Cambiar el mundo gracias a un tapón de corcho

Las propiedades del corcho, un producto 100% natural, lo convierten en una alternativa en sectores altamente contaminantes como la industria de la construcción. La economía circular del tapón de corcho puede tener un impacto medioambiental decisivo.

 

La lucha por la sostenibilidad y el medio ambiente reclama reducir el uso del carbón, una acción imprescindible si se quiere frenar el cambio climático, pero que quizás no es suficiente. Iniciativas como Recork van más allá: consideran que no solo se debe reducir el uso del carbón a cero, sino que tiene que estar en números negativos. Esto significa que no se emite dióxido de carbono, porque se retiene más de lo que se emite.

Y esto es justamente lo que permite trabajar con el corcho, un material que ha ganado importancia en los últimos años gracias a su bajo impacto medioambiental. Además, se puede usar de tantas maneras y en sectores tan diferentes, que el corcho empieza a ser un material imprescindible para el desarrollo sostenible y la conocida como economía circular.

 

Un material con mil utilidades

El corcho se extrae de la corteza del alcornoque, un árbol de origen mediterráneo. Al final, el corcho no son más que las células muertas que el alcornoque secreta para crear la corteza, y que aíslan y protegen al árbol de los agentes exteriores. Una vez extraído el corcho, no pierde calidades: es impermeable, aislante, resistente, ligero, elástico e, incluso, actúa como repelente natural para insectos. Además, el alcornoque regenera su corteza, motivo por el cual la extracción del corcho no malogra el árbol. 

Estas propiedades hacen del corcho un material perfecto para la construcción, que es uno de los sectores más contaminantes. Sus aplicaciones son diversas, pero destaca su función aislante, tanto térmica como acústica. Además, el corcho se acostumbra a mezclar con hormigón para reducir el peso de la mezcla o para dar más resistencia a los parqués. También sirve para la elaboración de madera conglomerada. En función del tratamiento que se le da, incluso se puede crear lana de corcho o papel de corcho. Todas estos usos hacen que el corcho sea el principal aliado de la llamada arquitectura bioclimática.

La vida eterna de la economía circular

En Cataluña, la industria del alcornoque tiene un peso remarcable, a pesar de que a menudo pasa desapercibida. En 1991 nació el Institut Català del Suro (ICSuro), una fundación privada sin ánimo de lucro y de carácter científico. El instituto quiere poner en valor el sector del corcho, desde la gestión de los bosques hasta la elaboración del producto final. Y, a su vez, da énfasis a la investigación. En 2020 el sector llegó a producir más de 7.000 toneladas de corcho.

La importancia del corcho es clara. Ahora, la cuestión es cómo puede hacerse una buena gestión del material y permitir un buen abastecimiento. Hay que tener en cuenta que de un alcornoque se puede extraer corcho cada ocho o nueve años, a pesar de que en Cataluña el crecimiento es más lento, de hasta 14 años, lo cual permite producir corcho de más calidad y menos poroso. Esto limita su suministro, y aquí es donde gana importancia la economía circular, porque pretende dar nuevas vidas al corcho. Reciclar el material, sin que pierda las propiedades, puede hacer que el corcho logre casi la vida eterna.

 

11Onze se está convirtiendo en un fenómeno como primera comunidad fintech de Cataluña. Ahora, lanza la primera versión de El Canut, la super app de 11Onze, para Android y Apple. Desde El Canut se puede abrir la primera cuenta universal en el territorio catalán.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Sostenibilidad

Las mejores apps de recommerce

4min lectura

Te presentamos una recopilación de diferentes apps

11Onze

Premis Vinari: mirando al cielo y al Purgatorio

4min lectura

Purgatori 2017 de la DO Costers del Segre es proclamado Mejor

Economía

Economía sostenible, ¿qué es?

6min lectura

La economía sostenible busca aumentar el bienestar social a la



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Daniela SimónDaniela Simón says:
  2. David MateosDavid Mateos says:
    David

    Article molt interessant
    Gràcies

    • Elisabet Porqueras Garcia says:

      Gràcies a tu David pel comentari, celebro que el trobis interessant!!

      Hace 1 año
  3. Gabriel JosidGabriel Josid says:
    Gabriel

    A mes no oblidem que els boscos d’alsines sureres cultivats de forma sostenible afavoreixen la biodiversitat del nostre país, tan necessari!

  4. Miquel Pérez CorralMiquel Pérez Corral says:
    Miquel

    Seria bo que no anés a parar a les escombraries.

  5. Manel Miquel MartinezManel Miquel Martinez says:
    Manel Miquel

    Jo e lleguit “ no se on “ que empreses nostres de cava compren els taps de suro a Extremadura !!!! Es cert això tenin aqui tot el qie tenim ?

    • AlbertAlbert says:
      Albert

      No ho sabia, Manel. El que sí que veig, cada cop més, ampolles de vi blanc amb taps d’alguna mena de plàstic, en comptes del suro de tota la vida.

      Hace 1 año
  6. Francesc Estafanell PujolFrancesc Estafanell Pujol says:
    Francesc de Borja

    Amb el suro Catalunya pot aportar arbres i coneixements ja que la industria surera ve de molt enrera.

  7. Josep RuaixJosep Ruaix says:
  8. Josep GimbernatJosep Gimbernat says:
    Josep

    Tot serà que consseguim que la majoria de ciutadans s’adhereixin a aquesta consigna.

  9. Pere SorianoPere Soriano says:
    Pere

    Ben resumit. Tots hem d’aprendre i ens hem d’implicar. Gràcies.

  10. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    A tenir en compte els materials que es van descovrint per la sostenibitat

    • Sergi Colell Vázquez says:

      I també és un material, molt fàcil de reciclar a causa del fet que aquí som grans consumidors de vi. Fet que a la nostra terra es produeixen caldos excel·lents.

      Hace 1 año
  11. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:

Deja una respuesta

App Store Google Play