El arte de crear una marca

Durante todos los años de mi trayectoria profesional en el mundo del diseño he trabajado en diferentes sectores, como la moda, restauración, salud… Pero nunca me había imaginado que acabaría en el sector financiero. De hecho, al principio me asustó un poco. ¿Cómo tenía que cambiar de rumbo hacia un sector donde el diseño no es precisamente un aspecto que se tuviera demasiado en cuenta? ¿Me aburriría? ¿Podría ser creativa? ¿Me cortarían las alas? Tenía muchas preguntas que solo sabría responder si me lanzaba hacia una idea que ya vi desde el principio que sería diferente.

 

Laia Gubern. Directora de arte

 

Primer reto: Cambio de sector, nueva categoría

Desde que conocí la idea, vi que se trataba de un nuevo concepto. Obviamente, estaba dentro del sector de las finanzas, pero había mucho más. Se trataba de crear comunidad, de llevar a la gente todo este conocimiento necesario para poder gestionar su dinero. De bajar conceptos que nos hacen creer dificilísimos a una realidad que, bien explicada, es muy sencilla. De crear confianza y de transmitir que, en 11Onze, la base son las personas.

La gran diferencia que noté desde el principio es que, como directora de arte y diseñadora, tenía acceso y era parte del equipo donde se estaba construyendo todo. Y esto ha sido clave en el desarrollo y experiencia, puesto que puedes enfocar tu trabajo desde otra perspectiva. Normalmente, los diseñadores estamos acostumbrados a trabajar en equipos creativos donde recibimos ‘briefings’, encargos de otros departamentos, y trabajamos. Aquí en 11Onze es diferente, y es un cambio que parece circunstancial, pero para mí ha sido esencial.

Entender el negocio, saber cómo funciona, ser parte de los desarrollos de producto, de contenido, saber cuáles serán los próximos pasos… Como diseñadora, puedes aportar desde el inicio, no solo estamos para hacer bonitas las cosas. Estamos para mejorar la experiencia del usuario, para simplificar, para solucionar, sí, también hacer que visualmente todo sea más atractivo para quien nos mira.

Y aprender, una de las cosas que más he hecho desde que empecé mi aventura en 11Onze, y no cosas de diseño, sino del resto. ¡De procesos, de personas, del mundo… y de finanzas! La gran herramienta que estamos construyendo en La Plaça, desde 11Onze, ha hecho que me dé cuenta de la gran necesidad que hay que desde pequeños nos enseñen los básicos para poder tomar nuestras propias decisiones. Está siendo un máster acelerado donde a la vez que aprendo, me lo aplico y lo explico.

 

11Onze: Fiable, memorable y flexible

Independientemente del sector donde te encuentres, si quieres diferenciarte de tus competidores, atraer tu público objetivo y convertirlo en cliente, necesitarás una identidad de marca sólida. Una buena marca tiene que ser memorable y que comunique la esencia, la historia y los valores de la marca a la vez. Es igual si trabajas para una empresa a gran escala o una pequeña, la importancia de tener una identidad de marca coherente y que llegue a la gente es la clave. Y con la creación de la marca de 11Onze, fue todo un reto.

La creación de la marca de 11Onze va más allá del logotipo. Es una combinación de todos los elementos combinados, incluidos los colores, logotipo, el tono, el ‘look&feel’, el trato y servicio… En resumen, es como nuestros clientes nos pueden identificar. El poder del ‘branding’ es poder crear credibilidad y confianza que se extiende más allá de los problemas que resolvemos y de los productos que tenemos.

Y sumando todos estos elementos, hace algo más de dos años, se creó lo que ahora, cuando pensamos en 11Onze, nos viene a la cabeza, lo que nos hace sentir. Durante todo este tiempo hemos estado plantando semillas para fidelizar al cliente y demostrar con hechos todo lo que hemos dicho que somos.

Qué hago en 11Onze

Mi tarea principal en 11Onze se basa en cuidar y evolucionar la marca. ¿Y como se hace esto?

Primero, es esencial que se mantenga la coherencia visual en todo lo que veis de 11Onze, tanto hacia fuera, como para adentro. Que de un vistazo se pueda identificar fácilmente. En mi departamento nos encargamos de diseñar materiales o recursos para las diferentes áreas de la empresa, desde un simple visual para redes sociales, un cambio de diseño en la app de El Canut, una campaña de marketing o una presentación interna. Siempre formando parte desde el inicio de cada acción o material.

Y segundo, es ir evolucionando y adecuando la marca a la vez que va creciendo. Para entendernos, desde que se lanzó La Plaça en abril de 2021, hemos ido añadiendo diferentes productos y servicios, y se ha ido haciendo de una manera que el universo 11Onze se ha ido ampliando poco a poco, sin desestabilizar nuestras bases y manteniendo la misma coherencia que he ido repitiendo.

Hay un gran trabajo de diseño, estrategia y contenido que se está haciendo para ir dando a nuestra comunidad los mejores productos y servicios, y por eso tener un buen ‘branding’ es clave. Pero la cosa más esencial es estar rodeado de un buen equipo de personas, que vayamos todos hacia los mismos objetivos y nos esforcemos por lo que queremos que acabe siendo 11Onze. Y todo esto es lo que hace que el trabajo merezca la pena y pase a ser parte de ti.

11Onze es la fintech comunitaria de Cataluña. Abre una cuenta descargando la super app El Canut para Android o iOS. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

11Onze

Laus de Bronce para el diseño de 11Onze

3min lectura

El diseño ‘responsive’ y la experiencia de usuario de

11Onze

El valor estratégico del diseño

3min lectura

Dar respuesta a problemas y aportar un valor añadido a la

Episodio 14 | La Plaça, un diseño de éxito mundial

1min lectura

La Plaça, ha sido nominada a los Premios Internacionales de



Laia Laia

    Deja una respuesta

    App Store Google Play