El papel de la Fed en la economía mundial

La Reserva Federal (Fed), como banco central de los Estados Unidos, es responsable de estabilizar la economía norteamericana, gestionando la política monetaria y supervisando todas las actividades económicas del país. Sus decisiones no solo afectan a los Estados Unidos, sino que tienen un impacto en la economía global.

 

Los mercados bursátiles tienen la mirada puesta en la reunión de la Reserva Federal que tendrá lugar entre hoy y mañana. El panel que decide la fijación de los tipos de interés anunciará su decisión el 20 de marzo. Muchos inversores no esperan sorpresas en cuanto a la decisión y valoran con una probabilidad del 99% que deje sin cambios los tipos, en la franja comprendida entre el 5,25% y el 5,5%.

El jueves 7, Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, indicó que los recortes de los tipos de interés podrían estar no muy lejos si hay una “cooperación” de la inflación, pero no se quiso mojar concretando un calendario de cuando prevé que se produzcan, las cuales se podrían atrasar hasta el verano.

Aguantando los tipos más altos durante algo más de tiempos se podría mantener la presión sobre la economía, protegiéndola contra el riesgo que la inflación vuelva a repuntar. Los últimos datos sobre inflación indican que el ritmo de la subida de los precios se continúa moderando, aunque el IPC sacudió los mercados cuando en enero fue más alto del que se preveía.

Por otro lado, los Estados Unidos están en año electoral y los demócratas quieren una bajada de tipos para animar todavía más la economía, mientras que Donald Trump lo ve como una injerencia de la Casa Blanca y amenaza en cambiar al presidente de la Fed cuando recupere la presidencia si “ayuda” su rival.

En cualquier caso, la atención de los inversores sigue estando centrada en sí el banco central proporcionará orientación sobre el calendario previsto de la cual supondría el primer recorte de tipo desde marzo de 2020, cuando la economía estaba en caída libre a causa de la pandemia, lo cual llevó a la Fed a recortar drásticamente los costes de endeudamiento.

 

El BCE pendiente de la Fed

La inflación experimentada en los últimos años ha sido un problema generalizado que ha afectado a las principales economías del mundo, tanto en los EE. UU. como Europa y los bancos centrales subieron los tipos de interés precisamente para controlar este incremento de precios.

Dicho esto, otras entidades, como el Banco Central Europeo, están pendientes de la decisión de la Fed antes de mover ficha. El BCE admitió que cometió el error de tardar demasiado en subir los tipos de interés cuando se disparó la inflación el 2022, mientras que la Reserva Federal reaccionó mucho antes. Por lo tanto, la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, tiene toda la atención puesta sobre la Reserva Federal para evitar cometer el mismo error.

Consecuencias globales

Las decisiones de la FED tienen un impacto directo en los mercados financieros globales, afectando al comercio internacional, los flujos de capital, las economías emergentes y modelando el panorama económico mundial. Esto se produce principalmente gracias al predominio del dólar como moneda de reserva más importante hoy, a causa del legado del sistema monetario de Bretton Woods.

Este predominio del dólar en el comercio mundial significa que su fortaleza o debilidad puede tener un impacto significativo en los precios de las materias primas en todo el mundo. Esto tiene un efecto directo en las cadenas globales de valor, a través de las cuales empresas de diferentes países se coordinan para la producción y distribución de bienes en todo el mundo.

Un dólar fuerte puede perjudicar a países emergentes que están en una situación financiera delicada, puesto que la devaluación de su moneda frente al dólar encarece las importaciones y eleva la deuda externa. Además, estos países necesitan una mayor cantidad de moneda local para conseguir dólares con los cuales pagar la deuda o comprar energía, alimentos y materias primas del exterior

Aun así, cuando el dólar está débil, los precios del petróleo tienden a subir, puesto que se necesitan más dólares para comprar un barril. Este hecho puede tener consecuencias para otras industrias, como el transporte y la manufactura, que dependen en gran parte de los hidrocarburos.

Del mismo modo, un dólar más débil puede significar una disminución de la competitividad otras economías que usan sus divisas, como es el caso de la Unión Europea, especialmente de la eurozona y, por lo tanto, una reducción de sus exportaciones.

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze. Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Economía

La FED: ¿preparándose para el dólar digital?

4min lectura

La Reserva Federal de los Estados Unidos lanzará este...

Sostenibilidad

La Unión Europea no puede comer tanques

5min lectura

Los agricultores europeos están en pie de guerra...

Economía

La deuda récord que amenaza la economía mundial

3min lectura

La deuda global alcanzó un nuevo récord el 2023,...



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    El BCE sempre l’enganxen amb el peu canviat.

    • Xavier Vinolas EscodaXavier Vinolas Escoda says:
      Xavier

      Cert, algú podria pensar que ja no és casualitat.

      Hace 3 semanas

Deja una respuesta

App Store Google Play