Preparar las vacaciones, ahorrar para disfrutar

Te vamos a dar 10 recomendaciones para que puedas disfrutar de tus vacaciones y ahorrar en las reservas y en muchas cosas más

 

Este año se espera que un gran número de personas realicen sus vacaciones en los meses de julio pero ¿tendremos dinero para nuestras tan deseadas vacaciones? Seguro que todos estamos pensando en el verano y, por ende, en las vacaciones; muchos de vosotros ya tenéis en mente donde queréis viajar, pero estáis esperando nuevas recomendaciones para saber si finalmente vamos a poder coger un avión y disfrutar de una merecida desconexión. 

Las vacaciones son necesarias para hacer un reset, disfrutar de los nuestros, que tan necesario es, y recargar pilas para volver al trabajo con la mente despejada. También es un momento en el que intentamos no estar tan pendientes de los gastos: solemos hacer excesos en comidas, en comprarnos aquello que sabemos que no vamos a encontrar en nuestra ciudad y aprovechamos para ir a ese hotel que tanto nos apetecía. Por eso, os contamos algunos consejos para ahorrar en vacaciones, y que la vuelta a septiembre sea más llevadera y sin dolores de cabeza. 

  1. Ahorra a un año vista siempre que puedas
    El primer paso recomendable es crear un presupuesto estimado del importe que vas a querer invertir en tu destino próximo y así poder crear un plan de ahorro a un año vista. El método más cómodo es abrir una cuenta ahorro/monedero en tu banco y hacer un traspaso automático mensual de forma recurrente; de esa forma, antes de empezar las vacaciones ya tendrás la cantidad ahorrada que te va a permitir realizarlas sin gastos imprevistos.
  2. Reserva anticipada
    El mundo online nos proporciona una alta oferta de precios. Además, si tienes la posibilidad de tener las fechas de tus vacaciones confirmadas al inicio del año, vas a poder ahorrar mucho dinero, obtendrás mejores precios en tu billete de avión, tren… Cuanto antes lo reserves, ¡mucho mejor! Y lo mismo ocurrirá con el hotel, incluso te recomendamos que reserves en ese restaurante que has estado siguiendo por Instagram, mediante aplicaciones que ofrecen descuentos muy interesantes, incluso de hasta el 50%. Es importante que revises en tus reservas los gastos de cancelación, por si fuera necesario.

  3. Aprovecha el desayuno
    Todos sabemos que el desayuno es la comida más importante del día y es necesaria para grandes caminatas. Haz uso del desayuno si está incluido en tus noches de hotel y prepárate y come como un rey, aprovecha y llévate una fruta para comer media mañana en caso de que tengas hambre antes de que llegue el almuerzo.
  4. Planifica los lugares
    Si te encanta hacer una presentación de tu próximo viaje y compartirla con el resto de gente con la que vas a ir, estás de suerte porque esta es otra manera de ahorrar dinero. Si haces un listado de los sitios que quieres visitar, tienes la opción de entrar en su sitio web y hacer la reserva. Ahí podrás encontrar promociones, incluso si sois varias personas podréis beneficiaros de descuentos por grupo. Además, teniendo el ticket comprado puede que hasta evites largas colas para adquirirlo.
  5. Cambio de divisas
    A pesar de que la cotización de las monedas no se puede controlar, antes de cambiar dinero realiza la consulta con tu banco de confianza unas semanas previas a tu viaje para informarte de si es mejor esperar días previos a tu salida. En muchos casos, la recomendación será hacerlo en el aeropuerto, pues las casas de cambio tratan de ofrecer el mejor cambio. Algo importante, en el caso que durante tu viaje quieras realizar tus compras con tarjeta de crédito, es que cambies una cantidad aunque sea poca por si surge cualquier imprevisto (ticket de tren, propina, etc.).
  6. Uso moderado de tarjetas
    Como comentábamos, cuando estás de vacaciones, lo último en lo que quieres pensar es en lo que te estás gastando, pero casi siempre tenemos algún exceso… Intenta aplicar las recomendaciones que te hemos dado hasta el momento e intenta evitar al máximo el uso de las tarjetas de crédito si no está planificado dentro de tus prioridades. En el momento será una compra impulsiva, pero después te llegará una suma importante de gastos.
  7. Ruta en carretera
    Si tu opción vacacional es coger el coche y recorrer algunos pueblos de tu alrededor, utiliza el GPS, que siempre te recomienda la mejor ruta para que evites realizar kilómetros innecesarios y, por tanto, ahorrar en gasolina. Visitar destinos cerca de casa es una opción muy recomendable; a menudo olvidamos los maravillosos lugares que tenemos cerca de nuestra ciudad y que podemos visitar sin coger un avión.
  8. Evita restaurantes turísticos
    Planifica bien tu tiempo y, cuando vayas a visitar algún lugar determinado, si está en una zona turística, evita las horas punta para comer o cenar: normalmente los restaurantes de estas zonas suelen ser de escasa calidad y de alto coste. Es preferible caminar 4 pasos y buscar alternativas de lugares que suelan frecuentar los locales de allí, preguntar en la recepción de tu hotel, al taxista y, por supuesto, mirar las opciones que encontrarás en los buscadores de internet.
  9. Contrata free tours
    Busca en los centros de las grandes ciudades o pregunta a aquel amigo que viaje mucho que seguro que los ha utilizado. Son guías turísticos que te hacen un recorrido por la ciudad explicándote un montón de cosas muy interesantes sin una tarifa concreta. Si te gusta, es optativo el dejarle una propina.
  10. Financia tus vacaciones
    Si ha sido un año difícil y algunos de los consejos que hemos mencionado no los has podido realizar, como el haber hecho una previsión anticipada, no renuncies a unos merecidos días de descanso, encuentra tu agencia de viajes más cercana y financia ese viaje que tanta ilusión te hace; también puedes hacer la consulta en tu banco y ampliar tu tarjeta de crédito para poder hacer frente a los gastos o pedir un pequeño préstamo que irás pagando cómodamente mes a mes. 

El verano ya está aquí. Aprovecha estas recomendaciones y empieza a soñar despierto. Y recuerda, de la cantidad que te hayas fijado para tu disfrute, divídela entre los días de vacaciones y no gastes más de lo previsto. 

 

Equip Editorial
  1. alicia Coiduras Charles says:
  2. Xavier Esteve says:

Deja una respuesta