Civismo en la naturaleza, civismo de fondo

Es en verano cuando más personas nos acercamos al mar y a la montaña, e inconscientemente nos ponemos nuevamente a prueba como sociedad en cuanto a la manera de relacionarnos con la naturaleza. Analizar nuestro civismo nos ayudará a mantener el espíritu autocrítico necesario para crecer en clave personal y colectiva. Si la naturaleza lo es todo, el civismo también.

 

Sea por prácticas de ocio o por actividad industrial, en Cataluña en las últimas décadas han desaparecido un 54% de especies que viven en ríos y lagos, un 30% de zonas agrícolas y prados y un 10% de bosques y matorrales. Las conclusiones de este estudio, realizado por el Departament de Territori i Sostenibilidat, señalan actuaciones humanas como la alteración de los hábitats naturales, la explotación del suelo y el cambio climático, pero la realidad es que todos podemos contribuir si llevamos a cabo comportamientos incívicos o irrespetuosos al visitar espacios naturales.

 

La huella del ser humano

Sea de vacaciones o paseando por nuestro entorno, seguramente todos habremos presenciado comportamientos incívicos que ponen en riesgo el medio natural e, incluso, la seguridad de las personas. Nos referimos a actitudes como hacer ruido, ensuciar el entorno, dejar residuos, molestar o perjudicar a la fauna, estorbar la tranquilidad otras personas, y especialmente de los residentes locales, o comportamientos de riesgo como fumar o encender fuego en zonas con riesgo de incendio.

Nuestro deseo, como turistas, es buscar lugares de tranquilidad y donde disfrutar de la naturaleza, pero no siempre irá de acuerdo con las intenciones del resto de visitantes. Y si bien cada cual puede tener conceptos diferentes de excursión, de pícnic o de tranquilidad, hay límites como los residuos o el ruido que cruzan la línea del civismo en estos espacios.

Normas de convivencia en los Parques Nacionales

En los últimos años, prácticamente todos los parques naturales de Cataluña han creado códigos de conducta o recomendaciones cívicas que todos los visitantes tienen que cumplir con un solo objetivo: preservar el territorio. Es el caso del Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, que acoge anualmente a más de medio millón de visitantes. Un número tan elevado de visitantes puede poner en riesgo la biodiversidad de la zona, e incluso la misma seguridad de los excursionistas, si no se toman las medidas correctas. Así pues, ¿qué hay que tener en cuenta?

 

Antes de la excursión

  • En primer lugar informarnos de donde vayamos, como es la zona, qué temperatura hará o qué recorrido queremos seguir. Llevar el equipo adecuado será clave para disfrutar de una buena experiencia.
  • Preparar las comidas en función de la durada de la excursión y siempre teniendo en cuenta los residuos que podremos generar, puesto que los tendremos que llevar con nosotros hasta que podamos reciclarlos adecuadamente.
  • Si llevamos animales, llevarlos atados y cuidar su hidratación.
  • Si accedemos hasta el parque con vehículo propio, respetamos los límites de velocidad y sin hacer más ruido de la cuenta. A la hora de aparcar, procuramos hacerlo en las zonas habilitadas y señalizadas.
  • Utilizar transporte público para acceder al parque siempre que sea posible.

Durante la excursión

  • No salir del recorrido marcado, así evitaremos perdernos, pero sobre todo, evitaremos pisar zonas que no están pensadas para visitantes y que pueden afectar a la fauna y la flora.
  • Mantener la distancia de seguridad, tanto entre peatones como entre ciclistas.
  • No está permitido bañarse en ríos y estaños, puesto que a pesar de parecer una actividad de lo más natural, la realidad es que puede alterar y contaminar las aguas.
  • Comer en las zonas habilitadas. Y si el recorrido no lo permite, procurar hacerlo sin dejar residuos.
  • Prohibido encender fuego. Una medida que se extrema en ciertas zonas o periodos de sequía, pero que es aplicable a todas las zonas naturales. Por lo tanto, ni gas combustible, ni encender cigarrillos está permitido.
  • No llevarnos nada que no nos corresponda. Ni piedras, ni plantas, ni mucho menos hacer actividades de caza. Si visitamos el espacio, es para disfrutar de tal como es.

Ética y civismo, una apuesta personal

En definitiva, cumplir los estándares previamente descritos no es más que un acto de civismo que, en caso de no salir de un mismo, se tendrá que cumplir para acatar la regulación vigente. Os recomendamos leer “Educar la convivència. La pràctica del civisme” del filósofo Francesc Torralba, un documento breve que profundiza y nos hace reflexionar sobre la relación entre civismo y ética.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Sostenibilidad

Per la Mar Viva

4min lectura

Per la Mar Viva es una organización sin ánimo de lucro de origen menorquín con un

Economía

Economía y biodiversidad

7min lectura

Un estudio demuestra que los beneficios de la biodiversidad

Sostenibilidad

¿Pagarías más por un turismo sostenible?

4min lectura

El turismo sostenible o ecoturismo es el sector turístico



Equip Editorial Equip Editorial
  1. EduMC

    Nosaltres en el nostre temps lliure normalment ens agrada gaudir de les Muntanyes, Boscos, Gorgs, rutes del Pais i a banda de recollir la nostre brossa recollim tota la que puguem dels incults i egoistes que deixen la seva….

  2. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Ens cal tenir aquesta consciència d’estimar el que tenim i cuidar-lo

    • Silvia GarrigaSilvia Garriga Sole says:
      Silvia

      Tan de bo tothom pensés així Alicia, crec que ens estalviariem ensurts i mals de cap.

      Hace 3 semanas
  3. Laura CarlúsLaura Carlús says:
    Laura

    Semblen obvietats…. però cal ser-ne més conscients del respecte necessari vers el q ens envolta

    • Silvia GarrigaSilvia Garriga Sole says:
      Silvia

      Totalment d’acord Laura, el respecte és essencial per no malmetre l’entorn, però també per ser conscients que amb una imprudència en podem sortir molt malparats.

      Hace 3 semanas
  4. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  5. Josep RuaixJosep Ruaix says:
    Josep

    👏 Civisme ✌️

  6. Francesc Xavier Dengra i GrauFrancesc Xavier Dengra i Grau says:
    Francesc Xavier

    Comparteixo les bones opinions sobre l’article. Breu i necessari. Suggereixo que d’ara en endavant, també s’incloguin conceptes de tot el territori catalanoparlant més enllà de l’estricte Principat de Catalunya. Bona feina!

    • Jordi CollJordi Coll Planas says:
      Jordi

      Hola, Francesc Xavier! Bon suggeriment i moltes gràcies pels teus afalagaments i pel teu comentari.

      Hace 3 semanas
  7. Manel Miquel MartinezManel Miquel Martinez says:
    Manel Miquel

    Tan l’article com el vídeo es tindríen que publicar als diaris , per que arribes a totom 💪

    • Francesc Serra CarreraFrancesc Serra Carrera says:
      Francesc

      Gràcies Manel! són tantes coses! Salut i encert!

      Hace 4 semanas
  8. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    Calen articles com aquest que semblen bàsics però que s´han convertit en imprescindibles . El civisme i el sentit comú sembla que ha deixat de ser un instint natural de l´ésser humà. Però encara trobo molt més greu comprovar la quantitat de deixalles, que ens trobem en el conjunt de tot el país. Boscos d ús públic sense restriccions, cunetes, racons, polígons industrials, urbanitzacions. Es un malson. Potser no contamina directament l`habitat natural d´espècies animals i vegetals, però altera notablement la convivència humana

    • Jordi OllerJordi Oller says:
      Jordi

      És tal com dius Mercè, cal que entre tots ens posem cura a conservar el que tenim. Gràcies pel teu comentari. Ens trobem a La Plaça.

      Hace 4 semanas

Deja una respuesta