Convertir purines en abono, la solución sostenible

¿Cómo afecta la gestión ganadera al medio ambiente? Dos asociaciones ganaderas del Segrià (Lleida) han convertido el problema de los purines en una solución. Han creado una planta de compostaje pionera en el Estado. Hemos hablado de ello en un nuevo episodio de Personas, con Miquel Serra, uno de los impulsores del proyecto.

 

Con no más de 10.000 habitantes, Alcarràs es el municipio de Europa con más densidad de granjas por kilómetro cuadrado. En total, reúne 45.000 cabezas de novillo, 35.000 madres de porcino y unas 250.000 plazas de engorde. Por eso, para los vecinos, la gestión del nitrógeno que provocan los purines era importantísima para cumplir con los estándares europeos. Así es como nació el proyecto de la planta de compostaje, impulsada por las dos grandes entidades ganaderas del municipio, para convertir los purines en abono.

Y lo hicieron de manera colectiva, tal como recuerda Serra. El proyecto les ha costado 1,5 millones de euros. “El estiércol de vacuno es de mejor gestión. Y en las granjas de porcino, donde tenemos separadores de estiércol sólido y líquido, nos interesaba poder gestionar el estiércol sólido. La planta de compostaje nos tenía que permitir hacer una gestión separada entre ambos estiércoles, porque el producto de vacuno está catalogado como producción ecológica; y el de porcino, no, a pesar de que sí que se puede usar para agricultura convencional”, detalla Serra, que es miembro de la entidad impulsora en Alcarràs Bioproductors.

Un caso excepcional

¿Y por qué no hay más plantas de compostaje como la de Alcarràs en todo el territorio? “Hasta ahora, todas las plantas de compostaje las ha montado gente que quería hacer negocio. Y una manera era hacer gestión otros subproductos que son de difícil tratamiento y por la cual las empresas pagaban a las plantas de compostaje. Esto es lo que las hacía viables”, explica Serra.

Por otra parte, en Alcarràs querían una planta de compostaje de estiércol y purines, sin buscar primero la rentabilidad, sino el beneficio medioambiental y la continuidad de sus granjas, y esto la convierte en un caso único en el Estado. “Hay que pensar que nuestro negocio es el de producir carne”, argumenta el impulsor, que explica que, no obstante, ya hay tres multinacionales que se han interesado para comprar el compostaje que producirán. “Al final estamos convencidos de que lo conseguiremos hacer viable”, reconoce.

Sobre la financiación, todavía no se han planteado la ayuda de los fondos europeos, porque la iniciativa nació antes, pero Serra explica que se sienten muy acompañados por el Departament d’Agricultura y la Diputació de Lleida. “A través del proyecto BioHub Km 0, pensado para reactivar la economía de la zona, hemos podido gestionar una pequeña subvención que nos permite ser más ambiciosos”, explica Serra. De hecho, la planta de compostaje es solo el primer paso para un proyecto más grande de economía circular y sostenible. Se trata de generar una alternativa que permita conservar y valorar el talento del territorio. Convertir purines en abono puede ser la solución sostenible definitiva, pero siguen investigando más usos. Por ejemplo, del estiércol se puede extraer celulosa que se podría utilizar para hacer tejidos. Quizás el futuro de la moda sostenible será llevar ropa hecha con tejidos de purines.

 

11Onze es la comunidad fintech de Cataluña. Abre una cuenta descargando la super app El Canut en Android y Apple. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Economía

Economía sostenible, ¿qué es?

6min lectura

La economía sostenible busca aumentar el bienestar social a la

Sostenibilidad

Cooperativas agrarias

4min lectura

El presidente de la Federació de Cooperatives Agràries de Catalunya (FCAC), Ramon

Sostenibilidad

Los consumidores cambian el mercado

2min lectura

No somos suficientemente conscientes del poder que



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Anna PortabalesAnna Portabales says:
    Anna

    Fantàstica iniciativa. Tant de bo es pogués implantar a tot l’àmbit rural d’explotacions porcines, com l’Alt Empordà, a on a hores d’ara, els alts valors de nitrats que conté l’aigua potable d’algunes poblacions, com la meva, la converteix en no apta pel consum a boca, amb un alt risc per a la salut.
    Gràcies!

    • Mònica CornudellaMònica Cornudella says:
      Mònica

      Anna, sempre es pot estudiar la possibilitat, mai se sap! Gràcies per seguir-nos i pels teus comentaris. Ens seguim veient a La Plaça!

      Hace 6 meses
  2. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Molt bona iniciativa, tant debò cualli arreu del territori

  3. Santiago VázquezSantiago Vázquez says:
    Santiago

    Força interessant. Llàstima que moltes bones idees quedin, sovint, pel cami!!!

    • Xavier says:

      Esperem que aquest que està força avançat sigui una realitat. Gràcies Santiago.

      Hace 7 meses
  4. Pere SorianoPere Soriano says:
    Pere

    Molt interessant, l’enginy i el talent a l’avantguarda.

  5. Josep RuaixJosep Ruaix says:
  6. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Quan es vol es fa economia circular,felicitats

  7. Daniela SimónDaniela Simón says:
  8. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:

Deja una respuesta

App Store Google Play