Las ciudades de 15 minutos son ya realidad

¿Te imaginas tener todo aquello que necesitas en un radio de 15 minutos andando? Este es el objetivo de las llamadas “ciudades de 15 minutos”, un nuevo concepto de urbanismo donde los desplazamientos disminuyen y los servicios se descentralizan.

 

La ciudad de 15 minutos es un proyecto impulsado por el profesor y científico franco-colombiano Carlos Moreno, experto en urbanismo, y que apuesta por un modelo de ciudades inteligentes, pensadas para sus habitantes. Una idea que cada vez se aleja más de la utopía y va tomando forma en algunas ciudades del mundo.

La idea es clara: la planificación urbana se subordina hoy al asfalto, en un modelo donde los coches son los protagonistas. El resto de la ciudad se ha adaptado durante décadas a él. Pero, cuando la transición energética es una realidad y los medios de transporte optan por fuentes de energía libres de carbono, también debe cambiar la forma en que imaginamos el urbanismo. Aquí es donde Carlos Moreno propone su iniciativa, que implica cambiar el ritmo de vida, en una ciudad creada, no para que sea útil, sino sobre todo para que pueda ser vivida. 

 

La ciudad que te permite ganar tiempo

El tiempo es uno de los principales problemas en las ciudades. La inmediatez, la obligación de tenerlo todo al momento, el estrés que suponen los desplazamientos masificados y el tiempo que invertimos en cada trayecto. Hay que reducir los desplazamientos, y esto solo se conseguirá si la población puede satisfacer todas sus necesidades dentro de un radio aproximado de 15 minutos, sea a pie o en bicicleta. Hablamos de vivir, trabajar, proveerse de productos básicos, cuidar (salud y farmacias), aprender y disfrutar. Es imprescindible, por lo tanto, dotar cada zona de la ciudad de un tejido empresarial y cultural heterogéneo, eficiente y de proximidad. La optimización de la oferta y el uso de la tecnología serán clave para obtener modelos de negocio colaborativos y compartidos. 

En este modelo se apuesta por la bicicleta como principal medio de transporte, tal y como hacen los países nórdicos, mucho más sostenible para el medio ambiente y sustancialmente más económico para el usuario. La apuesta por ciudades verdes también comporta beneficios de salud física y mental, porque consigue que los habitantes se sientan a gusto formando parte de la comunidad y que reduzcan el estrés, con un ritmo de vida más pausado y consciente.

 

 

La escuela, epicentro de la comunidad

El espacio es el otro elemento protagonista que muy tímidamente se va reconquistando en forma de zonas verdes, carriles bici o calles peatonales. Reducir desplazamientos supondría destinar menos espacio a vehículos y, por lo tanto, más espacio para las personas. Los centros educativos también ganan protagonismo; se abren a la comunidad y se configuran como un espacio más de socialización fuera del horario académico, puesto que se aprovechan las instalaciones para un uso comunitario.

El otro reto de las nuevas ciudades es la inclusión y el compromiso social. Este modelo va más allá del urbanismo y busca crear ciudades donde todo el mundo tenga cabida, sin discriminación. Supone la creación de un modelo económico enfocado a las necesidades reales y actuales, que sirva para reducir desigualdades, desde el acceso a la vivienda hasta el acceso a zonas verdes debidamente cuidadas.

 

De la utopía a la realidad

En los últimos años, varias ciudades del mundo se han interesado o, incluso, han empezado a aplicar este modelo. Es el caso de Portland, en los Estados Unidos, una de las primeras en aplicar esta idea en el 2000. Desde entonces, se ha trabajado y se trabaja con un solo objetivo: que en 2030 el 90% de la población se pueda desplazar a pie o en bicicleta para acceder a los servicios básicos. En 2018 Melbourne optó por esta política, que se aplica, hoy por hoy, en tres zonas de la ciudad. París, Milán y varias ciudades suecas también se suman a la lista creciente de municipios que rediseñan el urbanismo para poner sostenibilidad y ciudadanía en el centro.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Sostenibilidad

Micromovilidad

5min lectura

Desplazarse por la ciudad con un vehículo es, desde hace tiempo, un dolor de cabeza

Sostenibilidad

Hora de rediseñar las ciudades

4min lectura

Los nuevos estilos de vida en la ciudad piden reurbanización.

Cultura

¿Dónde vivir si me voy de Barcelona?

3min lectura

Barcelona encabeza el listado de las poblaciones catalanas



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Rosa Pinadella DinaretRosa Pinadella Dinaret says:
    Rosa

    Cal recuperar el tarannà de barri o de ciutat de 15 minuts, tant de bó s’aconsegueixi a les grans ciutats catalanes aquest objectiu!

  2. Manel Miquel MartinezManel Miquel Martinez says:
    Manel Miquel

    Jo soc d’aquets dels 15 minuts o meig , només surto del meu poble per anar a la feina , tot el que pugui fer al meu barri ho faig, a pendre a fer servir el petit comerç de proximitat seria el primer que tindríem que fer, hon el comerciants acabem se’n els teus amics.

    • Elisabet Porqueras GarciaElisabet Porqueras Garcia says:
      Elisabet

      El comerç de proximitat dona vida als pobles i a més tots ens coneixem. Gràcies pel teu comentari Manel, ens veiem per La Plaça

      Hace 2 semanas
  3. Alfons CivitAlfons Civit says:
    Alfons

    Less ciutats de 15 minuts ja existien al nostre país, quan l’Eixample o els nuclis antics de Gràcia, Sant Andreu, o Sants – i també altres ciutats mitjanes de Catalunya- tenien la seva pròpia combinació d’habitatge, comerç i tallers o oficines. El tancament de molts petits comerços i el creixement d’altres nuclis de població sense aquesta tradició (ei, «tradició» de finals del XIX, només) han generat aquestes grans superfícies i els sectors especialitzats: urbanitzacions d’habitatges més o menys dispersos, zones de negocis, zones de tallers i fàbriques, i grans superfícies comercials.
    A Gràcia part de la tendència s’ha revertit i hi ha, novament, aquesta combinació en la que tot és a menys de 15 minuts caminant – però perquè hi ha una massa crítica suficientment gran i això també es nota perquè el que hi manca és el verd (compareu-ne la densitat de població amb la de Hong Kong o la de Mumbai, i les de Londres o Brussel·les).
    En definitiva, no ens cal un model «nou» americà pensat, sovint, per als models de ciutats mitjanes americanes o nòrdiques; simplement, hem de recuperar allò que el creixement descontrolat ens ha anat prenent. I en el cas de la Catalunya interior, això necessita recuperar la població que va haver de marxar per la pèrdua de les collites amb les glaçades de 1956.

    • Pilar Oltra ViguerasPilar Oltra Vigueras says:
      Pilar

      De fet és el que dius, ja ho tenim i no en fa tant que així eren la majoria dels nostres pobles, petits barris i fins i tot ciutats, una comoditat tenir-ho tot a l’abast d’una caminada o d’anar en bici, la d’hores que guanyaríem…. Gràcies, Alfons per la teva aportació, seguim per La Plaça

      Hace 3 semanas
  4. Carles Mateu del Rio i de BatlleCarles Mateu del Rio i de Batlle says:
    Carles Mateu

    Un projecte molt interessant. Estaria molt bé aconseguir-ho.

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Doncs si, Carles, aniria molt bé per tot, sobretot pel planeta!!! Gràcies pel teu comentari.

      Hace 3 semanas
  5. Ricard Calvo VilanovaRicard Calvo Vilanova says:
    Ricard

    Bon concepte

  6. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Tak i com ha dit en Pere petits pobles on viuee sigui el que vol dir aquest mor,amb tot el seu significat
    Ciutats i pobles tot a 15 minuts ,meravellós

    • XavierXavier says:
      Xavier

      Gràcies, Alícia. Un bonic concepte que pot ser una realitat i que és extensible per projectes d’habitatge futurs.

      Hace 3 semanas
  7. Laura CarlúsLaura Carlús says:
    Laura

    Una utopia meravellosa💚

    • Sergi Colell VázquezSergi Colell Vázquez says:
      Sergi

      Doncs si, esperem que es pugui tornar amb real, moltes gràcies per comentar a la plaça!

      Hace 3 semanas
  8. Pere SorianoPere Soriano says:
    Pere

    Si no podem viure fora de les ciutats, fem que aquestes siguin una unió de petits pobles amb tot a l’abast per viure, treballar i gaudir. Perfecte.

    • Mireia CanoMireia Cano says:
      Mireia

      Ho has resumit a la perfecció, Pere! Aquesta és la filosofia de les ciutats de 15 minuts.

      Hace 3 semanas
  9. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:

Deja una respuesta