¿Por qué el oro está en máximos históricos?

La cotización del oro supera la cota de los 2.000 dólares por onza por sexto día consecutivo, en un contexto de desaceleración económica de los Estados Unidos y pérdida de valor del dólar. La crisis bancaria y el miedo a una recesión económica vuelven a poner al valor refugio por excelencia en el punto de mira de los inversores.

 

El precio del oro se ha visto impulsado hasta máximos históricos por el debilitamiento del dólar después de que los datos de inflación de los Estados Unidos del mes de marzo no llegaran a los niveles esperados. La inflación interanual se quedó en el 5%, frente al 5,2% que se esperaba, lo cual provocó movimientos bajistas en el mercado de divisas y una disminución de los rendimientos de los bonos del Tesoro ante las expectativas de una pausa en las subidas de los tipos de interés.

El desplome de la actividad manufacturera de los Estados Unidos —el nivel más bajo en los últimos tres años— y las condiciones crediticias más estrictas han sido los otros dos factores que han contribuido al bajo rendimiento de los bonos del Tesoro. Irónico, después de que muchos depositantes retiraran el dinero de sus cuentas a causa de los bajos intereses que pagaban los bancos, para sacar más rendimiento invirtiendo en bonos del Tesoro. Esto explica, en gran parte, la fuga de capital hacia valores más seguros como los metales preciosos.

Así mismo, la preocupación por el contagio de la crisis bancaria, la volatilidad de los mercados financieros y la incertidumbre geopolítica han acentuado todavía más el interés por el oro, no solo de los inversores, sino de gobiernos y bancos centrales que este año ya han registrado unas cifras de compras netas que no se veían desde hace más de una década. Unos datos que siguen la tendencia del 2022, cuando se logró una cifra récord de 1.136 toneladas, la cantidad más elevada en los últimos 55 años.

Esta escalada de la demanda de oro también se está viendo reflejada en la previsión de las cantidades de monedas de oro que acuñarán las casas de monedas mundiales. Concretamente, en el Estado español, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) anunciaba el pasado mes de febrero que el Consejo de Ministros había autorizado la compra de 40 millones de euros en oro para la producción de monedas de inversión y coleccionismo, multiplicando por cuatro la cantidad de las dos emisiones anteriores.

¿Qué tendencia seguirá la cotización del oro?

Aunque en el contexto económico actual el oro se confirma como una de las mejores opciones para proteger nuestros ahorros a lo largo de este año, ¿cuáles son las previsiones de cotización a medio y largo plazo? Dejando de lado la posible volatilidad puntual, ¿seguirá subiendo de precio del oro? ¿Qué previsiones hacen los expertos?

Antes que nada, hay que tener en cuenta que el precio de los metales preciosos está influenciado por una serie de factores como la oferta y la demanda o el contexto económico y geopolítico. Así mismo, a diferencia las acciones o los bonos, los metales preciosos no generan ingresos pasivos, pero son considerados un valor seguro en tiempo de incertidumbre económica. Por lo tanto, el futuro de su cotización dependerá de esta premisa.

Los analistas de UBS apuntan que “el oro tiene tendencia a subir cuando el dólar estadounidense se debilita, y el riesgo a la baja para la divisa americana ha aumentado junto con la valoración del mercado monetario de los recortes de tipos de la Reserva Federal”. A pesar de que es previsible que haya cierta volatilidad a corto plazo, prevén que “el metal precioso llegue a los 2.100 dólares a finales de año, y los 2.200 dólares el marzo de 2024.”

Paralelamente, los asesores del Bank of America coinciden con UBS, previendo que el oro podría revalorarse un 10% más este 2023. Aun así, algunos expertos son mucho más optimistas: Robert Kiyosaki, conocido inversor y gurú de las finanzas, ha pronosticado 3.800 dólares la onza de oro para finales de 2023, y Juerg Kiener, presidente ejecutivo de Swiss Asia Capital, cree que el precio del oro podría llegar a los 4.000 dólares la onza a finales de este año. Por lo tanto, parece evidente que a pesar de que no sabemos cuál será la próxima crisis, analistas y la tendencia al alza del oro hacen pronosticar que se acerca el mal tiempo.

 

Proteger los ahorros con oro físico ha sido una de las principales aportaciones de 11Onze a su comunidad y, ahora, se amplía el abanico de productos. Por eso, ante la volatilidad de la todavía alta inflación y de la crisis de confianza creciente en el sistema bancario, el oro vuelve a reforzarse como valor refugio. Descubre el Oro Semilla en Preciosos 11Onze.

Si te ha gustado esta noticia, te recomendamos:

Economía

Récord de compras de oro de los bancos centrales

4min lectura

La demanda de oro alcanzaba máximos históricos...

Economía

El Estado prevé una alta demanda de monedas de oro

3min lectura

El pasado 21 de febrero la Fábrica Nacional de Moneda...

Economía

Una inflación desbocada a pesar de las apariencias

5min lectura

El descenso de la inflación interanual en marzo no es más...



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  2. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Gràcies per oferir-nos aquests productes, per fer front a la inflació i els temps tan convolsos q estàn per venir

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Moltes gràcies per les teves paraules cap a nosaltres, Manel. De ben segur que ens donen un gran suport, i volem continuar en la mateixa línia, oferint informació interessant, neutre, transparent, sense cap tipus de parcialitat, i mirant de poder em-poderar a tots els integrants d’aquesta gran comunitat, que és La Plaça.

      Hace 7 meses

Deja una respuesta

App Store Google Play