la principal causa de la creciente desdolarización. A pesar de que la mayoría de los bancos centrales y entidades consultadas en el estudio todavía no ven una alternativa real al dólar como moneda de reserva mundial, no es casualidad que mientras que la cuota de mercado del dólar estadounidense ha caído hasta el 58,4% a finales del cuarto trimestre de este año, la demanda de oro está logrando máximos históricos.

 

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze. Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

Economía

Récord de compras de oro de los bancos centrales

4min lectura

La demanda de oro alcanzaba máximos históricos...

Economía

Oro ruso, un as bajo la manga

5min lectura

El embate de sanciones económicas contra Rusia por...

Economía

La desdolarización dispara las compras de oro

4min lectura

Los bancos centrales compran cantidades récord de oro...



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Jordi MorenoJordi Moreno says:
  2. Anna RibesAnna Ribes says:
    Anna

    Un article molt interessant. Gràcies per compartir.

  3. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  4. Francesc Estafanell PujolFrancesc Estafanell Pujol says:
    Francesc de Borja

    Article interessant. Gràcies

  5. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    Pel prestigi que té l’or en el decurs de la història ja val la pena confiar-hi com inversió.
    Una tia meva, quan li regalaven una joia d’or la sospesava amb la mà. Si pesava poc arrufava el nas!
    Gràcies 11onze per fer-nos comerciants d’or. 😉

  6. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Una inversió a mig, llarg plaç.
    Gràcies, per oferir-nos aquest producte.

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Tal qual, Manel, a mig / llarg, termini, i de com a mínim tres anys, per veure el què…. Moltes gràcies pel teu comentari!!!

      Hace 7 meses

Deja una respuesta

App Store Google Play