Análisis: salarios vs. coste de la vida

El salario mínimo de referencia para que un trabajador pueda vivir dignamente en Barcelona y su área metropolitana se cifra en 1.322 euros al mes. Una cantidad muy superior al sueldo mínimo interprofesional. Analizamos los datos recogidos.

 

Un informe del área Metropolitana de Barcelona (AMB) cuantifica en 1.420 euros el salario mínimo de referencia (SMR) para vivir en condiciones dignas en Barcelona ciudad, 1.322 euros si se vive en alguna otra ciudad del área metropolitana. El indicador, no vinculante, quiere dar visibilidad a las personas que, a pesar de tener un trabajo de jornada completa, no llegan a final de mes porque los salarios son insuficientes en relación con el coste de la vida.

La estimación de este salario mínimo de referencia se calcula teniendo en cuenta el coste de los servicios y necesidades básicas, como por ejemplo la vivienda con un 34% del gasto, 45% si incluimos suministros. En cuanto a la compra de alimentos, representa un 20% de los gastos, mientras que el resto de costes se reparten entre el ocio, la educación, y el transporte, entre otros.

Aun así, se trata de un estudio que fija el salario mínimo necesario para el año 2020, teniendo en cuenta las cifras de gasto de las familias del área metropolitana el 2019, y que, por lo tanto, no recoge la elevada inflación y otros efectos de la pandemia de la Covid-19, motivo por el cual fuentes de la AMB conceden que la propuesta de salarios mínimos podría no ajustarse a la realidad actual. Una discrepancia que se puede ver notablemente aumentada a causa del conflicto en Ucrania y la subida desbocada del coste de los suministros energéticos, materias primas, y alimentos básicos, que hacen perder, aún más, poder adquisitivo.

Salarios mínimos por tipología de familia

La propuesta de salarios mínimos se basa en los gastos mensuales según el tipo de hogares. Así pues, si se trata de una pareja sin hijos, se calcula que necesita 1.039 euros por persona, y casi 1.585 euros por una pareja con dos o más hijos. En el caso de una persona que vive sola con hijos, se requeriría un sueldo de 2.168 euros para cubrir todos los gastos, o 1.508 euros si no tiene hijos.

Cifras que quedan lejos de Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 950 euros al mes, un 22% inferior al salario de referencia en el municipio de Barcelona, y que ponen de manifiesto la precariedad laboral. Parte de los que el AMB denomina ‘trabajadores pobres’, es decir, los que cobran menos de 1.322,52 euros, y que representan un 32,8% de Barcelona y el área metropolitana.

Por otro lado, la carencia de competencias de la Generalitat de Cataluña para aplicar un salario mínimo propio de 1.239,5 euros, propuesto el 2019, es un tema pendiente. Se podría resolver, parcialmente, si el consejero de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, finalmente consigue llevar a cabo las negociaciones con agentes sociales, sindicados, y patronales por un SMI catalán de referencia.

¿Puedo ahorrar?

Aun así, según fuentes del INE, en 2020 en Cataluña el salario bruto mediano aumentó un 0,7%, llegando a los 2.158 € brutos mensuales. Por lo tanto, una persona que gane esta cantidad tendría que poder vivir en Barcelona o su área metropolitana con un margen de ahorro de unos 700 € brutos mensuales. Para las personas que tengan un sueldo de este tipo y no consigan ahorrar suficiente, 11Onze está desarrollando una serie de contenidos y herramientas para aprender a aumentar los ahorros sin renunciar a nada imprescindible.

 

Si quieres lavar la ropa sin ensuciar el planeta, 11Onze Recomienda Natulim.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Management

Trabajo más allá de los cincuenta

3min lectura

Según el Idescat, este mes de junio de 2021 había 445.862

Comunidad

Las profesiones más buscadas en 2021

4min lectura

Nuestra «nueva normalidad» en convivencia con el virus ha dado

Invertir

Alquiler o compra

5min lectura

Todo el mundo se encontrará o se ha encontrado en algún momento de su vida con la



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  2. Daniela SimónDaniela Simón says:
  3. Jordi MorenoJordi Moreno says:
    Jordi

    Molt bona informació👌

  4. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Cada co tenim menys poder adquisitiu. Estarem atents a aquestes eines d’estalvi.

    • Mònica Cornudella says:

      Tota la raó, Manel! El poder adquisitiu cada vegada es veu més reduït. Hem d’estar atents a l’estalvi. Ens veiem a La Plaça!😉

      Hace 7 meses
  5. Francesc Estafanell PujolFrancesc Estafanell Pujol says:
    Francesc de Borja

    Estaré atent a les aportacions que feu en aquest tema com en els altres que ja heu fet.

  6. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    No sé com s’arregla el problema, però que l’habitatge costi el doble que l’alimentació no és normal.

    • AlbertAlbert says:
      Albert

      Ben cert, Mercè. Sembla talment que el grau d’especulació amb l’habitatge sigui molt superior al de l’especulació alimentària i que, fins ara, el rol de la banca tradicional en els crèdits hipotecaris ha estat clau. Ben segur que és més complex el problema, però el desequilibri entre ambdós percentatges de despesa és evident.

      Hace 7 meses
  7. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Mes que interessant seguirem.les eines per estalviar
    Gracies

Deja una respuesta

App Store Google Play