Vivir bien sin ser millonario: ¿Es posible?

¿Podemos vivir bien sin tener que hipotecar nuestra vida y disponer de un futuro prometedor sin tener preocupaciones económicas? ¿Existe la posibilidad de llevar una vida de millonarios sin tener grandes ingresos?

El primer ejercicio a realizar para entender la veracidad de este hecho es buscar en internet el nombre de esta periodista financiera: “Michelle McGagh”. ¿Deberes hechos? Seguimos. Como hemos podido ver al buscar en internet a esta periodista inglesa, hemos comprobado que durante el año 2015 decidió dejar de gastar dinero durante todo un año. Después de un año de ahorro extremo, sin ni tan siquiera gastarse dinero en transportes ni restaurantes, fue capaz de ahorrar más de 20.000 libras en un año, casi la cantidad necesaria de dinero para poderse comprar hasta un coche nuevo.

Viendo el ejemplo anterior podemos comprobar que es posible vivir bien con una vida más austera, sin hacer uso de grandes lujos ni ostentaciones. Existe también otro método muy de moda llamado “movimiento Fire” (Financial Independence, Retry Early) que traducido al español significa “Independencia financiera para jubilarse pronto”. Pero, ¿qué es y de que se trata este movimiento?

  • Un movimiento que promueve una jubilación antes de tiempo

La idea principal de este movimiento es ahorrar el máximo de dinero posible para podernos jubilar antes de los cincuenta años. Este estilo de vida está basado en vivir libremente y llevar una vida sin consumismo, deshacernos de nuestros gastos lo antes posible, llevar una vida siguiendo el estilo «hazlo tú mismo», controlar los gastos personales, hacer uso inteligente de nuestras inversiones, ser práctico y sobre todo: trabajar en lo que nos gusta. El perfil de este curioso movimiento es cada vez más visto en gente joven que quiere salir de la rueda en la que este mundo está ligado, jóvenes que quieren jubilarse pronto para poder disfrutar de una tranquilidad económica antes de cumplir los cincuenta años gracias al peculiar movimiento.

  • ¿Podemos vivir bien sin ser millonarios? 

La respuesta a esta pregunta va siempre enfocada hacia lo que queremos llegar a generar en la vida, siempre dependerá del estilo de vida que queremos llevar o hasta donde quieren hacer un buen uso de nuestra economía. El dinero puede tener un significado muy diferente según el uso que hacemos. Si una persona gana un sueldo exorbitante, en ningún caso esto significa que esta persona lleve una vida de millonario años después. ¿Cuántas veces hemos leído en la prensa artículos de famosos actores y actrices que tras ganar millones de dólares en sus películas se quedaron con una mano delante y otra detrás?

También está el hecho de que la cantidad de millones que tiene una persona no demuestra que esta sea plenamente feliz. Existe el país más feliz del mundo, y esto está demostrado porque en este país, Bután, un reino y estado independiente de Asia meridional, se calcula el índice de Felicidad Nacional Bruta (FIB), que mide la calidad de vida que tiene este país según la conservación de sus costumbres, el cuidado del medio ambiente y el crecimiento económico.

Internet está lleno de blogs que comparan si el dinero da o no la felicidad, claramente ayudan a poder llevar una vida más tranquila, pero no por ello, tener dinero nos aporta felicidad. La pandemia del Covid-19 también ha acelerado las desigualdades sociales entre la población. El mundo necesita reinventarse y enseñar en las escuelas el oficio de la felicidad. La humanidad se ha puesto la mascarilla, y tras ella se esconden millones de ojos con necesidad de una sonrisa o un abrazo. Quizás tengamos que aprender más las pautas para vivir bien con lo necesario, y no tanto focalizarnos en la obsesión de querer convertirnos en millonarios para resolver nuestros problemas económicos.

Hay un sabio que dice que el mundo está lleno de dinero, que hagamos un buen uso de él, y que luego lo volvamos a dejar libre como estaba antes de que llegase a nuestras manos. Tener una cuenta en un banco llena de dinero tampoco nos hace ni más felices ni más libres, y vivir bien va ligado a nuestra manera de ser y de conocer el mundo que nos rodea. Como decía Bob Marley: «El dinero no puede comprar la vida».

Equip Editorial
  1. Joan Valls says:

    Sí. A mi m’agrada la part on parla de l’autoconeixença i la sobirania econòmica en sentit ample com a elements claus per la felicitat.
    🙂

  2. Sergi Huesca says:

    Molt interesant aquest article.

Deja una respuesta