¿Necesitamos desastres para cambiar?

Ante desastres naturales (o pandémicos) la sociedad se ve obligada a cambiar y evolucionar. No existe la opción de no hacer nada. Las circunstancias no controlables obligan a crear comunidades resistentes a los cambios.

 

El calentamiento de la tierra y el cambio climático nos hacen más vulnerables a los desastres naturales. La responsable de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres, Mami Mizutori, alertaba que en los próximos veinte años el número de desastres o catástrofes se duplicará, y la causa para el 90% de estos estará relacionada con el cambio climático.

Se suman factores como la pobreza, la contaminación atmosférica, el aumento demográfico o la urbanización incontrolada o de riesgo. El resultado: más zonas peligrosas y más personas expuestas. Nuestro presente y futuro estará marcado por los cambios constantes, sean naturales, tecnológicos, políticos o sociales.

Estamos condenados a convivir en un mundo cambiante, pero ¿estamos preparados para hacerlo? Analizamos como la adaptación, una característica intrínseca en el ser humano, será clave en la construcción de las sociedades resilientes del futuro.

 

¿Evitar los cambios o prevenirlos?

Ante un desastre, o una situación de cambio general, lo peor que podemos hacer es no hacer nada. Por ello, Margareta Wahlström, secretaria adjunta de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, destaca la importancia de actuar para minimizar los desastres. Algunos, como los relacionados con el cambio climático, tenemos la capacidad de contribuir a evitarlos. Pero para todos aquellos que no podamos evitar hay que construir sociedades resistentes a los cambios, y la urgencia es hacerlo antes de que tenga lugar el próximo desastre, como describe Wahlström en su artículo.

Enseñar esto es imprescindible en todos los ámbitos. Cada euro invertido en la prevención puede ahorrar hasta siete en la recuperación. Y en este punto la capacidad de adaptación de la población es un factor clave. Hay que entrenar nuestra mente para hacerla más resiliente a los cambios, y dejar atrás la visión tradicional que vincula los cambios con el miedo y la negativa de evolucionar.

 

Volver al punto de equilibrio

La adaptación a los cambios es una característica más en el ser humano, incluso desde un punto de vista biológico. Es lo que se conoce como homeostasis, concepto creado en 1865 por el médico Claude Bernard, y que hace referencia a la tendencia general por la que un organismo restablece el equilibrio y la estabilidad interna. Desde el punto de vista psicológico la lectura es que ante situaciones de cambio, las personas tendemos a encontrar el equilibrio de nuevo, es decir, que tanto el cambio como la estabilización son dos constantes innegables en la vida humana.

Por su parte, Darwin también se acercaba a esta idea en su proceso de la evolución, defendiendo que evolucionar no es más que tener la capacidad de adaptarse a nuevos entornos.

 

En el cambio está la evolución

El psicólogo Jean Piaget teorizaba que la principal característica y, por tanto, rasgo diferencial de los seres vivos, es justamente esta capacidad para autorregularse. Nuestro sistema, desde la parte más biológica hasta la psicológica, es capaz de recuperar o restablecer las estructuras dañadas. Por lo tanto, un ser vivo es dinámico y activo por naturaleza, y cambiar no es más que la respuesta de supervivencia de nuestro cuerpo en un intento de adaptarse al entorno.

Piaget diferenciaba dos formas de adaptación: la asimilación, que consiste en incluir las novedades en nuestros esquemas ya definidos. Y la acomodación, que modifica los esquemas para adaptarlos a las nuevas demandas. Pasando la teoría a la práctica, en la era de la pandemia podemos habernos sentido identificados con un sistema u otro según nuestro comportamiento: ¿hemos incorporado los nuevos hábitos a nuestra rutina diaria o la hemos modificado para crear una nueva rutina basada en el momento actual?

Sea cual sea nuestra forma de posicionarnos ante los cambios, lo importante es haber realizado el proceso de adaptación. Esto es lo que nos puede salvar de los cambios constantes: la acción, huir de la negación y el estancamiento y abrir la posibilidad a que cada cambio nos suponga un nuevo escenario suficientemente retador para obligarnos a replanteárnoslo todo, sin más alternativa que evolucionar.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Sostenibilidad

Naturaleza, la gran protagonista

5min lectura

Hace ya unos años que la arquitectura sostenible ha

Economía

Economía y biodiversidad

7min lectura

Un estudio demuestra que los beneficios de la biodiversidad

Sostenibilidad

El aliado del desarrollo sostenible

6min lectura

La inteligencia artificial facilita el cumplimiento del 79% de los



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  2. EduMC

    Adaptar-se o morir….M’ha agradat Molt!

  3. Guillem Maura RayoGuillem Maura Rayo says:
    Guillem

    Es alentador veure com els països i les comunitats arreu del món, es van organitzant per adaptar-se al canvi climàtic

    • Albert Chic GiménezAlbert Chic Giménez says:
      Albert

      Sí, és cert. Gràcies, Guillem, per la teva positivitat, tan valuosa en aquest context d’emergència climàtica.

      Hace 2 semanas
  4. Josep RuaixJosep Ruaix says:
  5. Cristòfol Soler i CladeraCristòfol Soler i Cladera says:
    Cristòfol

    Aprofitar els canvis és una manera d’avançar.

    • Sergi Colell VázquezSergi Colell Vázquez says:
      Sergi

      Cert i poder-nos avançar-nos a ells ens pot donar un avantatge significatiu, moltes gràcies pel teu comentari!

      Hace 2 semanas
  6. Ricard Calvo VilanovaRicard Calvo Vilanova says:
  7. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Viure és un canvi constant ,evolucionar adaptan-se als canvis i forma part

  8. Laura CarlúsLaura Carlús says:
    Laura

    La vida és sempre incertesa i fragilitat humana, creure el contrari és fantasia.

    • Laura Bunyol BartrinaLaura Bunyol Bartrina says:
      Laura

      Laura ens vam sentir tan poderosos i hem fet i desfet tot el que hem volgut, comencem a veure que les coses importants són i han estat sempre més simples de què pensàvem.

      Hace 2 semanas
  9. Lluís UrpíLluís Urpí says:
    Lluís

    Crec que el primer pas és prendre consciència. Hem de fomentar-la.

    • Sergi Colell VázquezSergi Colell Vázquez says:
      Sergi

      Tens raó, sense una consciència conjunta i global que esta passant, no perdre’m les suficients iniciatives per revertir això

      Hace 2 semanas
  10. Manel Miquel MartinezManel Miquel Martinez says:
    Manel Miquel

    Està clar que el ser humà s’ha de adaptar a les diferents moments de la vida sigui per desastre natural o evolució , igual que els altres sers vius s’adapten a la naturalesa.

    • Jordi CollJordi Coll Planas says:
      Jordi

      Molt cert, Manel…, però…, l’ésser humà aprendrà alguna vegada dels seus constants i continus errors?

      Hace 2 semanas

Deja una respuesta