Cómo evitar las estafas bancarias más frecuentes

Las reclamaciones por operaciones fraudulentas que los clientes de la banca presentaron al Banco de España en 2022 duplicaban las del año anterior. Una gran parte de estas demandas se corresponden a operaciones de pago efectuadas con tarjeta o por transferencia vía internet. Te explicamos cómo protegerte del fraude bancario y qué pasos tienes que seguir para efectuar una reclamación.

 

El último informe publicado por el Banco de España, en que se detalla el número de reclamaciones y consultas atendidas durante el 2022, deja una imagen preocupante de la gestión tecnológica de la banca española. Las reclamaciones por operaciones fraudulentas aumentaron un 109,1%, duplicando las del ejercicio anterior. Concretamente, se tramitaron 34.146 reclamaciones en el Departamento de Conducta de Entidades del Banco de España y casi una de cada tres reclamaciones (10.361, el 30,3% del total) estaba relacionada con operaciones de pago efectuadas con tarjeta (86,1%) o por transferencia vía internet (13,9%).

Por entidades, CaixaBank, BBVA y Banco Santander son las que más reclamaciones reciben, principalmente por su gran volumen de negocio, a pesar de que CaixaBank y BBVA reciben más reclamaciones de las que los correspondería por cuota de mercado. En todo caso, es un problema generalizado que afecta prácticamente a la totalidad de la banca española y que no desaparecerá, teniendo en cuenta la creciente popularidad de las compras por internet.

En general, las aplicaciones bancarias y los pagos en línea son muy seguros, aun así, esta seguridad también depende en gran medida del comportamiento del mismo usuario en evitar que sus datos personales de la cuenta bancaria o de su tarjeta se vean comprometidos. Dicho esto, todos podemos ser víctimas de cobros sospechosos en nuestra cuenta o tarjeta, por lo tanto, vamos a hacer un repaso a las estafas bancarias más frecuentes.

Phishing y Smishing

Las prácticas del phishing y smishing destacan como unas de las principales causas que hay detrás del incremento de las reclamaciones al Banco de España. Consisten en enviar a la víctima un correo electrónico (phishing) o un mensaje de SMS/WhatsApp (smishing) trampa, para conseguir datos personales, como por ejemplo contraseñas, claves bancarias o números de cuenta y de tarjetas de crédito. El correo o mensaje dirige al cliente hacia un duplicado falso de una página web o una aplicación de móvil muy parecida a alguna de las que utiliza normalmente, como puede ser la de una entidad bancaria, de manera que entre y se le pueda robar la información. Los falsos pretextos pueden ser muy variados: actualización del sistema, verificación de datos o problemas técnicos.

Por lo tanto, desconfía de correos electrónicos o SMS que parezcan sospechosos y no los abras. Y, sobre todo, no facilites tus datos privados de acceso a los servicios bancarios. Las entidades bancarias nunca te pedirán tus datos personales o contraseñas por correo electrónico o mensaje de texto.

Vishing

El vishing no es nada más que una variante de las estafas anteriores que, en este caso, se ejecuta por vía telefónica. El estafador se hace pasar por un trabajador de una entidad bancaria o una empresa real y facilita un enlace trampa o pide los datos personales directamente a la víctima.

Cómo en los casos anteriores, tenemos que evitar facilitar nuestros datos personales. Así mismo, no te fíes de ofertas o promociones que parecen demasiado buenas para ser ciertas. En caso de duda, siempre te puedes poner en contacto con la entidad bancaria o compañía a través de sus canales oficiales.

Cómo hacer una reclamación

En caso de que se efectúen operaciones no autorizadas en tu cuenta bancaria, primero, cambia tus contraseñas de todos los servicios en línea y pon una reclamación al Servicio de Atención o Defensa del Cliente de la entidad financiera. Puedes hacerlo con la hoja oficial de reclamaciones o llamando al teléfono gratuito para incidencias y reclamaciones, pidiendo el número de referencia correspondiente a tu reclamación.

Paralelamente, puedes interponer una denuncia en una comisaría de los Mossos d’Esquadra, pero hay pocas probabilidades de encontrar al responsable directo del delito, porque a menudo se trata de grupos delictivos o de delincuentes que se encuentran fuera del territorio nacional.

Si en el plazo de 30 días no has recibido respuesta de la entidad bancaria, o bien la respuesta no es satisfactoria, contacta con la oficina de consumo de tu municipio. Si el banco no te reintegra el importe extraído fraudulentamente o la mediación no prospera, puedes recurrir al Banco de España o a la vía judicial. Recuerda que si y el importe de la reclamación no supera los 2.000 euros, no necesitarás abogado ni procurador. Puedes encontrar más información aquí.

Protégete de las crisis económicas con el valor refugio por excelencia: el oro. Si quieres que tus ahorros tengan valor el día de mañana, Oro Patrimonio.

Si te ha hustado este artículo, te recomendamos:

Finanzas

¿Es seguro pagar en línea?

6min lectura

Las compras en línea son cada vez más habituales...

Tecnología

Tarjetas virtuales para compras seguras

4min lectura

Las tarjetas virtuales son el principal método de pago en...

Tecnología

La mala gestión tecnológica de la banca

3min lectura

El Banco Central Europeo detecta deficiencias...



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Gràcies per la info.

  2. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  3. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    Gràcies per la informació. A més a més de vigilar per no caure en el parany es bo saber que s’ha de fer si estem de pega.

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Exacte, i ja saps que quatre ulls hi veuen més que dos… Moltes gràcies pel teu comentari, Mercè!!!

      Hace 7 meses
  4. Nuria GomezNuria Gomez says:
    Núria

    Moltes Gràcies 👍🏽

Deja una respuesta

App Store Google Play