Cuatro básicos que nos ayudarán a gestionar nuestro dinero

¿Qué es el dinero y qué papel juega en nuestras vidas?

  • Ganancias: aquí empieza todo

Fijaos que no hemos dicho ingresos. Parece obvio, pero, para empezar a entender las premisas básicas de la administración de nuestro dinero, es primordial que nos lo hayamos ganado. Todos conocemos ejemplos de gente con dinero que no ha trabajado nunca o, cuando menos, no se lo ha ganado, y las dificultades que tienen para valorar las cosas materiales y el tiempo de los demás. Es mucho más probable que un adolescente que recibe una paga semanal por su esfuerzo en los estudios y por ayudar en las tareas de casa tenga más consciencia del valor del dinero que un adulto al que se le ha dado todo hecho.

Conseguir diversificar nuestras ganancias es una estrategia que nos puede blindar frente una posible recesión o un imprevisto como la pérdida de nuestra principal fuente de ingresos y que también es aplicable cuando más adelante hablemos de inversiones.

  • Ahorro: ahorra al menos un 10% de tus ingresos

A menudo se dice que el ahorro es la base principal del éxito financiero. Tener un dinero ahorrado es lo que nos da la capacidad de responder a situaciones imprevistas —ya sea incapacidad por enfermedad o cargos inesperados —empezar un negocio o volver a estudiar. Pero es importante no confundir el ahorro con la inversión: mientras el primero nos da tranquilidad incluso en momentos de crisis económica global, la inversión puede hacer que nuestros ahorros se multipliquen, pero también puede ser una fuente de malestar y la causa de que perdamos nuestra liquidez.

Un dilema que nos podemos encontrar es si liquidar nuestra deuda o ahorrar. Todo dependerá del tipo de interés que tenga esa deuda. En casos de intereses altos, como pueden ser los de las tarjetas de crédito, es generalmente preferible saldar estos déficits antes de plantearse el ahorro. Pero en casos en que el interés de la deuda sea bajo, como puede ser el caso de las hipotecas o incluso de los créditos personales, es razonable ahorrar mientras se liquida la deuda lentamente.

  • Crecimiento: lento, bajo riesgo; rápido, alto riesgo

Las cuentas de ahorro han sido la forma más tradicional de que creciera nuestro dinero, sobre todo para la gente más conservadora y poco aficionada al riesgo. Pero con los intereses relativamente bajos y una inflación que nos visita mucho más a menudo de lo que sería deseable, otras formas de inversión van ganando terreno, especialmente frente a una clientela cada día más erudita en temas financieros y con un poder adquisitivo relativamente superior a las generaciones que la preceden. Aquí la oferta de los productos de inversión es extensa y variada con diferentes niveles de riesgo, y cada uno debe ser consciente de sus conocimientos financieros y sobre todo de la cantidad de dinero que uno está dispuesto a arriesgar y perder, especialmente si la expectativa de crecimiento es elevada y a corto plazo. Hace falta tener en cuenta que un gestor de inversión puede ser una muy buena opción a la hora de escoger un producto financiero que mejore la rentabilidad de nuestros ahorros de una forma sustancial.

  • Gastos: necesidad vs deseo

Evidentemente, no ahorraremos todo lo que ganemos, pero tenemos que distinguir entre dos tipos de gastos claramente diferenciados:

  • Artículos y servicios de primera necesidad. En esta categoría entran los gastos en cosas básicas que necesitamos para vivir, como pueden ser la comida, el alojamiento, suministro eléctrico, agua, transporte público, entre otros.
  • Deseos y cuestiones más superfluas. Por eliminación, incluimos todo lo que no sea estrictamente necesario, como compras compulsivas, artículos de lujo, viajes de ocio, por poner algunos ejemplos.

El hecho de hacer esta distinción no implica que no podamos gastar dinero en cosas que deseamos pero que no necesariamente necesitamos. El deseo y las acciones que no tienen un fin meramente práctico son parte de la condición humana y esto es un hecho. Por tanto, también tenemos que permitirnos estos gastos siempre que se adhieran a un presupuesto preestablecido, bien sea este semanal o mensual.

Difícilmente seremos expertos en los cuatro pilares del dinero, pero entendiendo los conceptos de cada uno tenemos muchas más posibilidades de controlar nuestras finanzas para poder cubrir, no solo nuestras necesidades básicas, sino también disfrutar de las más prescindibles pero a menudo más necesarias.

Equip Editorial Equip Editorial
  1. alicia Coiduras Charlesalicia Coiduras Charles says:
    alicia

    Ben resumit i ben explicat,estalviar es fonamental i aquest consell me l’apunto

  2. Joan Santacruz CarlúsJoan Santacruz Carlús says:
  3. Ramon PuigRamon Puig says:
    Ramon

    Bona relació d’explicacions vers els dubtes que tot sovint ens venen de si ho estem fent be i correcta, sempre he pensat que ajuda molt a estar tranquil si trobes una persona que sàpiga explicar i demostrar que es el que convé en el moment de fer l’operació i després que hi hagi algú que vagi observant que tot funciona segons lo previst.

    • Silvia GranadoSilvia Granado says:
      Silvia

      Així és Ramon, tenir una persona que t’informi i que et doni tranquil·litat en aquest aspecte, és el millor! Gràcies pel teu comentari.

      Hace 4 meses
  4. Trinitat Sànchez RodriguezTrinitat Sànchez Rodriguez says:
    Trinitat

    Interessant article ens ajuda a prendre consciència dels nostres diners.

    • Silvia GarrigaSilvia Garriga Sole says:
      Silvia

      Gràcies pel teu comentari, si ens vas seguint a La Plaça i a les xarxes socials, de ben segur que trobaràs més continguts que t’agradaran.

      Hace 5 meses
  5. Joan ReigJoan Reig says:
    Joan

    Bon article que be a introduir el que seria el factor de risc financer personal. Quin risc estem disposats a acceptar podent dormir a les nits.

Deja una respuesta