¿Por qué los bancos no quieren nuestros depósitos?

Ahora mismo tener dinero en la cuenta corriente se ha convertido en un problema, un problema para los bancos y un problema para los clientes. El nivel de comisiones bancarias que se impone al dinero depositado en las cuentas corrientes es desmesurado. Nos están cobrando por tener el dinero depositado y la única manera de ahorrarnos esta comisión es invertir en alguno de sus productos financieros: un fondo de inversión, un producto para la jubilación… Esto está pasando en la mayoría de bancos de toda Europa. ¿Volveremos a guardar el dinero bajo las baldosas o el colchón?

 

Por qué los bancos cobran por los depósitos

La respuesta es porque los tipos de interés negativos están perjudicando la cuenta de resultados de los bancos. Por lo tanto, que los clientes depositen su dinero en el banco genera un coste y ningún beneficio. 

Supongamos que depositamos 10.000 € en nuestra cuenta corriente del banco. Este dinero, el banco lo tiene que guardar y tenerlo disponible para cuando queramos disponer de él. Si hay 100 personas que depositan 10.000 €, el banco tendrá en sus manos 1.000.000 €. Con esta cantidad de dinero el banco puede hacer dos cosas: o prestarlos o mantenerlos en efectivo. Prestarlos comporta un riesgo, y mantenerlos en efectivo comporta una serie de costes, ya sea por la necesidad de contar con un almacenamiento de alta seguridad o por la opción de hacer un depósito en el Banco Central Europeo.

¿Por qué los depósitos del BCE tienen un coste?

El depósito en el Banco Central Europeo tiene un coste de -0.50% por las entidades bancarias. Esto quiere decir, que para depositar el millón de euros del ejemplo, la entidad financiera tendría que pagar aproximadamente unos 5.000 € de coste.

El objetivo del Banco Central Europeo de mantener los intereses negativos es ayudar a las instituciones financieras a incrementar los préstamos a empresas y consumidores y, de este modo, reactivar la economía del consumo. Así mismo, el Banco Central Europeo ha optado por penalizar el ahorro con el objetivo de que el dinero se mueva, se invierta y se gaste. La idea es dinamizar la economía y paliar las escasas perspectivas macroeconómicas del continente.

Ahora bien, a causa de la incidencia de la COVID-19, los ahorros de las familias han aumentado y, por lo tanto, ha habido un aumento de la liquidez y el valor de los depósitos ha ido en aumento. Así pues, a causa de los intereses negativos, los bancos han tenido que pagar grandes cantidades de dinero para depositar toda esta liquidez al Banco Central Europeo. 

Debido a que los bancos obtienen rentabilidades negativas por la liquidez ya no quieren captar más dinero y han dejado de ofrecer depósitos a plazo fijo y remuneración en sus cuentas. Lejos de nuestro alcance queda el recuerdo financiero del año 2008, cuando el Euríbor estaba por encima del 5% y existían depósitos que te bonificaban con un 10% o un 11% TAE en un mes. U otros que daban un 7,5% TAE en tres meses, o depósitos al 5% o 6% a medio – largo plazo. Si algún día volvemos a tener depósitos de este tipo será porque el Euríbor habrá vuelto a subir.

¿Vuelven las baldosas o el colchón?

Ahora bien, la solución tampoco es guardar el dinero debajo del colchón o bajo las baldosas, puesto que la pérdida del valor del dinero, a causa de la inflación, también nos hace menguar el poder adquisitivo. Ahora mismo, la solución a todo este problema es una ecuación bastante complicada sobre qué quiero hacer con el dinero ahorrado y cuánto tiempo lo quiero tener parado. Estas y otras cuestiones nos pueden orientar sobre qué podemos hacer con nuestros ahorros. Pero eso ya es harina de otro costal.

 

¿Quieres ser el primero en recibir las últimas noticias sobre 11Onze? Clica aquí para suscribirte a nuestro canal de Telegram

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Finanzas

Financiación alternativa a los bancos

4min lectura

Cómo encontrarla

Economía

Las fintech

4min lectura

El futuro de la banca es ahora

Equip Editorial
  1. Laura León Amat says:

    Doncs doneu-nos més càpsules informatives del que es pot fer amb aquest 4 “duros”

    • Silvia Garriga Sole says:

      Mica en mica, anirem oferint contingut Laura. De tota manera, et recomano navegar per La Plaça, perquè hi ha alguns vídeos i articles que parlen d’inversió.

      Hace 1 día
  2. Laura Carlús says:
    • Silvia Garriga Sole says:

      No sembla que acabi de ser una bona opció tampoc, però t’ho fan plantejar. Gràcies pel comentari Laura.

      Hace 3 semanas
  3. alicia Coiduras Charles says:

    Dons si es difícil que fer amb els diners estalviats

Deja una respuesta