Extraordinaria: la red feminista que inspira

La red de emprendimiento femenino Extraordinaria se ha convertido en un espacio de cooperación y crecimiento donde convergen miles de mujeres que optan por liderar su propia vida.

 

Una de cada cuatro pequeñas empresas es creada y dirigida por mujeres. Sea por necesidad o por vocación, el porcentaje de emprendedoras crece cada año. Hablamos con Gemma Fillol, emprendedora y CEO de Extraordinaria, para conocer cómo se vive el emprendimiento femenino desde dentro.

Empecemos por el principio: ¿qué es Extraordinaria?

Somos una organización con talante divulgativo y asociativo. Creemos en un nuevo paradigma empresarial en el que las empresas están al servicio de las personas. Las empresas que estamos liderando y construyendo muchas mujeres no solo están fundamentadas en tener beneficio económico, sino también en la contribución. En la generación de riqueza de manera holística.

¿Cómo nace el proyecto?

El proyecto nace de mi necesidad personal de reunirme con otras mujeres con un camino similar. Es muy relevante que creemos espacios de conversación, de auténtica generosidad femenina, de compartir no solo en el ámbito profesional, sino también personal, de preguntarnos hacia dónde nos está llevando nuestro liderazgo.

¿Qué impacto ha tenido en las emprendedoras?

El crecimiento y el impacto de Extraordinaria ha sido brutal. Empezamos hace seis años con 30 personas y actualmente somos 700 miembros y 60.000 seguidoras; hemos aportado mucha visibilidad a la mujer emprendedora, estamos construyendo referentes y espacios de auténtica cooperación de acuerdo con valores femeninos. 

¿Qué significa liderar en femenino?

Para mí liderar es dar, guiar, coordinar, colaborar, comprometerte, ayudar, visualizar, contribuir, aportar… Precisamente las mujeres somos unas grandes donadoras: damos vida. Yo creo mucho en la ciclicidad y en la circularidad: todo nace, se reproduce, muere y vuelve a crecer.

¿Nos centramos demasiado en la diferenciación por género?

A veces no estoy muy segura de si tendríamos que denominar femenino a esta tipología de liderazgo porque, por un lado, no es inclusivo, pero, por otra, pienso que también tenemos que reivindicar la exclusividad, porque realmente vivimos en un mundo y en una sociedad que no es igualitaria. Se esfuerza, lo intenta, es tendenciosa. Y es profundamente desigual, no tenemos las mismas oportunidades.

¿Cómo es la líder Extraordinaria?

Muy optimista. La actitud curiosa y resiliente es inherente en la emprendedora, es carne de liderazgo. 

¿Emprendemos, y lideramos, desde la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es fundamental, pero también la transversalidad, el crecimiento sostenible y orgánico, la escucha activa, la humildad, la transparencia, la vulnerabilidad, la comunicación… Todo lo que se pone encima de la mesa con una voluntad contributiva. 

¿Por qué queremos emprender, qué nos puede aportar?

Aporta que podemos vivir de nuestros negocios y de nuestro talento, que debería ser como un derecho fundamental. Deberíamos poner el foco en cómo las mujeres no solo quieren crear negocios económicamente sostenibles, sino también humanos. Cuidar a las trabajadoras, generar un impacto social. Se están construyendo empresas desde otro lugar y esto es muy revolucionario.

¿Cómo se crean estos negocios conscientes?

Para los negocios conscientes, los que van más allá de generar dinero, a Extraordinaria definimos tres pilares: el primero es el eje del negocio, la base empresarial. Después, la parte de crecimiento personal y liderazgo; aquí también podríamos hablar de éxito, que al final es cumplir tus anhelos, tus sueños. Y, finalmente, la creación de red, de espacios donde compartir desde la generosidad, de decir “yo he caído aquí, y este es mi camino, no es el tuyo, pero yo te lo explico por si te puedo ayudar”.

Es muy relevante que desde las empresas consigamos comprender este nuevo paradigma en que, si todos construimos más allá de nosotros mismos y aportamos valor, las empresas conseguirán generar riqueza para las personas, y no a la inversa. 

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Management

Liderazgo femenino

5min lectura

Reinventamos el futuro

Economía

Dirigir con empatia

5min lectura

El liderazgo silencioso en las empresas

Management

Dirección de empresas

5min lectura

¿Cómo puede evolucionar un directivo?



Equip Editorial
  1. Laura León Amat says:

    Som diferents les dones, agradi o no, els gens ens han regalat una manera de fer de viure i sentir la vida… i n’hem de teeure profit, sense por, amb valentia. La web d’Extraordinaria podria estar en català també

  2. alicia Coiduras Charles says:

    M’agrada com defineix llideratge, aquest es el camí

    • David López says:

      A mi m’agrada especialment aquesta part Alicia:

      «Precisament les dones som unes grans donadores: donem vida. Jo crec molt en la ciclicitat i en la circularitat, tot neix, es reprodueix, mor i torna a créixer.»

      Molta raó.

      Hace 1 mes
  3. Laura Carlús says:

    Ja va siguent hora de que els homes visquin i expressin tot allò q també tenen de femení en ells mateixos i els ha estat castrat

  4. Jordi Ferré says:

    Ja va siguent hora de que es vegin més dones als caps de les empreses publiques i privades.

    • Aitor Canudas says:

      Totalment d’acord, ja va sent hora que la diferència disminueixi o desaparegui

      Hace 1 mes
  5. Vicente Amoretty Marquez says:

    Aplaudeixo aquesta iniciativa, el camí es fa caminant i la integració de la dona en tots els àmbits de la societat és imparable.

Deja una respuesta