El origen del ‘jingle’: cuando la música vende

Los cantamos sin querer, y sirven para vender productos, servicios o candidatos políticos sin distinción. Durante las fiestas de Navidad, el ‘jingle’, y más concretamente, los ‘jingles’ navideños, suenan a todas horas en los centros comerciales, en las tiendas y en la televisión. Pero, ¿por qué son tan pegadizos?

 

Los expertos aseguran que la primera canción comercial de la historia fue por una publicidad de cereales de 1926. Se titulaba “Have You Tried Wheaties?”, sonaba un cuarteto a capella y la produjo Note Line Music Productions en Estados Unidos. Pero fue a partir de la década de los 30 del siglo XX que el ‘jingle’ se popularizó y, con la expansión de la televisión, cogió una nueva dimensión.

Un ‘jingle’ es un mensaje publicitario que se canta. Normalmente, son cancioncitas de duración muy corta, de no más de 60 segundos, que no podemos dejar de tararear. Los ‘jingles’ acompañan los anuncios radiofónicos y televisivos, porque son fáciles de recordar, suelen mencionar el nombre de la marca o el eslogan, y son muy repetitivos. Es el que se conoce como ‘branding’ auditivo. 

 

La efectividad hecha melodía

De hecho, según los expertos, la música produce niveles de reconocimiento de hasta el 90%, mientras que los elementos verbales solo llegan al 60%. Se calcula que los ‘jingles’ que contienen palabras funcionan un 14% mejor que aquellos que solo son melódicos. Además, los que mencionan el nombre de la marca son un 30% más efectivos que los que no lo mencionan. Si encima despiertan la emoción, la empatía y la confianza, los publicistas han llegado a buen puerto.

Los profesionales del ‘jingle’ aseguran que no es solo una canción, ni mucho menos, y requiere mucho arte. De entrada, el ‘jingle’ tiene que ser persuasivo y debe cumplir de pe a pa con la estrategia publicitaria que se le haya encomendado. Por eso, el estilo musical tiene que ser coherente con la identidad de la marca y el producto que anuncia.

Cuanto más directo sea más incidirá en nuestro cerebro bombardeado de mensajes. En resumen, tiene que ser claro, corto y sencillo. ‘Jingles’ los hay publicitarios, es decir, para vender un producto o un servicio; identificadores, que permiten identificar fácilmente una marca; y políticos, que difunden una idea.

 

Navidad, la época dorada

La época recoge todo el espíritu de los ‘jingles’ es Navidad: la obsesión del ‘jingle’ contamina a los artistas más reconocidos. Y, a partir de aquí, no hay límites. Hace más de 40 años que se versionan canciones y villancicos, y siempre tienen éxito. Desde el “Let It Snow! Let It Snow! Let It Snow!” de Frank Sinatra, hasta el “Blue Christmas” de Elvis Presley, pasando por el “What Are You Doing New Year’s Eve” de Ella Fitzgerald o el “White Christmas” de Otis Redding. Sin contar los discos de Navidad de Michael Bublé, el caso más sonado es el de Mariah Carey y su “All I Want For Christmas Is You”. Precisamente este año, la canción ha llegado a los 1.000 millones de reproducciones, una locura nunca vista para un ‘jingle’ y que le ha valido el certificado de diamante.

En el Estado español, los ‘jingles’ navideños están muy representados por villancicos de todo tipo: los míticos de Raphael, que este 2021, después de 56 años ininterrumpidos, no protagonizará la famosa gala de Navidad de TVE, pero también los más modernos, como “Aquí és Nadal i estic content!” de La Pegatina, “Simplement” de Blaumut o “Si ens veiessis” de Joan Dausà y Sara Pi. 

¿Y por qué recordamos tan bien los ‘jingles’, sean o no de Navidad? Al menos hay tres razones, según los psicólogos, que hacen que escuchar música y recordarla sea como montar en bicicleta: por simple exposición, porque vinculamos las canciones a recuerdos concretos de nuestra vida y por la llamada memoria motora, es decir, porque nuestro cerebro procesa las letras de las canciones de forma subconsciente, como si fueran un hábito más, como andar, conducir o nadar. Y tú,¿ cuántos ‘jingles’ eres capaz de recordar?

 

11Onze se está convirtiendo en un fenómeno como primera comunidad fintech de Cataluña. Ahora, lanza la primera versión de El Canut, la super app de 11Onze, para Android y Apple. Desde El Canut se puede abrir la primera cuenta universal en el territorio catalán.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Cultura

Cinco ferias de Navidad para visitar

3min lectura

La agente Càrol Rafales hace un resumen de las principales ferias

Cultura

La mejor publicidad de nuestra historia

6min lectura

Cataluña es un país con una sólida tradición publicitaria.

Cultura

Viajes ideales para una Navidad pandémica

2min lectura

La jefa de backoffice Marifé Fariñas nos recomienda tres



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Joaquin Lopez ArandaJoaquin Lopez Aranda says:
    Joaquin

    Molt curiós.

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Si, si, sempre acabem sabent coses noves i que no coneixíem. Moltes gràcies pel teu comentari, Joaquim!!!

      Hace 11 meses
  2. Pere SorianoPere Soriano says:
    Pere

    Molt bé. La saviesa i la memòria amb música entra. 🙂

  3. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Anys i panys sentint-los i desconeixia el nom,una descoberta la memòria musical ,un post entretingut ,gràcies

  4. Francesc Estafanell PujolFrancesc Estafanell Pujol says:
    Francesc de Borja

    Saber quins elements treballen els publicitaris i com rebem el missatge ens posa en una línia on es difumina l’exposició del producte i l’orientació dirigida. Exemple en aquestes dates els anuncis de les loteries que fan un aiguabarreig de sentiments entre persones i possibilitat de guanyar un premi. I…resulta!

    • Pere Saus Marin says:

      És una tècnica molt utilitzada i estesa aquesta d’utilitzar els sentiments i anhels dels altres per vendre’l’s-hi, alguna cosa. Des del meu punt de vista és poc ètic però.

      Hace 12 meses
  5. Josep RuaixJosep Ruaix says:
  6. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    Interessant. La memòria musical és esencial per recordar. Pel que es veu està molt ben estudiat! Clicar els vídeos ens fa passar una bona estona prenadalenca

  7. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:

Deja una respuesta

App Store Google Play