Las victorias de los catalanes

El 8 de abril de 2021 se ha publicado el nuevo libro del periodista de Terrassa Salvador Cot (Terrassa, 1965), con el título “El independentismo en diez victorias”, y con el subtítulo “que tú hiciste posible”. Un relato que no deja a nadie indiferente, se piense como se piense, y se tenga la opción política que se tenga. De hecho el subtítulo, que tú hiciste posible, es más esclarecedor que el título mismo; por eso, en realidad, las victorias que Cot enumera, pueden ser consideradas de todos los catalanes, al menos algunas de las que se exponen.

Salvador Cot, si bien es periodista de profesión, se licenció en Historia, y es esta formación la que le da la perspectiva necesaria para poder construir un relato a través del tiempo, que siempre ayuda a comprender el presente, dónde nos encontramos, para ver qué hacer para cambiarlo, en caso de que nos guste. Se atribuye a Einstein el razonamiento que explica que, si quieres cambiar los resultados de un determinado proceso, sería inteligente no hacer siempre lo mismo. Esto sería lo mismo que entender que es necesario aprender de los errores para no repetirlos. Fácil decirlo, no siempre fácil hacerlo. Pero en la perspectiva histórica, y según Cot, los catalanes tampoco llevamos tanto tiempo intentando la independencia y, según él, en una o máximo en dos generaciones se puede conseguir el objetivo. Según el relato que nos ofrece Cot, las palabras independentista y optimista se casaron hace mucho tiempo y no parece que quieran el divorcio. De hecho, este matrimonio, independentista y optimista, va celebrando años a lo largo de las páginas que detallan las diez victorias que el autor propone, y parece que su convivencia no deja de dar alegrías.

Victorias y retrocesos

Leyendo con atención las diez victorias que propone el autor, no se nos escapa que algunos catalanes más críticos podrían objetar que no todas son y que algunas, de hecho, son más bien retrocesos. Y es por este hecho, que su relato parece decantado hacia el posibilismo o, como él mismo comenta, un relato de “contra propaganda” por parte del independentismo que, merece decirlo, aún no ha alcanzado la independencia, objetivo final que persigue. Pero precisamente, y mirando todo cuanto se ha hecho, poniéndolo en valor, atesorando lo que él llama victorias, ayuda a contrarrestar el mensaje que se recibe por parte de quien no quiere la independencia, el de “no es posible” o, incluso, el hecho de tachar a los que la quieren, de naíf. Pero es preciso entender, y así él lo entiende, que querer la independencia no es tan naíf como lo sería quererla sin aceptar los costes que conlleva.

Así, repasando sus victorias, uno se puede dar cuenta que todas presentan ciertas características comunes; son victorias de las personas y de sus anhelos. Son victorias atribuibles a la fuerza de la inteligencia colectiva, aquella que hace que las personas juntas consigan resultados que, de forma individual, no serían posibles. Quizás no estaremos de acuerdo, al leer el libro, en la selección de las victorias, pues algunas lo son de forma más contundente que otras, que se aguantan más por los pelos. La selección es personal de Cot, claramente, un optimista declarado, casado con la independencia desde muy joven.

Mirando pues los capítulos, el referéndum del 1 de octubre parecería una victoria contundente, de esa inteligencia colectiva que decíamos. Una victoria que incluye todo el proceso hasta llegar a hacer posible la votación de una parte muy importante de los catalanes, en todo el territorio y de forma descentralizada. Y con la violencia en contra, sólo de parte del sistema policial, y de forma injustificada. Mientras, el capítulo de las elecciones del 21 de diciembre de 2017, puede ser más bien una imposición del sistema y ningún avance hacia la independencia. De hecho, esta victoria que hace referencia a las elecciones del 21D, vista desde la óptica independentista y recordando aquel momento, no era tan obvio que todo el mundo la viviera como tal, sino más bien como un agachar la cabeza y salvar los muebles de la autonomía mermada. Así pues, y resumiendo mucho, se eligió votar el 1 de octubre y no el 21 de diciembre. El 1 de octubre es un acto de empoderamiento ciudadano mientras que el 21 de diciembre parece más un acto de aceptación de que todo sigue igual. Pero Cot, con el tono optimista presente en todo su relato, expone que el 21D da un resultado que refrenda lo que quieren los catalanes, por tanto, en términos de resultado, consolida el independentismo, que no retrocede ni desaparece, sencillamente no tiene el poder para ejecutar aquello que quiere, a pesar de ser mayoritario.

Los símbolos de las victorias catalanas

Las victorias que se citan tienen símbolos comunes, el más importante, la urna, que en cada capítulo se va llenando de votos. La urna, como elemento donde cada uno elige, pìlar de la democracia, y siempre presente en la cultura catalana. La libertad, dar opciones y escoger. Todas las victorias tienen alguna relación con las urnas y los votos de los catalanes. Por este motivo a lo largo de las 10 victorias, Cot propone depositar votos en las urnas del independentismo. De hecho, así se muestra en las ilustraciones que acompañan al texto, realizadas por uno de los dibujantes emblemáticos del independentismo, @bicman.cat. Las ilustraciones, de gran calidad, empiezan con unas urnas vacías, y acaban con unas urnas llenas de votos. Además cada victoria dispone de su propia ilustración al inicio del capítulo.

Y también existe un símbolo, que va apareciendo de forma irregular a lo largo del relato, pèro que encabeza la primera victoria (consulta de Arenys) y es el protagonista absoluto en la décima victoria, y es el apoderamiento ciudadano. Podríamos decir que la independencia empieza y acaba en la gente. Y las herramientas que se precisan para el empoderamiento tienen que construirse de forma discreta, metódica, profesional y sin descanso. De hecho en la página 100 se hace mención al empoderamiento financiero, y se habla de 11Onze y su propuesta de banca comunitaria. Este optimismo basado en los hechos sí que lo compartimos totalmente con el autor.

No queremos desvelar más victorias, dejando que sea el lector quien las lea en primera persona, y así pueda formarse su propia opinión, interactuando con el autor, en este diálogo simbólico que seguro que se producirá, pues el libro no deja a nadie indiferente.

Equip Editorial Equip Editorial
  1. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    1 d’octubre es el punt d’inflexió per seguir construint amb seny i aconseguir l’objectiu ,desitjat
    L’independencia comença per un mateix ,cal apoderament individual,
    11Onze ja ho té clar

  2. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  3. Enlil Orion Gonzalez MunzonEnlil Orion Gonzalez Munzon says:
    Enlil Orion

    Una estratègia molt intel·ligent i encertada per al propòsit per al qual ha estat creada la banca catalana.
    »voler la independència no és tant naïf, com ho seria voler-la sense acceptar els costos que representa».

    • Miquel Àngel Burgos Fradeja says:

      En qualsevol cas, Enlil, el que és clar és que 11Onze Banc lluitarà per empoderar financerament la gent de Catalunya. Aquest és l’objectiu principal. Gràcies per acompanyar-nos.

      Hace 5 meses
    • Albert Chic GiménezAlbert Chic Giménez says:
      Albert

      👍

      Hace 5 meses
  4. Anna RibesAnna Ribes says:
    Anna

    El poble català sempre lluitarà unit i amb força per aconseguir allò que vol.

  5. James SeneJames Sene says:
    James

    Un crack i un patriota, enhorabona Salvador.👏🏿

  6. Laura Bunyol BartrinaLaura Bunyol Bartrina says:
    Laura

    Fantàstiques les il·lustracions de @bicman.cat

  7. Eve DoñaEve Doña says:
    Eve

    Tot és qüestió de paciència, esforç i perseverança! 🙂

    Hace 5 meses

Deja una respuesta