¿Cuánto subirá los tipos de interés el BCE?

La elevada inflación ha obligado al Banco Central Europeo a incrementar los tipos de interés por encima de lo previsto. Y se dan por seguras más subidas para los próximos meses. La cuestión es cuánto aumentarán y en qué medida afectará a la marcha económica de la eurozona.

 

Hoy entran en vigor los nuevos tipos de interés aprobados la semana pasada por el Banco Central Europeo. Aunque la previsión era que el incremento fuera de un 0,25 %, la entidad que preside Christine Lagarde sorprendió a los mercados con una subida del 0,50 %. Se trata del primer aumento en 11 años y el mayor desde el año 2000.

La decisión del Consejo de Gobierno del BCE afecta a los tres tipos de interés clave, con lo que el de las operaciones principales de financiación se sitúa en el 0,50 %, el de la facilidad marginal de crédito pasa a ser del 0,75 % y el de la facilidad de depósito abandona el interés negativo para quedar en el 0,00 %.

Con esta decisión, el BCE se suma a la mayoría de bancos centrales del mundo, que en los últimos meses ya han dado el paso de incrementar sus tasas de interés para combatir la escalada de precios. Los pésimos datos sobre la inflación, que en junio alcanzó el 8,6 % en la eurozona, han empujado al BCE a realizar una subida mayor de la prevista. También la fuerte subida de los tipos de interés en países como Estados Unidos, que ha aumentado los tipos tres veces desde mayo, y la debilidad del euro han influido en la decisión.

 

¿Cómo evolucionarán los tipos de interés?

Todo indica que los tipos de interés seguirán subiendo en los próximos meses, aunque el porcentaje se irá decidiendo “reunión a reunión”, según el regulador bancario europeo. El objetivo es recuperar tasas del “2 % de inflación a medio plazo”.

Los analistas especulan que la horquilla de los tipos de interés podría situarse el año que viene entre el 1 % y el 3 %. Como referencia, el gobernador del Banco de Francia, François Villeroy de Galhau, estimaba recientemente que podría ser de entre el 1% y el 2%.

En cualquier caso, el BCE parece decidido a priorizar la contención de la inflación, aunque la subida de intereses acabe generando una recesión en algunos países de la zona euro. De hecho, ya hay quien considera que provocar una recesión es la única fórmula realista para devolver la inflación a niveles razonables.

Se debe tener en cuenta que la subida de tipos encarecerá tanto los préstamos tanto de particulares (hipotecas incluidas) como de empresas. Por tanto, debería reducir el consumo privado y las inversiones corporativas, lo cual enfriará la economía.

De momento, todo indica que la próxima subida de tipos se producirá en septiembre, cuando se vuelva a reunir el Consejo de Gobierno del BCE. Más allá de esa fecha, Lagarde solo indicaba que, “si vemos que la inflación se estabiliza en un 2% a medio plazo, será apropiada una mayor normalización progresiva de los tipos de interés hacia una tasa neutral”. 

 

Primas de riesgo bajo vigilancia

Las primeras damnificadas por la subida de los tipos de interés son las primas de riesgo de la deuda de los países de la eurozona con una situación más vulnerable: Grecia, Italia, España y Portugal. Ante la posibilidad de una recesión económica provocada por el aumento de tipos, los inversores son cada vez más reacios a adquirir deuda de los países con una economía más frágil.

Por eso, el BCE ha acompañado el anuncio de la subida de tipos con el de la creación del TPI [siglas en inglés del Instrumento para la Protección de la Transmisión de la política monetaria], un mecanismo para evitar que se disparen las primas de riesgo de los países periféricos y se produzca una fragmentación financiera de la zona euro. No se puede olvidar la situación de inestabilidad que vive Italia, por ejemplo, con la dimisión días atrás de Mario Draghi como primer ministro y la convocatoria de elecciones.

En su comunicado, el BCE indica que este TPI “será un complemento del conjunto de instrumentos del consejo de gobierno, y puede activarse para contrarrestar una dinámica de mercado desordenada e injustificada que suponga una grave amenaza para la transmisión de la política monetaria en toda la zona del euro. Y añade que la magnitud de las compras del TPI dependerá “de la gravedad de los riesgos que afectan a la transmisión de la política monetaria”. En cualquier caso, el BCE pretende que esta herramienta sea el último recurso, ya que la primera línea de defensa será la reinversión “flexible” de los bonos soberanos que ahora tiene en cartera. 

Además, esta intervención no estará exenta de condiciones, ya que los países “rescatados” deberán cumplir los compromisos y reformas que fija el Fondo de Recuperación y las diferentes recomendaciones de la UE.

 

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze. Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Economía

El encarecimiento del dinero

6min lectura

Estados Unidos acaba de subir los tipos de interés y se espera

Economía

Al borde de una crisis sin precedentes

3min lectura

Marc Vidal, conferenciante y divulgador, advierte que 2023

Economía

España, en la cuerda floja

5min lectura

Tras la escalada en la prima de riesgo que pagan Grecia, Italia



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
  2. Francesc Estafanell PujolFrancesc Estafanell Pujol says:
    Francesc

    Aquesta pujada també ha de portar una pujada dels tipus d’nterès als dipòsits a terminis?

  3. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    Vejam cap on anirà tot.
    L» augment dels interessos a les hipoteques amb revisió el juliol ja pica.

    • Laura Bunyol BartrinaLaura Bunyol Bartrina says:
      Laura

      Pica pica de lo ràpida i sobtada que ha sigut. Esperem poder-nos adaptar progressivament al què ens arriba Mercé. Gràcies!

      Hace 3 semanas

Deja una respuesta

App Store Google Play