¿Todo a punto para un sistema financiero cuántico?

El sistema financiero cuántico (QFS) es un nuevo desarrollo tecnológico que promete revolucionar la manera en que interactuamos con el dinero, agilizando y democratizando la generación de riqueza al mismo tiempo que asegura la privacidad y la integridad de los datos.

 

En términos técnicos, la computación cuántica es fundamentalmente diferente a la computación tradicional. Mientras que la computación actual usa bits, la cuántica utiliza los qubits. Los bits solo pueden trabajar con resultados binarios, es decir, a partir de dos posibilidades, 1 o 0, en cambio, los electrones del qubit pueden calcular todas las combinaciones posibles al mismo tiempo, lo que se conoce como superposición cuántica.

Este enfoque diferente permite realizar cálculos muy complejos en minutos u horas, que requerirían meses o años con los ordenadores actuales. Por lo tanto, la computación cuántica tiene el potencial de resolver problemas la complejidad de los cuales crece de manera exponencial y que los ordenadores clásicos serían incapaces de abordar.

En un momento en que se generan inmensas cantidades de datos que se tienen que procesar a gran velocidad, la computación cuántica posibilita la creación de nuevos algoritmos capaces de analizar una gran multitud de datos o de encriptar y desencriptar información altamente compleja de manera más rápida. Así pues, se perfila como una de las tecnologías claves en la profunda transformación que está experimentando la economía y la sociedad a través de la industria 4.0.

¿Un sistema financiero cuántico?

Un sistema financiero cuántico (QFS) es un hipotético sistema financiero que utilizaría tecnología de la computación cuántica y la criptografía cuántica a través de una cadena de bloques, para gestionar transacciones y datos financieros. La banca cuántica podría aportar varias ventajas sobre los sistemas financieros tradicionales, como una mayor seguridad, tiempo de procesamiento de transacciones más rápidos y capacidades de gestión de riesgos más sofisticadas. Un nuevo concepto tecnológico que revolucionaría la forma en que interactuamos con el dinero, ofreciendo una infinidad de nuevas posibilidades financieras para empresas y particulares.

Una de las principales ventajas del QFS es que los datos son inmutables y no pueden ser manipulados por ningún actor malintencionado. Esto se debe al hecho que un QFS emitiría un número digital para cada moneda (dólar, euro, etc.) que haya en cada cuenta bancaria y la posición física (GPS) de cada una de estas monedas se controlará en tiempo real. Es decir, sabrás exactamente donde está, cuando se ha transferido, el número de cuenta y los datos de cualquier que ha tenido acceso a la cuenta.

Además, una nueva red mundial para la transferencia de fondos que protegiera a todas las partes implicadas dentro del sistema bancario tendría el potencial de sustituir al actual sistema SWIFT, controlado por los Estados Unidos, democratizando un sistema de transacciones globales que actualmente está totalmente politizado.

Criptomonedas y monedas cuánticas

A primera vista podría parecer que un sistema de moneda cuántica sería muy similar a un sistema de criptomonedas: descentralizado, encriptado, en cadena de bloques, más rápido, más eficiente… A la práctica, pero, son dos conceptos con diferencias básicas fundamentales. No se trataría de una criptomoneda, sino de una moneda digital sostenida por activos físicos.

Ambas se diferencian en el hecho que las variaciones cuánticas existen en forma física, lo cual las hace más análogas a la moneda fiduciaria que a sus primas criptográficas. Así mismo, solo las monedas apoyadas por oro con un certificado digital de oro podrían participar en las transacciones de un QFS. De este modo se asignaría un número de serie al certificado de oro como referencia a una pieza de oro mantenida en reserva para apoyar la moneda, activos que determinarían la cantidad de moneda accesible en cada país.

En definitiva, un sistema financiero cuántico podría ser parte de la solución a los problemas que actualmente se enfrenta el sistema financiero tradicional, dirigiendo la falta de transparencia, la inseguridad de los datos, la corrupción y la volatilidad intrínseca dada por la carencia de confianza en el sistema monetario actual.

 

11Onze es la fintech comunitaria de Cataluña. Abre una cuenta descargando la super app El Canut para Android o iOS. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Finanzas

El avance de ‘blockchain’

4min lectura

Aunque 2022 fue un año convulso para las cripto...

Invertir

Las criptomonedas, un activo altamente volátil

6min lectura

Si algo caracteriza el mercado de las criptomonedas...

Finanzas

El rol del oro en el Sistema Financiero Cuántico

3min lectura

El Sistema Financiero Cuántico (QFS) introducirá un nuevo...



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Jordi OrtizJordi Ortiz says:
    Jordi

    Diuen que el QFS ja s’està implantat recentment en alguns bancs. Que en sabeu? us consta algun banc que ja estigui operant?

    • Jordi CollJordi Coll says:
      Jordi

      Personalment no ho sé, a veure si algú de nosaltres pot contestar a la teva pregunta… De totes maneres moltes gràcies pel teu comentari, Jordi!!!

      Hace 2 meses
  2. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  3. Carme Dalmau PlanasCarme Dalmau Planas says:
    Carme

    Seria fantàstic que es fes realitat.

    • AlbertAlbert says:
      Albert

      Certament, Carme. La idea és molt bona i conté tot d’elements d’esperança quant a democratització de l’economia i fiabilitat. De tota manera, cal dir que els Sistemes Quàntics encara no tenen un desenvolupament prou avançat per a ser-ne una base tecnològica comercial i assequible. Encara caldrà esperar una colla d’anys per a fer-ho realitat.

      Hace 1 año
  4. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
    Manel

    Molt bon article, molt interessant

  5. Jordi MorenoJordi Moreno says:
    Jordi

    Guau! Quin descobriment la tecnologia 4.0 amb els Qubits😲

Deja una respuesta

App Store Google Play