Mujeres y empresa: una brecha que no se cierra

La brecha salarial entre hombres y mujeres es del 12,1% en Cataluña. La cifra ha bajado los últimos años, pero se acorta tan lentamente que harían falta décadas para que se consiguiera reducir completamente. Con motivo del Día de la Mujer, en 11Onze radiografiamos las desigualdades de género en las empresas catalanas.

 

¿En qué se traduce una brecha salarial del 12,2%? Es muy fácil: tal y como recoge el Idescat, mientras que el salario bruto anual de los hombres es de 28.965,38 euros, las mujeres cobran de media 22.988,22 euros. Esto supone una diferencia de 5.977,16 euros cada año o, lo que es lo mismo, según denuncia UGT, que las mujeres trabajen gratuitamente 43 días al año. Pero la brecha de género no solo se traduce en salarios más exiguos.

Las desigualdades entre hombres y mujeres en el mundo del trabajo también se evidencian en mucha más temporalidad y aún más parcialidad. Así lo recoge el Observatori del Treball i el Model Productiu de la Generalitat de Cataluña, que ha desarrollado una visualización de datos con perspectiva de género. Mientras el 22,6% de las mujeres en edad de trabajar tienen contratos temporales, el porcentaje de los hombres es del 17,7%. Así mismo, el 19,1% de las mujeres trabajadoras tiene contratos parciales, contra el 5,6% de los hombres.

Esto se traduce, está claro, en una pérdida de talento en las empresas y una ruptura de muchas trayectorias profesionales. Las mujeres, que tienen tasas de paro más bajas que los hombres, priorizan la conciliación antes que el reconocimiento y el éxito en el trabajo, sobre todo después de tener hijos. Este agravio también queda reflejado en el informe sobre el uso del tiempo, que elabora el Institut Català de les Dones, y en los porcentajes de representación de las mujeres en los consejos directivos.

Mujeres directivas, rompiendo tabúes

A pesar de que el Codi de Bon Govern marca como objetivo que los consejos de administración tengan al menos un 40% de representación femenina. A pesar de que el Real decreto ley 6/2019, la conocida Ley de Igualdad, recoge en sus artículos 45 y 46 que las empresas de más de 50 trabajadoras tienen que elaborar y aplicar un plan de igualdad; y en el artículo 75 reconoce la participación directiva de las mujeres. Aun así, las mujeres directivas continúan siendo una excepción en las instituciones privadas.

Lo recoge anualmente el Observatori Dona Empresa i Economia. En el último informe de 2021, la organización lamentaba que, en las empresas catalanas, las mujeres solo representan el 25,3% de los cargos de los consejos de administración, el 18,5% ocupan lugares de presidencia y únicamente el 15,3% de las direcciones generales. Esto supone, según el observatorio, una pérdida flagrante de talento en cada una de las jerarquías.

Además, la entidad también alerta que solamente el 12% de las 2.657 empresas sujetas a la Ley de Igualdad cumplen el artículo 75 que marca, como también lo hace el Codi de Bon Govern, que las mujeres representen al menos el 40% de los cargos de los consejos de administración. Esta es una cifra que se ha mantenido estable en los últimos siete años.

A la vez, del total de sociedades, 158.311 (El 84%), tienen un solo administrador (72% hombre, 23% mujer y 5% empresa y otras) y, por eso, el porcentaje de sociedades con mujeres en los consejos aumenta. El observatorio también lamenta que en el sector público se reproduce la desigualdad en los lugares de responsabilidad.

Al mismo tiempo, la entidad observa que, a medida que aumenta la dimensión de las empresas, “es normal que haya más mujeres en las direcciones”, pero le sorprende que en las empresas de más de 100 trabajadores el 37% de las empresas no tenga ninguna directiva. Este porcentaje se agrava hasta el 43% en empresas de 50 a 100 trabajadores y escala hasta el 62% en empresas de menos de 50 trabajadores.

Mujeres investigadoras, ¿aún una excepción?

Mientras que en la administración pública y en la enseñanza superior la cifra de mujeres científicas se aproxima a la de los hombres, en cambio, en las empresas la brecha se ensancha sin freno. En las instituciones privadas hay 17.985 hombres, entre investigadores, técnicos y otro personal de soporte, mientras que las mujeres solo son 8.959.

De hecho, si analizamos los datos por sectores, las mujeres tienen una presencia muy inferior que los hombres en sectores como la agricultura y la ganadería, la energía, la metalurgia, la construcción y las tecnologías de la información y las comunicaciones. La evolución de la ocupación en estos sectores no ha cambiado sustancialmente en los últimos siete años.

En cambio, las mujeres son mayoritarias en otros sectores, como las actividades inmobiliarias, las actividades administrativas y la administración pública. Y sobre todo en cuatro ámbitos de trabajo la presencia de las mujeres es especialmente relevante: en la educación, la sanidad y los servicios sociales, el comercio al por menor y las actividades culturales. Precisamente sectores donde el sueldo medio es más bajo y hay peores condiciones laborales. ¿Será la sociedad catalana capaz de acortar a buen ritmo esta brecha que se extiende por tantos flancos a la vez?

 

11Onze es la comunidad fintech de Cataluña. Abre una cuenta descargando la super app El Canut en Android y Apple. ¡Únete a la revolución!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Cultura

Mujeres ignoradas por los libros de historia

4min lectura

A lo largo de nuestra educación hemos aprendido grandes

Management

Liderazgo femenino: reinventamos el futuro

5min lectura

Las mujeres ocupan tan solo un 34% de los cargos directivos en

Comunidad

Extraordinaria: la red feminista que inspira

4min lectura

La red de emprendimiento femenino Extraordinaria se ha



Equip Editorial Equip Editorial
  1. Manuel Bullich BuenoManuel Bullich Bueno says:
  2. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  3. Daniela SimónDaniela Simón says:
    Daniela

    👏✊✊

  4. Mercè ComasMercè Comas says:
    Mercè

    Que cadascú PUGUI FER el que li vingui de gust, sense haver de demostrar res a ningú.

    • Elisabet Porqueras Garcia says:

      Exacte Mercè! Gràcies pel teu comentari 💜

      Hace 5 meses
  5. Josep RuaixJosep Ruaix says:
  6. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Mentre al mon i la societat identifiquin el genere, com l’ d’etiqueta que aporta un valor determinat,i no com persones que tenent i aporten el valor que es demana estarem anys amb ser la societat on conviuen persones de diferents generes

    • Elisabet Porqueras Garcia says:

      Tenim una societat en conjunt lluny d’aquesta convivència! Gràcies, Alícia pel teu comentari💜

      Hace 5 meses

Deja una respuesta

App Store Google Play