Empresas de proximidad que inspiran: eCommerce La Tavella, una apuesta por la sostenibilidad y el compromiso social

Las tendencias de consumo toman un nuevo rumbo marcado por el regreso a los orígenes y la compra responsable, con la voluntad de valorar la calidad por encima de la cantidad y apostar por un producto natural y sostenible.

La conciencia social crece y, como consumidores, cada vez somos más conscientes de que los recursos naturales son finitos y que, por tanto, también debería ser finito su uso. Nos encontramos en un punto de no retorno, con altos índices de contaminación que acaban afectando, de forma directa o indirecta, a la producción y el consumo de alimentos. Ante este contexto, una parte creciente del tejido empresarial se desvía del camino de la industrialización para volver a los orígenes y apostar por la única vía con un futuro asegurado: la sostenibilidad.

  • Venta de proximidad: del campo a la mesa

Venta ecológica, de proximidad, kilómetro cero … son conceptos que cada vez tenemos más interiorizados y que se refieren a la venta de productos, principalmente agroalimentarios, desde una perspectiva lo más respetuosa posible con el medio ambiente. Se busca que la venta sea directa al consumidor final o a través de un único intermediario, que el proceso de producción limite al máximo el uso de productos químicos y que en el sistema de distribución no se pierda ni la calidad, ni los valores. De hecho, la venta de proximidad es un concepto tan antiguo como la humanidad, pero actualmente son pocas, aunque cada vez son más, las empresas que apuestan por este tipo de comercio y se desmarcan de la línea de las grandes productoras, marcadas por un ritmo de competitividad cada vez más acelerado y deshumanizado.

Actualmente, en Cataluña el portal de la transparencia contabiliza más de 3.000 productores adheridos a la venta de proximidad, una cifra que ilustra la gran cantidad de oferta existente en todo el territorio y, por tanto, la demanda creciente por parte de la población , que cada vez prioriza más hacer una compra con valores por delante de una compra meramente industrializada.

  • La Tavella, ejemplo de ecología, proximidad y compromiso social

La Tavella es un ejemplo de este cambio de tendencia. Sostenible y comprometida socialmente, la empresa nació en el año 2006 con una misión clara que se ha mantenido con el tiempo: crear puestos de trabajo para personas con discapacidad y trastornos mentales a través de la comercialización de productos agroalimentarios ecológicos. La Fundación Viver del Bell-lloc fue la promotora del proyecto, al que se sumó unos años más tarde la Asociación Santo Tomás – PARMO. Ambas entidades comparten la visión del proyecto y suman esfuerzos para hacerlo crecer año tras año.

Actualmente, quince años después de su creación, lo que pretendía ser un canal de venta de verduras ecológicas ha acabado siendo mucho más que eso, hasta el punto de que se puede encontrar casi cualquier tipo de productos básicos como carne, huevos, pan o leche, y todos con la certificación de producto ecológico. La fruta y la verdura siguen siendo el producto ecológico más vendido que, en su caso, supone un 80% de las ventas totales. En este sentido también influye positivamente sobre los clientes la transparencia en la información, ya que el cliente sabe en todo momento el origen de sus productos. Sin ir más lejos, el 40% de la producción proviene de las fincas que la empresa tiene distribuidas por toda Cataluña, mientras que el resto se gestiona a través de productores de confianza y también de proximidad. Un dato que muestra, una vez más, que los valores que la marca quiere transmitir no son a través de una etiqueta sino con hechos reales, trabajando y cuidando todos los procesos día a día para hacerlo posible.

  • Valores que marcan

Ser una empresa comprometida implica crear un tejido empresarial suficientemente sólido para que cualquiera de los agentes que intervengan pueda plasmar esta idea en cada una de sus acciones. Desde los trabajadores, a la producción, pasando por el sistema de ventas, la distribución o la comunicación. Una empresa sostenible debe serlo en todos y cada uno de los pasos y solo analizando la empresa de forma global es donde se demuestra que es, y sobre todo, para qué, y son los actos diarios los que validan esta idea o la negarán con sus ideales.

¿Pero apostar por la sostenibilidad en el mercado actual, compensa? Su caso demuestra que sí, y mucho. La empresa finaliza el año pasado con una facturación que sobrepasaba el millón de euros, un 4,17% más que el período anterior, según explicaba su responsable, Alfredo Resines. La apuesta por una compra responsable, sumada a la pandemia y el aumento de las ventas en línea, supuso un crecimiento para la empresa, que en un año triplicó el número de clientes. Conseguir esto implica conocer muy bien las necesidades de los clientes y, en la medida de lo posible, personalizar la experiencia. Un sistema cada vez más recurrente para conseguir un trato personalizado, pero rentable para la empresa es el sistema de suscripciones, un método que La Tavella también ha incorporado y que permite a los clientes elegir el tipo de cesta que quiere recibir cada mes. Comodidad y flexibilidad sin salir de casa, dos cualidades que caracterizan al consumidor actual, altamente influenciado por las nuevas tecnologías y con facilidad para comprar de forma digital.

  •  Redes sociales, el altavoz de los proyectos sociales

Para La Tavella, como tantos otros proyectos, contar con un canal de venta online ha supuesto un cambio estratégico considerable que les ha abierto las puertas a un mercado mucho más atractivo, pero también competitivo. La difusión es clave en estos casos, ya que la red se ha convertido en el escaparate más grande del mundo. Lo que no aparece en las redes, no existe. Y en el caso de La Tavella el reto era doble, por un lado vender los productos en sí, y por el otro, y más importante, vender los valores que hay detrás del proyecto, su razón de ser.

No hay duda de que en este caso esto se ha conseguido y el trabajo bien hecho, desde la honestidad y la sostenibilidad, ha dado sus frutos que el público ha sabido apreciar. Una vez más, se demuestra que en el mundo digital se necesitan palabras, pero también hechos. Es así como un pequeño proyecto marca tendencia en el ámbito social, demostrando que otra manera de trabajar y relacionarse con el entorno es posible y que la apuesta por la sostenibilidad es, sin duda, la estrategia más atractiva de cara al futuro.

Equip Editorial Equip Editorial
  1. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  2. Joan BringuesJoan Bringues says:
    Joan

    Aquestes entitats son un gran pas, però al que t’allunyes de la seva proximitat local, no et son útils, no et serveixen o bé les despeses d’enviament son importants

  3. David MateosDavid Mateos says:
    David

    Amb iniciatives i empentes com aquesta, la gent d’un pais tira endavant !!
    Ànims!!!

    • Mireia Sitjà LópezMireia Sitjà López says:
      Mireia

      Gràcies, David pel teu comentari, ens veiem per la Plaça salut i encert!

      Hace 3 semanas
  4. Antonio Calderón NarváezAntonio Calderón Narváez says:
    Antoni

    A casa som clients des de fa uns mesos i estem molt contents. Fem cistella de fruita i verdura i també afegim pa i ous. Has de tenir clar que son productes de temporada, la majoria de proximitat tot i que pots trobar platans de Canàries tot l’any

    • Jordi CollJordi Coll Planas says:
      Jordi

      Hola, Antonio! Doncs si, tens raó amb el que dius. Moltes gràcies pel teu comentari.

      Hace 2 meses
  5. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
  6. Anna RibesAnna Ribes says:
    Anna

    Nosaltres mantenim en el nostre establiment un punt de recollida dels seus productes perquè ens agrada la seva filosofia de treball i el seu projecte.

    • Marc Jara GimenoMarc Jara Gimeno says:
      Marc

      Aquests projectes amb valor i compromís valen molt la pena. Moltes gràcies per ajudar-los, Anna.

      Hace 4 meses
  7. Laura León AmatLaura León Amat says:
    Laura

    El moviment es demostra caminant… Doncs com bé dieu aquí, calen fets i no paraules✊✊‼️

    • Joan BenedictoJoan Benedicto says:
      Joan

      Exacte! Es tracta d’actuar d’acord als valors propis i si cadascú hi posa una mica de la seva part podrem obtenir grans resultats!

      Hace 4 meses
  8. Carles Mateu del Rio i de BatlleCarles Mateu del Rio i de Batlle says:
    Carles Mateu

    Ole, olé i olé, seguim lluitant.

    • Miriam FríasMiriam Frías says:
      Miriam

      Gràcies pel teu suport Carles. Benvingut a La Plaça!

      Hace 4 meses
  9. Jordi FerréJordi Ferré says:
    Jordi

    Si volem vendré productes, hem de ser honestos. I això val per tot tipus de negocis.

    • Miriam FríasMiriam Frías says:
      Miriam

      Així és, Jordi! Totalment d’acord, honestedat per davant de tot. Gràcies i benvingut a La Plaça!

      Hace 4 meses
  10. Manel Miquel MartinezManel Miquel Martinez says:
    Manel Miquel

    La pandèmia ens va fer cambiar molts dels consums que teniam , jo ho vaig coneixia . Això es bo de debò

    • Miriam FríasMiriam Frías says:
      Miriam

      És cert Manel, la pandèmia ha modificat molts dels nostres hàbits i tendències que teníem fins ara. I aquest és un exemple. Gràcies i benvingut a La Plaça!

      Hace 4 meses
  11. Josep RuaixJosep Ruaix says:
    Josep

    Molt be 👍

    • Miriam FríasMiriam Frías says:
      Miriam

      Gràcies, Josep! Ens alegra que t’hagi agradat l’article. Benvingut a La Plaça!

      Hace 4 meses
  12. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Bon articke i millor contingut, apistar pel l’honestitat i la sostenibilitat es apostar pel futur

    • Miriam FríasMiriam Frías says:
      Miriam

      Correcte, Alícia. Són dos pilars bàsics per avançar com a societat a la recerca d’un futur molt més sostenible i amb més possibilitats. Gràcies i benvinguda a La Plaça!

      Hace 4 meses

Deja una respuesta