Coches de hidrógeno, ¿la alternativa definitiva?

¿Es posible que un coche no solo no contamine, sino que purifique el ambiente? Los vehículos eléctricos dominan la transición hacia el transporte sostenible, pero ¿en qué posición han quedado los coches de hidrógeno? Analicemos qué ventajas supone este “combustible verde”.

 

Marcas líderes a nivel mundial como Toyota o Hyundai están apostando decididamente por los coches de hidrógeno. Actualmente todavía son demasiado caros, pero prometen revolucionar la movilidad mundial. Se trata de vehículos alimentados con hidrógeno (el elemento más abundante en la Tierra), que se extrae del agua marina mediante un proceso de electrólisis. Así pues, para circular, el vehículo se alimenta de hidrógeno y aire, un aire que, sin embargo, debe ser puro, motivo por el cual el motor lleva un exigente sistema de filtraje de partículas. Es de este modo como el motor retiene las partículas contaminantes y aquello que acaba saliendo por el tubo de escape es vapor de agua, con un oxígeno más puro que el que había entrado. ¿Esta tecnología es una quimera o es el futuro?

La tecnología del coche de hidrógeno es innovadora en muchos sentidos y supone un reto para la ingeniería. Generalmente diferenciamos dos tipos de motores de hidrógeno: el de combustión y el de conversión. Así, mientras los motores de combustión queman el hidrógeno del motor de una manera parecida a cómo lo hacen los motores de gasolina, con la única diferencia que aquello que expulsan por el tubo de escape es vapor de agua, en lugar de humo contaminante, los motores de conversión convierten este hidrógeno en electricidad, gracias a una pila de combustible, para mover el motor eléctrico del coche.

Una pila de combustible (fuel cell) es, por lo tanto, un dispositivo basado en la electroquímica, es decir, que genera energía eléctrica a partir de energía química. Lo hace siempre con el apoyo de un combustible y un oxidante. En este caso, en uno de los polos de la batería (el ánodo) está el hidrógeno y, en el otro, (el cátodo), el oxígeno. La ventaja de este tipo de pilas es que no se tienen que recargar y funcionan continuamente, por lo tanto, los usuarios disponemos de un flujo y consumo de reactivos constante, y esto lo diferencia de las baterías convencionales. 

 

Coches eléctricos vs. coches de hidrógeno

Precisamente esta autonomía en la recarga es la ventaja que podría hacer que el coche de hidrógeno acabara abanderando la transición ecológica, desbancando incluso al coche eléctrico. De hecho, según el Departamento de Materiales Avanzados por la energía del Instituto de Investigación de Energía de Cataluña (IREC), el coche eléctrico es considerado un medio de transporte limpio porque no consume combustibles fósiles. Aun así, el inconveniente de los coches eléctricos, según IREC, es que la batería necesita ser recargada con electricidad de la red, y muchos conocen de primera mano lo que esto supone en cuanto a gasto, además del tiempo que se necesita para recargar. A pesar de ser considerado un método de transporte no contaminante, para que sea verdaderamente verde hace falta que el modo de producción de electricidad que requiere también lo sea. Inconveniente, que, de momento, también presenta la pila de combustible del motor de hidrógeno, dado que para obtener el hidrógeno, a través de la electrólisis del agua, se requiere, todavía, mucha energía.

En cambio, los coches que se basan en pilas de combustible, como los coches de hidrógeno, combinan la autonomía de los coches convencionales (gasolina) con los beneficios recreativos y medioambientales de los coches eléctricos. Por lo tanto, la ventaja más evidente es la inexistencia de emisiones nocivas y de gases tóxicos. Llenar el depósito de hidrógeno no requiere más de cinco minutos, a diferencia de las largas recargas de los eléctricos, que pueden durar horas. Y en cuanto a la autonomía, el hidrógeno también toma ventaja, llegando a recorrer hasta 500 kilómetros.

 

Los puntos de recarga, el gran problema

El 1839, el físico galés William Grove inventó la pila de combustible, sin mucho revuelo. No fue hasta los años sesenta que esta tecnología se popularizó, porque alimentaba la sonda espacial Gemine de la NASA, que funcionaba exclusivamente con pilas de combustible. En vehículos a ruedas llegaría todavía más tarde, concretamente en 2008 y de la mano de la marca automovilística Honda.

Hoy en día, la oferta ha aumentado ligeramente, y el portal AutoBild establece que los mejores coches de hidrógeno son el Toyota-Mirai y el Hyundai-Nexo, a la espera que salgan al mercado este mismo año el deportivo Hyperion XP-1 y el SUV BMW-Hydrogen Next.

En 2019 los vehículos de hidrógeno vendidos a escala mundial eran 7.500, mientras que los eléctricos llegaban a 2,1 millones de ventas. Vehículos de transporte urbano y de mercancías se suman al combustible eléctrico y crecen también los puntos de recarga. En el caso del hidrógeno, en el Estado español solo existen tres puntos. Un pez que se muerde la cola, pocos puntos de recarga y  baja demanda de los clientes, que sitúa al sector en un punto de difícil avance y que sigue poniendo el foco en las empresas energéticas. En países como Alemania ya se han unido fabricantes y productores de hidrógeno para trazar un plan que finalizará con 130 puntos de recarga y 60.000 coches de hidrógeno en circulación en 2022. 

Así pues, a pesar de que la apuesta actual de muchos gobiernos y marcas se encamina hacia el vehículo híbrido, las exigencias medioambientales dejan la puerta abierta a los vehículos de hidrógeno, que esperan la unión de fabricantes, energéticas y administraciones para vivir su momento de expansión.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Finanzas

El Plan MOVES III

4min lectura

Desde el 10 de abril de 2021 están disponibles las ayudas del Plan MOVES III (o Plan Moves

Sostenibilidad

Micromovilidad

5min lectura

Desplazarse por la ciudad con un vehículo es, desde hace tiempo, un dolor de cabeza

Finanzas

Nueva tarifa eléctrica

4min lectura

La nueva factura de la luz entra en vigor a partir del 1 de junio. Se aplicarán cambios en los



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Pere SorianoPere Soriano says:
    Pere

    Intentem fer el mon més habitable per al bé de tothom i no un lloc per el negoci d’uns pocs.

  2. Cristina Sáez TejedorCristina Sáez Tejedor says:
    Cristina

    Qui penseu que el cotxe elèctric és la sol·lució, considereu primer tota la contaminació des que el liti surt del salar dAtacama a Xile, la Xina O Austràlia, la que es produeix en la seva transormació en sals adeqüades per a les bateries, i segon, que igual que el petroli, el liti és una matèria primera finita. A Israel estaven fent proves amb sals d’alumini, però no oxiden tant bé com el liti. En qualsevol cas, tard o d’hora s’haurà de trobar una alternativa als vehicles amb bateria de liti, i l’hidrògen podria ser-ho. Però ja hi ha un petit imperi muntat al voltant del liti, amb l’emperador Musk al capdavant.

    I el tema dels preus fa inviable la transició de tothom a elèctric. Al meu parer, s’haurien d’oferir ajuts de més quantia als cotxes més contaminants en primer lloc, els propietaris «potser» no poden fer una despesa tan gran, i són els que cal eliminar en primer lloc (els vehicles, no pas els propietaris, eh?). Els vehicles més nous poden esperar. No contaminen tant.

    Altra reflexió, sobre el biodièsel i el bioalcool tant de moda fa un temps, si fem servir el blat de moro per produïr-los treient-ho a comunitats que el necessiten per menjar i sobreviure, tampoc no fem res.
    Caldria trobar un combustible adeqüat ambientalment i solcialment.

    • AlbertAlbert Chic Giménez says:
      Albert

      Gràcies, Cristina, per aquesta aportació tan acurada i detallada. Esperem que tots aquests inconvenients tinguin solució tècnica (que n’estic convençut), però, sobretot, que la solució arribi a temps.

      Hace 4 semanas
  3. Laude PuigLaude Puig says:
    Laude

    Em quedo amb aquest fragment el qual resulta clau: «Actualment encara són massa cars». Resulta pràcticament impossible iniciar una revolució mediambiental amb uns preus inasumibles per a la gran majoria d’economies familiars. Allò pitjor?, que mentre es preten defensar l’existència d’una etapa de transició, els preus dels combustibles van experimentant increments desmesurats en molts casos i tal i com passa amb la llum, gràcies a l’existència d’impostos especials. Resum?, defensem el mediambient sagnant la butxaca del ciutadà.

  4. Ricard Calvo VilanovaRicard Calvo Vilanova says:
  5. David MateosDavid Mateos says:
    David

    Calen molts gestos encara per part dels governs, exemples i ajuts per facilitar una correcta transició. Però està clar que la ciutadania, cada cop mes ofegada, continuarà pagant els plats.

    • David LópezDavid López says:
      David

      La transició arribarà, la cosa és saber quan i com. Jo tinc l’esperança que sigui de la millor manera per al ciutadà.

      Hace 1 mes
  6. Laura CarlúsLaura Carlús says:
    Laura

    No en queda tant per estandaritzar l’hidrogen…

  7. Josep Maria Vilaregut SolerJosep Maria Vilaregut Soler says:
    Josep Maria

    A dia d’avui veig el vehicle a hidrògen molt llunyà encara, mentre que l’elèctric a bateria ja és una realitat. Com heu dit, només hi ha 3 hidrogeneres a l’estat. Ens podem preguntar el per que, entre les respostes, evidentment que no hi ha vehicles, però la més important, el cost en mesures de seguretat que s’han d’assumir per la seva construcció és elevadissim. Per obtrenir-lo es necesiita el triple d’electricitat que la que gastaries en un elèctric. Un cop fabricat necessita transport i emmagatzematge. I crec que el més important, si tan s’età promocionant des de les altes esferes, sospito que és per tenir-ne ells el control quan el petroli vagi a la baixa. És difícil, car i perillós obtenir hidrògen a les nostres cases, d’electricitat ja en podem obtenir avui sense un gran esforç. I crec que ens hem de fer propietaris de la nostra energia de kilometre zero. Per això no veig l’hidrogen com a alternativa a curt plaç alenys

    • Salvador EjarqueSalvador Ejarque says:
      Salvador

      Exacte JM, totalment d’acord.
      Cal apostar per els VE elèctrics, ja que són ara una solució a la mobilitat, i ampliar la xarxa de recàrrega.
      Dedicar recursos al H2, es retrasar la transició a la ME.

      Hace 1 mes
    • AlbertAlbert Chic Giménez says:
      Albert

      Gràcies per compartir la teva reflexió, Josep Maria!

      Hace 1 mes
  8. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Es la millor alternativa per a la sostenibilitat

  9. EduMC

    S’ha de cercar la máxima sostenibilitat en tot el que fem i produim….

  10. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:

Deja una respuesta